Rebelde contra fallos judiciales

Muchos ciudadanos deben haberse sentido confundidos por la polémica desatada sobre las licencias de una empresa pesquera, en la que la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) cuestiona la autoridad de jueces al más alto nivel. El caso es una de las expresiones de la Ley de Cuotas Individuales de Pesca que rige en el Perú. Si no tienes licencias no eres nada en el llamado Mar de Grau.

| 14 mayo 2012 12:05 AM | Política | 2k Lecturas
Rebelde contra fallos judiciales
Pesca de irregularidades.
Sociedad Nacional de Pesquería cuestiona jueces al más alto nivel. La pesca es un de los sectores más corruptos.
2064

En un último comunicado público, la SNP vuelve a sorprender a todo el mundo irrogándose el papel de defensora del principio de “uso sostenible de los recursos naturales”, en nombre del cual pretende convertirse extemporáneamente en parte de un proceso judicial ya culminado, con resolución de la Corte Suprema, en la que se resuelve la propiedad y titularidad de bienes y licencias de pesca de la empresa Pesquera Mar a favor de sus propietarios originales.

Llama la atención que la SNP, que ha venido concentrando la mayor cantidad de empresas pesqueras y licencias, mientras la anchoveta y otras especies utilizadas para producir harina vienen desapareciendo del mar peruano, se pretenda erigir en encarnación del conservacionismo pesquero y de la vigilancia en el cumplimiento de la ley. Si vamos a ser sinceros, este papel no le corresponde, ya que su papel por mucho tiempo se ha limitado a representar al núcleo más influyente del sector y a su defensa corporativa.

Pero más absurdo aún es que del tema de la sostenibilidad del recurso, se pase a la polémica sobre quién se queda con las licencias de Pesquera Mar, como si la anulación del paso de derechos entre la familia Saavedra (dueña de Pesquera Mar) y Hope Traiding SAC (empresa del traficante de licencias Óscar Peña), tuviera algún impacto sobre el volumen final de pesca.

Las empresas de la SNP que construyeron su actual poder peleando en los tribunales para conseguir licencias muchas veces viciadas, sin que el gremio se molestara, pretenden ahora hacer retroceder un mandato supremo, y al hacerlo no pueden ocultar la intención de favorecer a sus socios principales como TASA que después de un tortuoso proceso terminó con las licencias de Pesquera Mar, refundidas dentro de su inmenso paquete de cuotas individuales que ahora maneja.

Entre el afán presuntamente favorable a la conservación de la depredada anchoveta y el de quedarse con las licencias que legalmente perdieron: ¿cuál creen que es la verdadera razón que lleva a que la SNP se lance con todo en este caso, desatando una batalla de opinión pública en paralelo a una ofensiva legal? Salta a la vista además que TASA y algunos amigos, pretenden que su propio interés es común a otros integrantes del gremio que no tienen ninguna relación con las licencias en disputa ni con los oscuros negocios de Oscar Peña.

LA SNP Y EL PRODUCE
El Ministerio de la Producción emitió el 22 de febrero del 2012 la Resolución Directoral No.106-2012-PRODUCE/DGEPP, acatando el mando del juez de devolver las autorizaciones y permisos de pesca de tres embarcaciones y la licencia de establecimiento industrial de Pesquera Mar.

Esta Resolución es la que saca de quicio a los mandamases de la Sociedad Nacional de Pesquería, que consideran que el ministerio debe resolver siempre acuerdo a sus intereses. La campaña que se ha iniciado en los diarios, dónde se habla de depredación y fraude pretende ante todo frenar la actuación de la autoridad administrativa que efectivamente está paralizada en su obligación de someterse a los órganos de justicia y de ejecutar sus propias decisiones. Una vez más estamos ante un test de quién manda en el mar peruano.


Raúl Wiener
Unidad de investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD