Pruebas acusan a militares

La representante del área legal de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), Lucy Chávez, rebatió ayer los argumentos del fallo del año pasado de la Sala Penal Nacional que exculpó a los integrantes de las Fuerzas Armadas implicados en la matanza de campesinos del caserío de Matero (1986) y destacó las pruebas que consideró más importantes que culpan a los militares acusados.

| 11 marzo 2009 12:03 AM | Política | 442 Lecturas

Más datos

DETALLES

El 25 de julio de 1986, miembros del Ejército Peruano, encabezados por el Teniente Marino Ambía, incursionaron en la comunidad de Matero cuando regresaban de la comunidad ayacuchana de Putica.

La Corte Suprema fallará, en 15 días, si procede o no la anulación de la sentencia de la Sala Penal Nacional.

442

“Este es un caso de desaparición forzada y sí tiene validez. Además, tenemos otros testimonios de policías y militares; como el del efectivo policial Valverde Lin, quien fue testigo de la detención de los campesinos”, dijo.

“Hay documentos de la DIN 34 (batallón del Ejército de Cangallo) que indican que Marino Nemesio Ambía Vivanco “Rubén” era instructor de tropa, por lo que tenía que estar ahí”, refirió.

Además, afirmó que Armando Bardales Angulo, el otro acusado, era el jefe de la base militar de Cangallo, donde los detenidos fueron torturados y desaparecidos, por lo que le correspondía garantizar la seguridad de las víctimas. “Bardales era el jefe y ordenaba patrullar a todos los anexos cercanos a Cangallo, incluyendo Matero”, dijo.

A su vez, la abogada Gloria Cano afirmó que la audiencia de ayer ante la Corte Suprema tuvo carácter irregular, pues la fiscalía superior no fue notificada al respecto y no asistió.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD