Podredumbre en Editora Perú

Gerente general de la empresa estatal en manos del Ministerio Público, pese a lo cual se aferra al cargo. Cuestionado funcionario tendrá que responder por un rosario de acusaciones.

| 14 agosto 2011 12:08 AM | Política | 4.3k Lecturas
Podredumbre en Editora Perú
César Inga Ballón está enquistado desde hace ocho años.

Más datos

TÍTULO DUDOSO

César Inga Ballón respondió con evasivas y explicaciones sin fundamento al interrogatorio de la Comisión de Fiscalización del Congreso sobre las irregularidades denunciadas, pero no pudo precisar cuál es su profesión. La investigación parlamentaria estableció que el título de Inga Ballón no figura en los archivos de la empresa, en los que solo hay una resolución de la Universidad San Martín de Porres que indica que le otorgó título de abogado en enero de 1975.
4331

La Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios a cargo de Juan Manuel Fernández Castillo reinició hace unos días los interrogatorios a los directivos de la empresa estatal Editora Perú, que agrupa a la Agencia Andina y al diario oficial El Peruano, implicados en una compra sobrevaluada de papel en perjuicio del Estado que significó un desbalance de 3’466,000.00 soles del presupuesto asignado a esta empresa.

Entre los implicados está el cuestionado gerente general de Editora Perú, César Inga Ballón, sindicado como el principal responsable en la irregular adquisición de papel en el año 2008, pese a lo cual se aferra al cargo sin dejar el mismo para ser investigado, como sería lo ético.

Según informaron fuentes del Ministerio Público, Inga Ballón acudiría a declarar la próxima semana sobre los hechos que se le imputan y que constituyen un grave delito de corrupción, los mismos que motivaron, además, una investigación a nivel del Congreso y de la Contraloría General de la República.

COMISIÓN DEL CONGRESO
En diálogo con LA PRIMERA, Pedro Santos, excongresista que integró la Comisión de Fiscalización del Parlamento, sostuvo que pudo constatarse que el referido directivo incurrió en actos de corrupción, pero que el informe en su contra terminó encarpetado.

Según fuentes confiables, el exsecretario de Palacio de Gobierno Luis Nava habría intercedido a favor de Inga para que salga bien librado de la investigación que realizó la citada comisión por la compra irregular de papel, así como de la acusación por presunto ejercicio ilegal de la profesión.

La investigación de la Primera Fiscalía alcanza al gerente de Logística Dante Meicken Llerena y a los directores Ana Patricia Arévalo Majluf, Pablo Truel Uribe y Roberto Ángeles Lazo, quienes, de acuerdo a fuentes de Editora Perú, son personal de extrema confianza del controvertido gerente general.

Como parte de la investigación, el pasado 19 de abril el comandante de la Policía Nacional Percy Guizado, a pedido del fiscal encargado del caso, tomó la declaración de la directora Nilda Rojas, secretaria nacional de Gestión Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros, al exgerente Legal Javier Ramos, al exgerente de Planeamiento Martín Navarro Loayza, y al exgerente de Administración Eduardo Polleri.

Tras la renuncia de la comunicadora María del Pilar Tello a la Presidencia del Directorio, esos funcionarios fueron despedidos por Inga Ballón, en represalia porque elevaron informes solicitados por Tello, que le permitieron a ésta confirmar la participación directa del gerente general en la irregular adquisición de papel.

La investigación fue abierta tras la denuncia que presentó Tello el 30 de setiembre del 2010, ante la entonces Fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, en un documento que desapareció misteriosamente y reapareció en febrero último y recién se le pudo dar trámite.

NEGOCIADOS
En el informe Nº 003-U0000-EP-2010 emitido por la Gerencia de Control Institucional a cargo de Manuel Farfán, quien, según pudo conocer este matutino, tuvo que ser presionado por Tello para que realice de forma cabal la labor que le corresponde como representante de la Contraloría en Editora Perú, quedó establecido que hubo una exoneración de licitación para la cuestionada compra de papel, que alegó un desabastecimiento inminente.

Ese “desabastecimiento inminente” nunca existió, pues se comprobó que existía stock suficiente para siete meses y además había una entrega pendiente para dos meses más, de la cual jamás se informó al directorio.

El mismo documento deja constancia que hasta seis veces se concedieron al proveedor Sparrow S.A. prórrogas para la entrega del papel, lo que desmiente el supuesto carácter de urgencia de la citada compra.

También se establece que hubo irregularidades en la entrega y el contenido de las cartas fianza entregadas por Sparrow S.A. a favor de Editora Perú como garantía de cumplimiento.

Asimismo, se demostró que en la compra de papel por Adjudicación de Menor Cuantía, la primera entrega se efectuó el 30 de diciembre del 2008, cuando el precio de papel era más alto, sin disponibilidad presupuestal para dicho gasto, y sin ninguna urgencia para recibirlo. Sin embargo, quince días después el precio del papel bajó.

Es decir, en 2008 cuando los precios subieron considerablemente, Editora Perú optó extrañamente por las modalidades de compra complementaria, exoneración y menor cuantía, lo cual provocó un exceso en la ejecución presupuestal de 2008 que motivó reclamos de explicaciones en el Congreso. Inga, además, se negó a acatar una disposición de Fonafe del 13 de diciembre del 2007, para elaborar un programa destinado a la compra de papel como herramienta de gestión.

Impunidad
Ante los informes de control interno, la entonces presidenta de directorio, María del Pilar Tello, solicitó que la Contraloría realice un examen especial sobre las compras de papel periódico en bobinas, con incidencia en las compras del 2008, por compra complementaria, exoneración y adjudicación de menor cuantía, así como sobre los elementos del stock y sobre stock del material, a fin de deslindar responsabilidades.

Como consecuencia del informe se solicitó el retiro de la confianza a Inga como gerente general, lo que fue impedido por los directores Pablo Truel (cuya hija es la jefa de recursos humanos), Roberto Angeles, exjefe de Inrena, y Patricia Arévalo, directora del Fondo Editorial de la Universidad Católica, quien no debería estar en el cargo debido a incompatibilidad de funciones, toda vez que Editora Perú también es una empresa dedicada al rubro de edición.

Así y por segunda vez Inga Ballón salvaba el puesto, pues -según pudo conocer LA PRIMERA- cuando Tello asumió la presidencia de Editora Perú quiso reemplazarlo, pero se lo impidieron las buenas relaciones del personaje con las altas esferas del poder.

Inga Ballón ejerce el cargo de gerente general desde hace ocho años y no sale de vacaciones desde el 2004. En círculos fujimoristas dicen que estaba seguro del triunfo de Keiko Fujimori y se jactaba de vínculos con el jefe de campaña de Fuerza 2011, Jaime Yoshiyama.


Vilma Escalante
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD