Revocadores se hunden

La intensificación de la guerra sucia electoral contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, a escasas horas de la consulta popular de revocación, expresa la desesperación de los revocadores ante la inminencia de una consulta en la que saben que saldrán derrotados en las urnas, afirmó a LA PRIMERA, el analista político Alberto Adrianzén.

| 16 marzo 2013 12:03 AM | Política | 1.2k Lecturas
Revocadores se hunden
Gutiérrez, emblema triste de los revocadores.
Desesperados por encuestas que no se pueden publicar, desatan guerra sucia contra alcaldesa Villarán.
1211

“Ellos están más que desesperados porque van a perder y, en las últimas horas, se han dedicado a proferir una serie de mentiras, como lo han hecho desde un principio”, subrayó.

Adrianzén manifestó también que el incremento de dicha guerra sucia es una expresión de impotencia y de una profunda necesidad de desprestigiar al oponente e intentar influir en los electores.

Dijo que, por ejemplo, el último y fallido intento de involucrar a la burgomaestre con la agrupación filosenderista Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef) resulta, hasta cierto punto, burdo y risible “cuando ellos cuentan en sus filas con el general de brigada (r) Wilson Barrantes”.

Sin embargo, descartó que toda esta virulenta ofensiva desplegada contra la alcaldesa de Lima y su administración edil pueda surtir el efecto deseado por ellos entre la población, toda vez que la gran mayoría de ésta ya tiene una opinión definida sobre los actores de este proceso.

AL MARGEN DE LA LEY
“No. No creo que esta campaña de inmundicia tenga algún efecto. Creo que un gran porcentaje de los electores ya ha optado. Y la tendencia señala ahora que va a ganar el No”, puntualizó.

El jefe de proyectos del Instituto de Opinión Pública (IOP) de la Universidad Católica, Sandro Macassi, expresó que con estas acciones vedadas, los revocadores incumplen casi impunemente el Pacto Ético Electoral y se colocan prácticamente al margen de la ley.

Macassi explicó que la estrategia del Sí, al optar por el insulto y la calumnia expresa la extrema ideologización y polarización de la campaña revocadora para la cual “los argumentos no importan, sino avivar el fuego, aumentar el rencor y exacerbar las bajas pasiones”. “Esta es la principal estrategia del Sí; no es debatir ni plantear opciones”, enfatizó.

“Los revocadores han forjado estas alianzas oscuras que están por el Sí. Son personas que están viendo su oportunidad para sacar dividendos y no van a parar en su intento”, acotó.

Recordó que para los partidarios de la revocación funciona la cínica lógica de que el fin justifica los medios. “Y frente a eso, la gente vota por la emoción, por el sentimiento. Y, en las zonas menos favorecidas de Lima es más fácil ser influenciado por los discursos fervorosos y revanchistas”, apuntó.

VOLANTES DE LA MENTIRA
En un acto de total descontrol, por la precaria situación en la que se encuentran, los promotores de la revocatoria que enfrenta la alcaldesa de Lima Susana Villarán, han iniciado el reparto indiscriminado –a pocas horas de la consulta popular- de volantes que pretenden vincular a la burgomaestre con el Movadef, un grupo considerado de fachada senderista.

Las octavillas, con un fondo rojo intenso muestran el rostro del líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, -capturado en 1992 y condenado a cadena perpetua por terrorismo-, con el propósito de infundir miedo en los limeños.

Y en los textos, además de vincular a Villarán con el Movadef, pueden leerse las siguientes calumnias: “Terroristas apoyan el No”. “SENDERO confirma apoyo a VILLARAN”.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ni siquiera se ha pronunciado al respecto, por lo menos hasta le cierre de esta edición.

Paralelamente, el denominado colectivo 17M, que busca la revocación de la alcaldesa Villarán, difunde, con una inversión millonaria, desde febrero, un spot publicitario por el cual más que señalar los motivos por los cuales la burgomaestre debe ser revocada se dedica a insultarla calificándola reiteradamente de “incapaz”.

Asimismo, en las primeras semanas de la campaña electoral, cuadrillas de militantes de la revocación se repartieron por los distritos periféricos de la capital para inundar las paredes de las viviendas particulares y locales públicos y privados de pintas ofensivas contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

El costo de los materiales de pintura y la mano de obra fue financiada por el denominado Comité Revocador y, en varios casos, fueron auspiciados por los alcaldes distritales.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario