Quieren parar con balas la protesta

En el Perú se ha hecho evidente que el gobierno García ha pasado dos años dudando, con el dedo en el gatillo, sobre lo que debe hacer con una protesta social que siente que lo amenaza y a la que considera preludio de acontecimientos mayores programados por algún centro complotador.

Por Diario La Primera | 24 jul 2008 |    
Quieren parar con balas la protesta
Un presidente derechista ahora pretende frenar a tiros descontento popular, ¿y el diálogo?
Un policía debe disparar y después pensar (Alan García).

En febrero murieron cinco campesinos durante un paro agrario en el que el ministro del Interior quiso demostrar que ya había aprendido a despejar bloqueos de carreteras y se le pasó la mano. Pero luego el gobierno no quiso asumir su responsabilidad por las propias víctimas y el ministro Alva se burló varias veces del país haciendo increíbles demostraciones sobre cómo los manifestantes se mataron entre ellos, y cómo las balas disparadas desde atrás entraban por la frente de los acribillados.

De ahí vino Moquegua y, con el peso de la acusación aún pendiente por los muertos de febrero, los policías acudieron sin armas a un imposible desalojo de más de 20 mil personas que dominaban un puente. El general encargado midió la situación y trató de evitar el enfrentamiento, pero en Lima dieron orden de atacar mientras negociaba y el saldo fue de 60 policías capturados por la población y el gobierno sometido al fuego de la derecha que se preguntaba por qué no dispararon a matar para desalojar el puente. Y, como no podía ser de otra manera, el siguiente episodio costó la vida de un trabajador minero en Pataz. La Dinoes llegó a la zona y usó sus armas para demostrar que no todos tienen los reflejos del general Jordán. Y, por cierto, nadie ha sido responsabilizado de este nuevo crimen.

Lo dicho en el texto sirve para enfocar adónde va el DS 012-2008-DE/CFFAA sobre uso de la fuerza por parte de personal de las Fuerzas Armadas, que el gobierno trata de revestir con miel. Obviamente no se puede estar “regulando” el choque de los militares con manifestantes, cuando esa confrontación no es parte de sus atribuciones, con el cuento de la ayuda a la policía.

Raúl Wiener
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.