Proyecto de unión civil avanza en Congreso con reacciones adversas en la Iglesia

El congresista de la Concertación Parlamentaria, Carlos Bruce, espera optimista que el proyecto de ley de la unión civil pueda hacerse realidad. En diálogo con LA PRIMERA, comenta que a diario recibe más adhesiones de congresistas de distintas bancadas que están a favor del proyecto. Dice que por esta razón la Iglesia reacciona.

| 07 abril 2014 12:04 PM | Política | 1.5k Lecturas
Proyecto de unión civil avanza en Congreso con reacciones adversas en la Iglesia
Iglesia reacciona porque proyecto de unión civil avanza en Congreso
Legislador explica razones de la iniciativa y responde sobre el asunto de adopción de niños.
1541

—¿Qué falta para que llegue al pleno del Congreso el tan criticado proyecto de ley que establece la unión civil no matrimonial para personas del mismo sexo?

—Falta que el predictamen que ha elaborado la secretaría técnica de la Comisión de Justicia sea visto en el seno de la comisión y sea aprobado. Es un predictamen que apoya totalmente a nuestro proyecto de ley que, como ustedes saben, tiene un informe favorable del Ministerio de Justicia y además de la Defensoría del Pueblo.

—¿Qué opina sobre lo que dijo el cardenal Juan Luis Cipriani en el sentido que la expresión del pueblo en su mayoría establece verdades legales?

—Si eso fuera así, entonces por qué, por ejemplo, en la controversia que él tiene con la Pontificia Universidad Católica del Perú, no les consulta a los alumnos y hacemos que esa consulta sea vinculante. No es así. En materia de derechos humanos no es verdad que la opinión de la mayoría es la que manda. Si eso fuese así, no se hubiera eliminado la esclavitud y no se le hubiera dado el voto a la mujer en el Perú. Entonces, para evitar eso que se llama tiranía de las mayorías, todas las constituciones modernas tienen reglamentaciones en las cuales no se someten a referéndum cosas referidas a los derechos fundamentales de las personas.

—Cipriani ha dicho que el matrimonio es de un hombre con una mujer y que esos padres tienen la obligación de enseñar y transmitir la fe y los modales a sus hijos. ¿Acaso su proyecto habla de matrimonio?

—No es matrimonio, es unión civil. Pero, además, ese comentario da por sentado que los homosexuales no tienen moral ni valores. Yo rechazo eso completamente. El hecho que una persona sea homosexual no significa que no tenga moral o que no tenga valores. Esa es una visión muy particular de él. Los homosexuales no son ciudadanos de segunda categoría. Yo creo que todos los ciudadanos deberían tener los mismos derechos.

—En todo caso, ¿qué otros derechos se deberían de legalizar para el beneficio de las parejas del mismo sexo?

—Creo que por ahora el más importante es el que estamos pidiendo, que ellos sean considerados como familia si quieren formar un hogar con un proyecto de vida. Nosotros no estamos destruyendo la familia. Todo lo contrario, la estamos fortaleciendo. Estamos creando más familias, a diferencia de la Iglesia que no quiere que se creen más familias. Nosotros sí creemos que el hecho de vivir bajo un mismo techo, que haya amor y que quieran vivir bajo un proyecto de vida, eso es una familia. Una madre soltera con su hija también es una familia. No es necesario que haya un hombre y una mujer para que haya una familia. Entonces lo que nosotros queremos es fortalecer la familia y de ninguna manera destruirla.

—El legislador fujimorista Julio Rosas dice que nadie nace gay, que no existe el gen gay…

—Bueno, de lo que sí estoy seguro es que ya existe el gen de la estupidez. Afirmar una cosa así es una barbaridad. Está clarísimo que hay dos sexos. Eso nadie lo discute. Lo que pasa es que hay personas que sienten atracción por personas del mismo sexo. Esas personas son más o menos el 10% de nuestra población. No es ninguna desligación ni ninguna enfermedad. La Organización Mundial de la Salud, la Asociación Panamericana de la Salud y otras más coinciden en que eso no es una enfermedad y que es una expresión más de la sexualidad humana. Por lo tanto, no hay razón para discriminar a estas personas.

—¿Cómo va la aceptación del Parlamento a su propuesta?

—Creo que está avanzando mucho más de lo que otros pensaron que iba a avanzar. Por eso, se explica la reacción de la Iglesia católica. Ellos decían que el Ministerio de Justicia no lo iba a dejar pasar. Bueno, el Ministerio de Justicia ha opinado favorablemente. La Defensoría del Pueblo ha opinado favorablemente. La secretaría técnica de la Comisión de Justicia, que preside un social cristiano, ha opinado favorablemente. Entonces esta propuesta está avanzando y cada día yo recibo más adhesiones de congresistas de distintas bancadas que están a favor del proyecto, así que yo me siento optimista de que este proyecto pueda hacerse realidad.

HABLA EL LEGISLADOR

Una visión sobre las adopciones

—Sus detractores señalan que si se aprueba el proyecto de la ley de unión civil, luego saldrán más proyectos para beneficiar a las parejas del mismo sexo, como permitir la adopción de niños. ¿Es cierto?

—La adopción de hijos es algo que no está contemplado en nuestro proyecto de ley y no es algo que nosotros estemos buscando. Ahora, si es que hay más derechos que los demás tienen y ellos no, por supuesto que los apoyaremos. Pero en el caso de la adopción de niños no lo hemos hecho ni lo haremos hasta que haya certeza científica de que un niño puede crecer normalmente teniendo dos padres del mismo sexo y que eso esté demostrado. Actualmente hay opiniones encontradas. Hay gente que dice que no, que el niño necesita una figura materna y paterna. Hay otros que dicen que no, que basta con que tenga cariño y amor para que el chico pueda crecer. Hasta que eso no se resuelva nosotros protegemos al niño y por lo pronto no habrá adopción.

Roberto Contreras


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

1.23871898651