Protesta llegó hasta las lagunas

Cajamarca expresó rechazo total al proyecto Conga. Masiva manifestación reunida en la Plaza de Armas de la ciudad dijo NO a una nueva mina en la región. Población marchó en forma pacífica y respetando la propiedad privada y pública.

| 25 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 2.5k Lecturas
Protesta llegó hasta las lagunas
EN DEFENSA DEL AGUA
2527

Miles de pobladores se dieron cita desde las diez de la mañana de ayer en la Plaza de Armas de Cajamarca para expresar su repudio a la ejecución del proyecto minero Conga, de la cuestionada compañía Minera Yanacocha, que, según entienden las organizaciones sociales cajamarquinas, amenaza con destruir cuatro lagunas y decenas de humedales de la zona.

Aunque días antes la sensación de temor se dejó sentir en la población por el gran número de policías enviados ante la protesta, los manifestantes acudieron masivamente para realizar una movilización pacífica, con respeto a la propiedad privada, el mismo ánimo que se conservó a lo largo del día.

Al mediodía, en la plaza, dirigentes sociales y políticos expresaron su sentir frente a lo que consideran un atropello del gobierno y de la minera, que se apropia de sus fuentes de agua, sin importarle la suerte de pobladores y agricultores.

EN LAS LAGUNAS
Simultáneamente, miles de comuneros de las provincias de Hualgayoc, Celendín y del distrito La Encañada se trasladaron hasta la laguna El Perol, que sería afectada por el proyecto minero Conga.

Encabezados por el presidente regional, Gregorio Santos, los manifestantes se movilizaron a pie y a caballo, debido a la ausencia de vehículos. Allí se manifestaron contra el proyecto minero, y llamaron a paralizar las labores de forma indefinida.

Santos Guerrero aseguró que la paralización continuará hasta que el gobierno escuche sus demandas en defensa de las fuentes de agua, que cada vez son más escasas en la región. Dijo que, si no hay respuesta, las protestas continuarán.

En la zona se habría producido algunos incidentes. La empresa Yanacocha afirmó que manifestantes destruyeron y quemaron casetas de vigilancia de la zona aledaña a la laguna El Perol, cerca al proyecto minero de Yanacocha y dañaron un panel de la minera.

En la ciudad, Carmela Sifuentes, presidenta de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), llegó a la plaza para expresar el respaldo de la central a la lucha del pueblo cajamarquino. Y dijo esperar que se reanude el diálogo.

“El pueblo de Cajamarca merece respeto. Es hora que en el Perú se dé un cambio social, que haya respeto a los derechos sociales”, sostuvo.

El legislador nacionalista Luis Llatas indicó que la protesta cajamarquina es una expresión justa del sentir de la población. “Esta marcha es la demostración de que somos un pueblo pacífico y que lo que queremos es el diálogo, el desarrollo de nuestro pueblo, y el respeto al agua. El avance de Conga solo representa una amenaza a la vida. No queremos más minería que deprede nuestros recursos”, anotó.

Desde temprano, cientos de escolares y estudiantes universitarios, así como de los institutos tecnológicos se dieron cita en la Plaza de Armas, dejando las aulas, para expresar su defensa del derecho al agua.

TOTAL TRANQUILIDAD
Aunque el día arrancó con rumores sobre enfrentamientos en las zonas altas de Cajamarca, LA PRIMERA llegó hasta las instalaciones de la mina Yanacocha y comprobó que el tránsito era libre, mientras que grupos de campesinos y comuneros marchaban a Cajamarca para unirse a la protesta.

Cuando se cruzaban con algún taxi o transporte público, lo detenían para instarlos a respetar el paro, pero en todos los casos que vimos se respetó el derecho al libre tránsito.

En Huambocancha, a más de 40 minutos de viaje de la Plaza de Armas de Cajamarca, un grupo de comuneros de la localidad de Porcón tuvo un pequeño altercado con los policías, luego que estos les arrebataron una de sus banderolas.

Consultados, los agentes dijeron que actuaron creyendo que el grupo de comuneros pretendía bloquear la vía, pero luego del diálogo y de la intervención del Fiscal de Prevención del Delito de Cajamarca Jhony Díaz Sosa, los pobladores recuperaron su banderola y todo volvió a la tranquilidad.

Desde temprano, Cajamarca mantuvo un clima de notoria tranquilidad, la mayoría de los negocios abrió sus puertas y muchos de los propietarios confirmaron que cerrarían si los convocantes al paro les pedían que lo hicieran.

El transporte público sí se vio reducido y las pocas combis que circulaban iban abarrotadas de pasajeros.

El jefe de la Dinoes, general PNP Américo Villena, reconoció el carácter pacífico del paro y la ausencia de alteraciones del orden, pese a que medios de prensa cercanos a la minería y fuentes policiales decían tener informes sobre la inminente actuación de grupos violentistas.

Villena refirió que no hubo alteraciones y bloqueos, y que la jornada transcurrió en un ambiente de tranquilidad.


Omar Olivares /
Jhonel Rodríguez
Enviados especiales


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD