Referéndum para saber si el Perú quiere exporta gas

Congresista dice que el pueblo decida con su voto, simultáneamente a las elecciones de octubre. Diálogo puede darse el martes. Huelguistas ofrecen desmovilizar protesta si se instala mesa de alto nivel.

Por Diario La Primera | 08 ago 2010 |    
Referéndum para saber si el Perú quiere exporta gas
Monseñor Miguel Cabrejos sostuvo reunión con población de Quillabamba y escuchó sus propuestas.

Más datos

HABLA DE PACTO

El legislador de Unidad Nacional, Raúl Castro, dijo que se requiere un pacto de los partidos y fuerzas políticas democráticas para que las protestas se canalicen por los medios democráticos, y debe ser un pacto que se oponga a todo tipo de violencia y acciones que generen perturbación. “Debemos terminar esta costumbre casi cavernícola de tomar carreteras, edificios públicos, aeropuertos, y de empresas privadas. Necesitamos un nuevo compromiso del Poder Ejecutivo, en ayudar a estos nuevos representantes políticos que nuevamente se elegirán en octubre”, dijo.

El vocero del Partido Nacionalista, Daniel Abugattás, propuso ayer que la realización de un referéndum para preguntar al pueblo si está de acuerdo o no con la exportación del gas de Camisea, para zanjar una discusión que polariza posiciones entre el gobierno, que defiende a ultranza la venta que favorece sólo a las transnacionales del negocio, y quienes sostienen que antes de exportar hay que garantizar en el largo plazo la provisión del mercado interno y el desarrollo nacional.

Abugattás dijo que el referéndum es un ejercicio de democracia directa, mucho más importante que las “tonterías” que quiere consultar por la misma vía la mayoría aprista, como la bicameralidad o el voto voluntario.

En una polémica realizada en una radio local, el parlamentario aprista dijo que el Apra acepta el referéndum, pero que la pregunta plantee escoger entre un sistema que trae desarrollo, trabajo y lucha contra la pobreza y un sistema que trae atraso, desempleo y pobreza. Abugattás dijo que el gobierno haga la pregunta de la forma que quiera, que igual el pueblo va a rechazar el regalo del gas en un referéndum.

“Se consultará al pueblo y el mismo pueblo será el que decida”, señaló Abugattás, quien señaló que no habría ningún problema para poder hacer el referéndum junto con las elecciones municipales y regionales del 3 de octubre, pues se trataría de una pregunta más a la población que acude a las urnas.

Señaló, asimismo, que el gobierno y otros sectores políticos pretenden satanizar todo lo que sea administración pública de los recursos naturales, cuando en otros países las mayores empresas son estatales, y algunas de ellas se encuentran explotando recursos en el Perú. “Si el gobierno acepta esta propuesta y se incorpora de inmediato el referéndum en las elecciones es una boleta más que no va a alterar en nada el proceso y sabremos qué opina el Perú sobre el tema del gas”, declaró.

Diálogo
Mientras tanto, en La Convención, epicentro de la protesta contra la exportación de gas por una huelga indefinida iniciada hace 13 días, los dirigentes populares plantearon recibir al premier Javier Velásquez el martes 10 de agosto, y se comprometieron a replegar las movilizaciones que realizan y dar plenas garantías a la presencia del representante del Ejecutivo.

Esta propuesta fue alcanzada al mediador del conflicto, monseñor Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, quien arribó a la ciudad de Quillabamba, capital de La Convención, y sostuvo un encuentro con los representantes de la población organizada, quienes le entregaron la propuesta para que la lleve al Ejecutivo.

Mientras esperan la respuesta del Ejecutivo, los campesinos mantendrán la medida de paralización indefinida y movilizaciones para pedir que el gobierno corrija su política respecto al gas de Camisea.

La reunión se realizó en la Casa Retiro de la Iglesia Católica, en el distrito de Santa Ana, después de la llegada del religioso, alrededor de las 12 y 30 de la tarde, y en medio de fuerte resguardo policial y militar.

Nada de terroristas
Por lo menos 100 delegados del Comité Central de Lucha de Quillabamba se hallaban concentrados en el lugar para recibir a Cabrejos, quien llegó con el representante de la Defensoría del Pueblo en Cusco, Silvio Campana. Allí expusieron las razones de su protesta y rechazaron tener vínculos con grupos violentistas o terroristas como aseguró el jefe del gabinete en días pasados, con la finalidad de justificar su negativa de diálogo.

Inclusive el párroco de La Convención, sacerdote José Ramón, intervino para señalar que son falsas las afirmaciones hechas por el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez, sobre la presencia de terroristas en la paralización en La Convención.

Al finalizar el encuentro, el presidente de la Conferencia Episcopal destacó la voluntad de los manifestantes de flexibilizar sus posiciones y posibilitar el diálogo para el día martes y su demanda de que el gobierno también flexibilice las suyas.

Monseñor Cabrejos indicó que los dirigentes del Comité de Lucha habían propuesto que la instalación de la Mesa de Alto Nivel tenga lugar en el cuartel del Ejército Peruano en Quillabamba y habían formulado un conjunto de pedidos para dar inicio al diálogo.

Entre estos pedidos, mencionó la exigencia expresa de que el congresista aprista por el Cusco, Luis Wilson, no participe de las conversaciones, así como la destitución del jefe policial de Kiteni y del gobernador de Quillabamba, Óscar Rodríguez.

Esperan respuesta
Luego de esta mediación, la población de La Convención y de otras provincias del Cusco que igualmente se encuentran en huelga indefinida está a la espera de la respuesta de la Presidencia del Consejo de Ministros.

“Ahora todo depende del gobierno”, señaló Beltrán Serrano, presidente del Comité de Paro y dirigente de la Federación de Campesinos de La Convención.

Luego de destacar la participación de monseñor Cabrejos y la Defensoría del Pueblo, para iniciar al diálogo, sostuvo que la provincia de La Convención siempre ha estado dispuesta al diálogo pacífico, como ha ocurrido en otras oportunidades en esta región del Cusco.

No sabemos cuál es el temor del premier Velásquez, por qué no ha querido venir a Quillabamba. “Acá no le va a pasar nada”, señaló el dirigente del Comité Central de Lucha.

Demandas para iniciar diálogo
Son tres las demandas básicas de La Convención para dar inicio al diálogo con el gobierno: la modificación de la exportación del gas de Camisea para atender primero la demanda interna, la construcción de la Planta de Fraccionamiento en Kepashiato, y la intangibilidad de la Reserva de Megantoni que es amenazada por la construcción de un poliducto de la concesionaria TGP. La Convención cuenta con una Comisión Técnica que sustentará estas propuestas y que preside el ingeniero Lorenzo Puma.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.