Provoca a Canchis

El presidente del Comité de Lucha de Canchis, Alejo Valdez Illapuma, consideró una provocación las declaraciones del presidente Alan García, quien dijo ayer que la huelga de la provincia de Canchis (Cusco) es parte del “levantamiento de los pueblos” que promueven sectores contrarios al progreso y la inversión.

| 27 junio 2009 12:06 AM | Política | 529 Lecturas
Provoca a Canchis
Cusqueños esperan pronunciamiento del gobierno.
Dirigentes acusan a García de empeorar la crisis.
529

Valdez indicó que Canchis ha dado una tregua de 72 horas, que concluye mañana, para que el gobierno se pronuncie sobre la demanda social de la anulación del proyecto agroenergético Salcca Pucará y las concesiones mineras.

La plataforma de reivindicaciones de la provincia fue enviada a Lima y los pobladores de Canchis esperan una respuesta del Ejecutivo.

El presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Canchis, Mario Tapia, a su vez, calificó de “calumnia” las palabras del mandatario. “Son argumentos utilizados por el gobierno cada vez que la población reclama sus derechos, es una calumnia, y por eso nosotros no tenemos por qué asustarnos”, apuntó.

García dijo no entender cómo la población de Canchis puede rechazar una inversión millonaria por unos 200 millones de soles y estimó que unos 50 mil activistas serían los que actúan en todo el país para generar caos y violencia.

Valdez negó tajantemente que detrás de las movilizaciones de su pueblo actúen grupos o gente extremista. “(Alan García) está provocando y podría con sus declaraciones perjudicar las conversaciones con el jefe del gabinete y así empeorar la situación”, puntualizó.

El dirigente criticó la concepción presidencial del progreso y dijo que el gobernante está equivocado, pues “cree que el desarrollo es sólo la inversión privada, cuando las grandes empresas, como las mineras, no pagan nada al Estado”.

Sobre el proyecto Salcca Pucará, Valdez explicó que la autorización a la empresa Ege Cusco “fue hecha a espaldas del pueblo, obviando el acuerdo 169 de la Organización Internacional del Trabajo que dispone la consulta previa a las comunidades campesinas para otorgar una autorización a los inversionistas”.

“Por bueno que el proyecto sea, se pasó por encima de las leyes y se entregó la autorización a espaldas del pueblo y sin tomar en cuenta el acuerdo 169 de la OIT”, apuntó.

Las concesiones mineras, agregó, “deben ser anuladas, ya que se trata de defender la supervivencia de las futuras generaciones; por tanto nuestros pedidos no son extremistas en ningún sentido”.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD