Preparan farra fiscal

El parlamentario nacionalista Edgar Reymundo advirtió ayer que el gobierno aprista podría convertir los núcleos ejecutores en una gran farra fiscal porque no existen mecanismos de fiscalización bien delineados como debe ser en todas las obras donde está en juego el dinero de todos los peruanos.

Por Diario La Primera | 24 ago 2009 |    
Preparan farra fiscal
¿En campaña? Núcleos ejecutores de Arana moverán 3500 millones de soles, y sin mecanismos efectivos de fiscalización.
Premier Javier Velásquez Quesquén sorprende y afirma que núcleos ejecutores se autofiscalizarán y congresista Reymundo alerta por ausencia de mecanismos de control.

Más datos

DETALLES

- Según el decreto de urgencia Nº 085-2009, publicado el 9 de agosto, cualquier grupo de al menos 100 ciudadanos podrá conformar un núcleo ejecutor y, como tal, presentar un proyecto en beneficio de la comunidad al gobierno local, regional o a un ministerio. 

- La ministra de la Mujer, Nidia Vílchez, reiteró  que el gobierno central, las regiones y los municipios sólo han avanzado en un 26% en la ejecución de sus recursos. Es decir, no van a  poder gastar S/.16,000 millones. Por eso, el decreto habilita a que el 6% de ese presupuesto (S/.960 millones) financie los proyectos de los núcleos ejecutores. Para el próximo año la suma sería de 2500 millones de soles.

Y esto se confirma con las afirmaciones del premier Javier Velásquez Quesquén, cuando asegura que el pueblo debe ser el directo fiscalizador de las obras que se ejecuten en sus jurisdicciones para asegurar la debida transparencia y eficiencia, no ofreciendo ninguna garantía de manejos limpios; sobre todo cuando a la cabeza está el controvertido operador político aprista Carlos Arana, que ahora se encuentra de “gato del despensero”.

En este punto, algunos parlamentarios han advertido clientelismo político en los trabajos, pues los núcleos pueden ser direccionados y sus encargados elegidos “a dedo” por afinidad política, como parece estar sucediendo.

Ante ello el premier replicó que el registro de los núcleos ejecutores estarán a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), será público y evitará que se dupliquen las obras. Sin embargo, no dijo ni pío sobre la elección de sus miembros.

“Quién va a fiscalizar las obras en todo el país. Esta situación es peligrosa porque todo indica que los apristas dilapidarán el dinero a su antojo sin el temor de ser supervisados, ni fiscalizados y en plena campaña electoral”, subrayó Reymundo.

¿Quién está detrás?
El congresista Reymundo también reveló que, en Junín, el secretario general del Apra, Abdón Vílchez Melo, papá de la ministra de la Mujer, Nidia Vílchez, envió una directiva dirigida a más de 100 gobernadores para fijarles como último plazo el 30 del presente para que cumplan con enviar a su despacho la relación de obras que necesitan que el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) realice en esa zona.

“Esto demuestra que las obras se realizan de acuerdo al interés político de las autoridades apristas, situación que ha sido aceptada por varios de los gobernadores notificados por el dirigente aprista, padre de la ministra de la Mujer”, afirmó el congresista.

500 núcleos ejecutores
Por su parte, la ministra de la Mujer, Nidia Vílchez, sorprendió a propios y extraños al anunciar ayer que hasta el momento existen en el Perú 500 núcleos ejecutores de los cuales 100 están en Lima. Pero lo que sigue generando suspicacias y preocupación es cómo y cuándo los encargados de estos grupos fueron elegidos en asamblea general de los beneficiarios de los proyectos financiados con el dinero de todos los peruanos.

Al respecto, la ex ministra de la Mujer, Carmen Vildoso, ha señalado que preocupa que una persona (Carlos Arana) tenga demasiada discrecionalidad en el manejo de fondos de tanta magnitud (1000 millones de soles para proyectos de infraestructura social -para este año-), más aún cuando ni siquiera se ha nombrado a un viceministro de Desarrollo Social.

Arana jura que sí hay control
A su vez, el también presidente del Foncodes, Carlos Arana, afirmó que las obras que realiza no están orientadas a captar votos para el partido aprista porque focaliza su accionar en las zonas de extrema pobreza sin ningún distingo político.

“Por ejemplo, en el caso de Villa María del Triunfo hemos ubicado la zona de Ciudad Gocen y el asentamiento humano ‘Virgen de la Candelaria’ porque los pobladores viven en extrema pobreza. Mire la densa neblina, no permite ni ver el colegio que tenemos al frente. Qué política podemos hacer en este lugar donde la única política podría ser nuestras obras”, argumentó.

Afirmó que antes de los núcleos ejecutores no habían representantes de la municipalidad, pero ahora sí ya que ellos son los encargados de poner a los fiscales que vigilan el trabajo y las obras. Ellos, según él, aprueban los perfiles, así como los expedientes técnicos correspondientes.

Sobre los fondos para financiar las obras dijo que ya cuentan con 100 millones que les otorgó el decreto de urgencia 064 en el mes de julio y con eso trabajan.

Asimismo, insistió de que los miembros de los núcleos son elegidos en la asamblea general y que es ésta la que contrata ingenieros, supervisores y residentes de la obra, pero no explicó en qué momento eligieron a los 500 núcleos que anunciaron están listos, y evitó explicar en qué consiste la fiscalización del pueblo anunciada por Alan García y reiterada por el premier Velásquez Quesquén.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.