¿Política o farándula?, García y Lourdes desesperados por votos

Millet Figueroa y Mario Hart, estrellas cotizadas de la llamada televisión basura, quedaron descartados de la lista parlamentaria de Alianza Popular, cuyo candidato presidencial, Alan García, está cada vez peor en las encuestas.

| 19 enero 2016 11:01 AM | Política | 4k Lecturas
¿Política o farándula?, García y Lourdes desesperados por votos
¿Política o farándula?, García y Lourdes desesperados por votos
4013

El entusiasmo de García y Lourdes ante la posibilidad de ver a Hart en su lista parlamentaria se fue apagando por las duras críticas de los electores en todos los medios y el descontento de la propia Juventud Aprista. En cuanto a Millet, no podía ser candidata porque apenas tiene 23 años de edad, dos menos que la edad mínima exigida.

Fue el legislador aprista Javier Velásquez, quien confirmó que Hart no será candidato y que solo estaba en evaluación.

El secretario nacional de Juventudes del Partido Aprista, Luis Cabrera, declaró antes de la confirmación de Velásquez sobre el caso de Hart: “Nos sorprende la invitación. En el partido tenemos muchos cuadros bastante preparados y jóvenes. Aún no sabemos cuáles serían los criterios que está utilizando el Comité Ejecutivo para brindar la invitación”.

NO SON LOS ÚNICOS

García y Lourdes no son los únicos que farandulizan estas elecciones en las que abundan cerca de 20 candidatos cuya gran mayoría propone casi lo mismo.

El analista Nicolás Lynch dijo que los candidatos apelan a las estrellas de la llamada televisión basura, a cantantes, a deportistas, porque la política ha abandonado estas elecciones.

No se hace política porque la mayoría de los candidatos está de acuerdo que el proyecto neoliberal debe continuar y no hay discusión en eso; por esta razón no hay propuestas novedosas ni planteamientos políticos interesantes que se puedan debatir. No se hace política, se hace farándula o cualquier cosa. La política ha abandonado las elecciones y eso es un fenómeno que está en todo el espectro político”, indicó.

DESESPERADOS

El historiador Nelson Manrique, serio observador de la política, resaltó que la desesperación empujó al matrimonio electoral García-Lourdes a pensar en vano en gente de la farándula para mejorar en las encuestas.

Dijo estar seguro que García no subirá en las encuestas por más que apele a los estrellas más prominentes de la llamada televisión basura, por el hecho de que el elector se ha dado cuenta que García no es confiable por las graves denuncias de corrupción en su contra y por haber liberado narcotraficantes sentenciados.

Los ciudadanos no le creen. García lleva el gran peso de la corrupción encima y genera una gran desconfianza por haber liberado narcotraficantes. Lourdes, quien debía ayudarlo, tampoco genera confianza por haber defendido a Cataño”, manifestó.

Unos días antes, Mario Hart dijo que está en sus proyectos postular al Congreso y que nunca había leído un libro y García manifestó ayer que es posible que lea otros libros.

AVERGÜENZAN

En entrevista con RPP, antes de que Velásquez descarte que Hart no va, García dijo: “Es una buena posibilidad. Es un joven que expresa otra forma de juventud”.

Sobre Millet, manifestó: “La admiró por su capacidad de expresión y me parece muy inteligente y madura para su edad”. Luego se quedó callado, sin ideas ni palabras, cuando uno de los entrevistadores de RPP le recordó que ella solo tiene 23 años de edad y que no puede ser candidata, algo que él mismo había anotado la semana pasada.

La joven izquierdista Rosario Grados, candidata al Congreso del Frente Amplio, dijo que es una vergüenza que políticos tradicionales como García y Lourdes, en vez de plantear propuestas importes a favor del país, recurran a la farándula para buscar votos.

Me da vergüenza ajena en realidad. Sin embargo, tengo fe de que las cosas pueden cambiar. El Perú cambiará cuando los nuevos políticos tengan la oportunidad de ejercer cargos públicos”, dijo Rosario Grados.

ADEMÁS

El politólogo Steve Levitsky dijo a este diario: “Parece que hay un consenso en la clase política, muy desprestigiada, que invitar a famosos ayuda a atraer votos. No es la primera vez, tenemos a Cecilia Tait y otras voleibolistas, gente de la tele como el Angelito en el fujimorismo, etc. ¿Funciona? Quizás un poco. Pero al mismo tiempo mina aún más la credibilidad del Congreso, y termina haciendo aún más daño a la clase política. Ahora, sí creo que Alan y Lourdes están desesperados, por lo visto”.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital