Que vuelva Zelaya

Sin importar las medidas represivas, miles de personas salieron a las calles de Tegucigalpa por sexto día consecutivo para expresar su repudio al golpe militar y demandar el retorno del legítimo presidente de Honduras, Manuel Zelaya; pese a un amenazante despliegue de fuerzas del Ejército.

Por Diario La Primera | 04 jul 2009 |    
Que vuelva Zelaya
Ayer quedó claro que el pueblo apoya al presidente derrocado.
Multitudes se vuelcan a las calles reclamando el retorno del presidente, pese a descomunal despliegue militar en Tegucigalpa.

Más datos

DETALLE

El presidente venezolano Hugo Chávez, socio de Zelaya en la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), anunció la suspensión del suministro de petróleo a Honduras. La decisión afectará de forma significativa a los golpistas que ya tuvieron un revés cuando el Banco Mundial y el BID congelaron recursos por 450 millones de dólares.

Una impresionante columna humana llegó hacia la sede de la Organización de Estados Americano (OEA), para recibir al secretario general del organismo, José Miguel Insulza, quien llegó a Honduras para hacer un último intento de reestablecer la institucionalidad democrática.

Los seguidores de Zelaya esgrimían consignas como: "Queremos a Mel, ya", "Gorilas retírense del poder" y "Bienvenido Insulza, gracias por restituir a Mel como presidente".

A la sede de la OEA también fue la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, quien llegó a Tegucigalpa para acompañar a las organizaciones defensoras de los derechos humanos, que denuncian el Estado de sitio y la represión. A pocas horas de que venza el ultimátum otorgado por la OEA a Roberto Micheletti para que deje el poder, el canciller del gobierno de facto, Enrique Ortez, señaló que no hay nada que negociar. "Si lo estima oportuno, podrá negociar con nosotros, pero nuestra soberanía no se negociará jamás... Insulza puede negociar todo lo que quiera, menos la situación de Zelaya", dijo.

El secretario general se reunió con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera, quien avaló a los golpistas. El vocero de la Corte, José Danilo Izaguirre, relató que Insulza “amenazó con suspender a Honduras de la OEA a partir del lunes”, a lo que Rivera respondió: “Hagan lo que quieran. La decisión está tomada. Nuestras leyes no se manosean, ni se regresan, ni se devuelven”.

En tanto, Zelaya alista su retorno al país y sólo esperaba el informe de Insulza acerca de los resultados de su visita. Su retorno es esperado por miles de sus simpatizantes, que desde diversos lugares del país van a Tegucigalpa para darle el recibimiento.

Portando pancartas con leyendas como "No al golpe, sí a la paz" y "queremos que regrese el legítimo presidente", los hondureños coreaban consignas como "¡el pueblo exige su derecho".

Pese a contar con el respaldo de los principales medios de comunicación, Micheletti hizo un dramático llamado a sus partidarios para que ellos comuniquen “a cualquier parte del mundo, a programas de radio y televisión, para decirle al mundo que aquí no hubo golpe de Estado".

Micheletti dijo el jueves no tener "ninguna objeción" en adelantar las elecciones generales de noviembre como una salida a la crisis que enfrenta Honduras.

“Con la resistencia pacífica vamos a derrotar a los golpistas”, afirmó Juan Barahona, presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores, durante la manifestación que algunos periodistas estimaron en más de 20 mil personas.

Un total de dos muertos, 37 heridos y 360 detenidos es el balance de la represión golpista, de acuerdo al informe del presidente del Comité de Defensa de los Derechos Humanos de Honduras, Andrés Pavón.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.