Roba-agua hizo falsa denuncia ante Justicia

El congresista fujimorista Elard Melgar Valdez no solo es un gran aprovechador de tierras del Estado y del agua en Huacho, así como un hábil poseedor de poderes empresariales incompatibles con su condición parlamentaria, sino que entre los años 2005 y 2008 fue protagonista de un escándalo judicial, por desconocer un contrato firmado por él y su esposa.

| 03 setiembre 2012 12:09 AM | Política | 3.4k Lecturas
Roba agua hizo falsa denuncia ante Justicia
Entre los años 2005 y 2008, legislador fujimorista fue protagonista de un escándalo judicial, por desconocer un contrato firmado por él y su esposa.
3462

En febrero del año 2005, el empresario Melgar y su esposa Betty Judith Rivera Suárez suscribieron un contrato de trabajo por dos años con Juan Martín Calmet Bohme, para que éste se desempeñe como gerente de las empresas Inmelva S.A.C., Betty Rivera Suárez S.A. y Corporación Melgar S.A., de propiedad del ahora parlamentario fujimorista.

El contrato le ofrecía al flamante gerente un monto equivalente al “12% de la utilidad neta obtenida de cada ejercicio económico que refleje el balance de cierre de cada una de las empresas mencionadas”. Asimismo, el contrato le otorgaba a Calmet Bohme una retribución mensual de 2,200 dólares, después de los descuentos de ley.

Además, en una cláusula del contrato, denominada penal-compensatoria, el contratante Melgar Valdez se compromete a pagar una indemnización de 80 mil dólares a Calmet Bohme si éste es separado de su cargo ante de los dos años previstos por el contrato.

“(Melgar Valdez) se obliga a cancelar como penalidad compensatoria y en calidad indemnizatoria a favor del gerente de separarlo del cargo antes del término de la vigencia del presente contrato una suma 80 mil dólares americanos”, precisa el documento.



Este contrato buscaba evitar que Calmet Bohme se convirtiera en competidor de las empresas de Elard Melgar. Lo cierto es que a los pocos meses, el congresista fujimorista despidió al contratado y se negó a pagarle la indemnización de 80 mil dólares previstos en el contrato de trabajo.

Calmet Bohme recurrió a la justicia para reclamar su indemnización, pero fue contrademandado por Melgar Valdez. El parlamentario denunció penalmente a su exgerente de falsificar el contrato que estaba registrado notarialmente y de haberse apropiado de una letra de cambio en blanco por 80 mil dólares.

Sin embargo, los estudios grafo-técnicos iniciales de la Policía arrojaron que los firmantes del contrato sí eran Melgar Valdez y su esposa, y pusieron en un grave aprieto al empresario agropecuario.

Entonces ocurrió lo insólito: el expediente del caso que contenía el contrato y la letra de cambio originales se extravió, colocando el proceso judicial en una situación de absurdo.

Lo más increíble es que cuando se rehízo el expediente, Melgar Valdez presentó un nuevo peritaje de parte que negaba la autenticidad de las firmas en el contrato original, con el argumento de que sus peritos habían tenido a la vista los documentos que supuestamente estaban perdidos.

Este nuevo informe estuvo claramente orientado a confundir el proceso y poner en duda el peritaje inicial y sirvió finalmente para que los jueces salvaran a Melgar Valdez de la acusación por denuncia calumniosa, por la que hubiera ido a la cárcel.



TRANSACCIÓN

En setiembre del 2007 la Segunda Sala Especializada en lo penal para Procesos con Reos Libres, emitió la resolución N° 1799, ordenando que se abra instrucción contra Elard Melgar Valdez y Betty Rivera Suárez por el caso de la denuncia contra Juan Calmet Bohme.

Poco después el 40° Juzgado Penal los incluye en un nuevo proceso que conduce rápidamente a una transacción extrajudicial mediante la cual el excontratante y el excontratado se ponen de acuerdo para cumplir con la cláusula compensatoria.

Melgar Valdez le pagó a Calmet Bohme para zanjar el asunto, reconociendo en forma práctica que el contrato y la letra de cambio existían y que su resistencia a pagar valiéndose de temerarias maniobras judiciales no era sino un acto reflejo del poder que este caballero cree tener para ir más allá de sus obligaciones y de las leyes.

En esa oportunidad, el ahora congresista fujimorista no tuvo la misma suerte que en el juicio que le permitió quedarse con las tierras del Fundo El Ángel del Ministerio de Agricultura y el robo de agua a partir de una autorización que limitaba el volumen y el uso de la misma, en una zona donde este valioso recurso escasea. Elard Melgar Valdez nunca fue condenado por su denuncia calumniosa pero debió pagar lo que debía.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Loading...


En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD