Qué tal currículo

José Antonio Chang Escobedo, el posible nuevo premier del presidente García, es dueño de un currículo impresionante; pero no por sus logros académicos o profesionales -de hecho se le acusa de haber falsificado una maestría en Educación-, sino más bien por exhibir una larga historia de manejo delictivo del poder y dudosas relaciones que lo vinculan inclusive con la mafia de Vladimiro Montesinos.

| 10 julio 2009 12:07 AM | Política | 1.6k Lecturas
Qué tal currículo
García-Chang, dos amigos que se las traen.
Denuncias de todo tipo cuestionan a Chang, posible premier.

Más datos

NEGOCIOS TURBIOS

La vinculación de Chang con personajes corruptos del fujimorismo se extendió también al ámbito comercial.
1695

Esta trayectoria irregular se inicia, según testimonio de condiscípulos de esa época, cuando Chang era un joven estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional Federico Villarreal, y disfrutaba de todos los beneficios de ser “hijito de papá” en el reino privado que había construido el ex senador y miembro de la cúpula aprista Eugenio Chang Cruz en ese centro de estudios, donde ejerció poder total y absoluto por largos años desde su cargo de decano de la Facultad de Educación.

No cuesta trabajo deducir entonces cómo ingresó a ese centro de estudios y, sobre todo, cómo egresó de esa universidad en 1983. No hay que olvidar que Eugenio Cruz era apodado el “Mago” por las soluciones habilidosas que daba a los problemas judiciales y partidarios de los miembros de la cúpula aprista.

San Martín
Su verdadera hoja de vida la escribe Chang cuando pone sus ojos en la Universidad Particular San Martín de Porres. En poco menos de una década logró hacerse del control total de la universidad, con un poder construido sobre la base, según denuncias, de falsificación de títulos, usurpación de cargos y amedrentamiento de estudiantes, por ejemplo, para obtener el control de la Asamblea Universitaria.

En 1985, a los pocos meses de haber obtenido su título profesional, es nombrado por Ricardo Nugent (después miembro del Tribunal Constitucional montesinista) director de la Escuela de Computación y Sistemas de la San Martín, para devolver un favor a su padre.

Chang asume violando la Ley Universitaria, que establecía para tal cargo la misma exigencia que para ser decano, es decir Maestría o Doctorado en la especialidad y 12 años de docencia en el centro de estudios. En el mismo año es incorporado a la categoría de Auxiliar (primer escalón de la carrera docente) sin haber ejercido la docencia por tres años como exigía la ley. Tal ilegalidad la arrastra en adelante, cuando la Escuela se convierte en Facultad y es nombrado decano. La culminación de su “ascenso académico” se la da el rector Carlos Vílchez Vera, quien lo convierte ilegalmente en profesor principal sin reunir los requisitos y sin haber dictado un día de clases.

Con una red de amigos apristas, todos de su promoción, colaboradores pagados, y con el control de la Asamblea Universitaria, Chang consigue ser nombrado rector de la Universidad San Martín en 1996, desafiando la Ley Universitaria. No tenía Maestría ni Doctorado y tampoco el grado más alto en su especialidad.

Así empieza su reinado y manejo personal de esta casa de estudios, haciendo y deshaciendo a su antojo y vinculándose cada vez más al entorno de Vladimiro Montesinos.

No es una casualidad que prominentes personajes vinculados al entonces asesor presidencial como Óscar López Meneses, José García Marcelo, Alipio Montes de Oca, Walter Hernández Canelo, Ricardo Nugent, entre otros, ejercieran como docentes en esa época; mientras que repartía maestrías, becas, doctorados Honoris Causa, a otros amigos del Doc. La ex fiscal de la Nación, Blanca Nélida Colán, recibió, por ejemplo, una maestría sin haber acudido a ninguna clase.

Loading...


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario