Privilegios y gollerías a reo Fujimori d eben acabar ya

Los privilegios y las gollerías a los sentenciados deben acabar definitivamente para todos los presos, sin excepción alguna, incluido el último condenado que las ostenta, el exdictador Alberto Fujimori, en su residencia unipersonal del penal policial de la Diroes, afirmaron a LA PRIMERA diversos sectores consultados sobre el particular.

| 03 abril 2012 12:04 AM | Política | 3.8k Lecturas
Privilegios y gollerías a reo Fujimori d eben acabar ya
Tiene todo un condominio construido especialmente para él que se ha convertido en su local político.
Diversos sectores señalan que régimen carcelario del exdictador debe ser modificado porque la ley debe ser igual para todos.
3815

El clamor se hizo más intenso tras la decisión gubernamental de trasladar a la Base Naval del Callao, a Antauro Humala, hermano del presidente de la República.

La abogada de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), Gloria Cano, señaló al respecto que Fujimori nunca debió gozar de ningún privilegio indebido, como los que actualmente disfruta en su cárcel dorada de la Diroes, con personal a su servicio y recepción de visitas a todas horas del día y noche, entre otras.

“No. A él no le corresponde nada, ni aún por haber sido mandatario. Él es ahora un prisionero más y, por lo tanto, no debe detentar las exageradas consideraciones que dispone”, subrayó.

De igual modo, Cano consideró que no debe existir ningún centro carcelario dentro de una instalación policial y militar, toda vez que –anotó- eso crea las condiciones para el mantenimiento de “situaciones especiales” a los recluidos en dichos recintos.

SIN JUSTIFICACIÓN
Por su parte, el abogado penalista Luis Lamas Puccio manifestó que no existe justificación alguna para que Fujimori permanezca en una prisión excepcional, como es el penal de la Diroes, administrado por el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

“Queda claro que, tras el traslado de Antauro Humala a la prisión de la Base Naval de Callao, nadie debe tener privilegios o ser objeto de ´excepciones´, en sus condiciones carcelarias”, enfatizó.

En ese sentido, Lamas Puccio refirió que la eventual modificación del actual régimen penitenciario privilegiado que detenta Fujimori deberá ser analizada y compartida por el Ministerio de Justicia y el Inpe.

“Aun cuando él haya sido presidente, tendrá que evaluarse su situación carcelaria y penitenciaria y tomarse una decisión sobre el particular, por lo que no habría razón ni justificación para que permanezca en el penal en el que se encuentra actualmente. Sobre todo, bajo las condiciones tan privilegiadas de las que disfruta”, remarcó.

IGUALDAD ANTE LA LEY
Tras reconocer que por el hecho de haber ejercido la jefatura del Estado, Fujimori no puede ser trasladado a una prisión común, por el grave riesgo a su seguridad que ello conllevaría, indicó que “queda claro que todos somos iguales ante la ley”.

A su turno, el analista político Carlos Reyna fue claro en referir que la justificada severidad con la que se ha procedido con Antauro Humala, debe ser aplicada en la misma proporción al condenado Alberto Fujimori, empezando por modificar y anular todas las normativas dispuestas por el anterior segundo gobierno de Alan García y que consagran dichas “gollerías”, más propias de un pachá oriental que de un preso.

“El señor Fujimori recibe visitas a cualquier hora del día, realiza proselitismo político en su ‘celda dorada’, y cumple otras actividades, más propias de un hombre en libertad que de un preso”, puntualizó.

Reyna recalcó que estos favoritismos son una verdadera burla al concepto mismo de sanción y reclusión, al margen de las consideraciones restringidas que pueda tener, en razón a su condición de expresidente o a su edad avanzada.

“Por tanto, el régimen carcelario del que ahora disfruta Fujimori, tiene que ser corregido y revisado de manera exhaustiva”, apuntó.

El ministro de Justicia, Juan Jiménez, descartó que el gobierno otorgue o haya otorgado “privilegios” a algún interno en especial, sean estos Antauro Humala o Alberto Fujimori, ante una pregunta de LA PRIMERA, por la mantención de condiciones carcelarias extraordinarias al sentenciado expresidente, en su prisión de la Diroes.

“Mire, nosotros no hemos otorgado ningún privilegio a ningún interno. Lo que hacemos en este momento (con el traslado de Antauro Humala a la Base Naval del Callao) es superar la falta de control respecto de las normas de tratamiento penitenciario”, anotó.

PRIVILEGIOS DE FUJIMORI
El centro penitenciario de la Diroes fue construido para albergar exclusivamente a Fujimori desde el año 2007, cuando fue extraditado de Chile para ser juzgado por delitos de lesa humanidad.

El exdictador dispone de un área de 405 metros cuadrados, con una “celda” de 190 metros de área construida para él solo, un amplio jardín y un séquito de personal de servicio, que incluye hasta jardineros y un profesor de arte. En un determinado momento dispuso de una enfermera personal, Gina Pacheco, posteriormente frustrada candidata al Congreso.

Además, Fujimori utilizó su prisión como “centro de campaña” en la pasada contienda eleccionaria nacional, al punto que cientos de personas entraron y salieron del recinto carcelario.

La prensa informó de camiones repletos de propaganda proselitista que salían de su cárcel dorada. De igual modo, diversos testimonios e informes de inteligencia acreditan que el reo Fujimori maneja su bancada legislativa en largas sesiones que sobrepasan el tiempo fijado por el propio reglamento del Inpe.

El exgobernante condenado por delito de lesa humanidad y corrupción se dio el lujo de celebrar su cumpleaños número 70, en el 2008, con el grupo musical uruguayo “Los Iracundos”.

La prensa ha revelado que en un solo día recibió 180 visitas y un parlamentario fujimorista hizo público que en agosto de 2011 la bancada naranja hizo una suculenta parrillada en la exclusiva prisión, para “darle apoyo anímico” al exdictador.

Desde su prisión dorada, Fujimori dirigió personalmente la campaña electoral de su hija Keiko Sofía, quien en una oportunidad declaró a la prensa que, de ser elegida presidenta del Perú, no le temblaría la mano para indultar a su padre.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD