¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA POLICÍA EN CAJAMARCA?

Por: JoseLuis Quispe Changanaquí

| 05 noviembre 2014 10:11 PM | Política | 1.6k Lecturas
¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA POLICÍA EN CAJAMARCA? 1687

Cuando hablamos de la policía nacional del Perú; estamos hablando de una de las instituciones creadas para resguardar el orden interno del país, el libre ejercicio de los derechos fundamentales y el normal desarrollo de las actividades ciudadanas. Preceptos centrales que todo policía debe llevar por delante antes de cualquier acción y sobre todo, antes de cumplir cualquier disposición provenga desde donde provenga. Sin embargo, lo que acaeció el último jueves 30 de octubre en Cajamarca se desmarca de lo antes mencionado y únicamente profundiza el sentir de un pueblo que en los últimos años ha sido duramente golpeado por diversos conflictos sociales provocados por intereses privados (Minera Buenaventura – Proyecto Conga). Donde la misma policía cajamarquina ya nos ha demostrado su lamentable forma de actuar; Beligerante e impositiva.

De acuerdo a la sentencia de la magistrada Nancy Araujo Cachay, titular del segundo juzgado especializado en lo civil, quien ordenó, el desalojo de la propiedad en cuestión sin medir la repercusión que esta podría tener, hizo prevalecer su criterio, sin considerar que la vida de varios civiles estaba en juego. Más aun, cuando no existían las garantías necesarias para el procedimiento adecuado que termino con lo que ya hemos visto por los diferentes medios de comunicación: con la lamentable muerte de Fidel Flores Vásquez quien recibió un disparo a quema ropa desde una escopeta calibre 16 - cañón largo - que contiene cartuchos con perdigones, bolas pequeñas que disparadas a una distancia amplia generarían un daño menor, pero que, un disparo a muy corta distancia, ocasionaría graves consecuencias. Detalle que los miembros del orden deben tener bien en cuenta.

El policía que abrió fuego contra Fidel se encontraba a no más de 5 metros de distancia, mínimo espacio que fue fulminante para sentenciarlo a muerte, habiendo Fidel; momentos previos, hablado con el jefe policial al mando de la operación para entablar dialogo y llegar algún acuerdo. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano. Y no contentos con eso, los miembros policiales inmediatamente arremetieron contra los hijos de Fidel con una brutalidad policiaca que pintaba el ambiente de escalofriantes escenas, hoy condenadas a nivel nacional y repudiadas por todo Cajamarca. A todo esto, también se suma la denominada ley: ´´con licencia para matar´´ que por cierto fue rechazada por organismos nacionales e internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Ley que Ollanta Humala promulgó - 30151 - que exime de toda responsabilidad penal a los policías y militares que causen lesiones o la muerte a terceros en acción de servicio, norma que modifico el inciso 11 del artículo 20 del Código Penal que ya libraba de culpa a los miembros de las fuerzas del orden si cometían este tipo de hechos "en cumplimiento de su deber y en uso de sus armas en forma reglamentaria". Artículo que debería ser revisado por el parlamento y si me lo preguntan ¨DEROGADO¨, no olvidemos que bajo el presente artículo muchos han sabido deslindar responsabilidad en diversos casos, y apertura el accionar sin medir las consecuencias, pues nunca se dio una proporcionalidad entre los hechos y la respuesta policial.

Estos lamentables hechos han desencadenado una vez más la protesta social por el actuar de los hombres de verde. Con justa razón, hoy se pone en cuestión ¿Qué pasa con el cuerpo policial en Cajamarca?, ¿hace falta una reestructuración? Como lo ha manifestado el congresista Mesías Guevara que demandó a Daniel Urresti la inmediata reestructuración y renovación de la policía nacional en Cajamarca. O estamos hablando de ¿falta de educación y capacitación al interior de la institución? No se trata solo de destituir o aperturar investigación a los más altos mandos de la región, mucho menos, sortear la responsabilidad de quienes llevaron la dirección en la operación que trajo lamentables consecuencias, menos aún, mediatizar el tema en contra de la policía ¡los responsables que paguen por sus acciones!, de eso no hay duda. Pero algo que también debemos hacer; y con carácter de urgencia, es una revisión a todo lo que se viene impartiendo en educación y capacitación permanente que reciben los miembros del orden, sobre todo, en temas de Derechos Humanos y la disposición y utilización de armas de fuego, con la que muchas veces se ha reprimido al pueblo y en múltiples casos hasta el día de hoy no hay responsables. Por otro lado, es importante conocer ¿que se está trabajando temas emocionales y psicológicos? Aquí podríamos encontrar una segunda respuesta.

Ya se ha pronunciado el Presidente, y en mayoría, los más altos mandos de las diversas instituciones del país. Pero más allá de gritarlo solo por los medios de comunicación o medios escritos, espero que las palabras se cristalicen en la realidad y podamos avizorar en un futuro, no muy lejano, resultados concretos en Cajamarca. Por el bien de la policía en la región y por el bienestar de nuestros hermanos cajamarquinos. ¡Que la muerte de Fidel no quede impune!.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


Fuente: > cajamarca
Joseluis Quispe changanaquí

Joseluis Quispe changanaquí

0.623022079468