Rechazan a García a pedradas en Puno

Con pifias, duras expresiones de repudio y hasta pedradas, pobladores de Puno rechazaron ayer la presencia del jefe del Estado, Alan García, quien hizo una visita relámpago a ­esa región del sur del país y se vio cara a cara con la oposición a la política económica neoliberal vigente.

Por Diario La Primera | 09 abr 2008 |    
Rechazan a García a pedradas en Puno
Alan García no esperaba tremenda acogida.
Presidente sale ileso y jefe del Pronaa resultó con heridas leves en ataque sorpresivo a comitiva presidencial.

Más datos

DATO

La pedrea se registró en la Plaza de Armas de Juliaca, cuando la comitiva presidencial pasaba por la ciudad, en el camino de retorno a Lima, desde el aeropuerto juliaqueño. Una versión dice que una veintena de manifestantes agredió a la delegación.

Según fuentes periodísticas de la ciudad de Juliaca, el automóvil en que viajaba el presidente García fue atacado a pedradas cuando se trasladaba a la Plaza de Armas de Juliaca, pero el Mandatario no resultó herido. Quien sí sufrió lesiones fue el jefe de zona del Programa Nacional de ­Asisten­cia Alimentaria (Pronaa-Puno), aunque no de consideración, y los proyectiles impactaron en los ocho automóviles de la delegación.

Durante los incidentes, la Policía arremetió contra los pobladores que protestaban contra el gobierno y detuvo a tres personas. Testigos de los hechos relataron a LA PRIMERA que, tras su llegada a Puno, en horas de la mañana, el Jefe del Estado acudió hasta el distrito de Taraco, en la provincia de Huancané, donde fue recibido con pifias y abucheos por pobladores del lugar, que le impidieron permanecer más de diez minutos en esta jurisdicción, la que ­abandonó rápidamente.

Luego, el presidente García Pérez llegó al distrito de Samán para entregar uno de los 1,638 cobertizos destinados a proteger al ganado del fenómeno de las heladas en las localidades altoandinas, y 16 mil títulos de propiedad en Puno. También allí sintió la reprobación de los pobladores, que lo pifiaron mientras pronunciaba su discurso.

Los manifestantes se negaban incluso a entonar el Himno Nacional, mientras la Policía trataba de someterlos y mantenerlos alejados de la comitiva presidencial, circunstancia en la que se registraron las tres detenciones.

Vilma Escalante
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.