Poderío energético

La noticia petrolera más importante del mes de abril, opacada ciertamente por los fracasos de Kepashiato, es sin duda el anuncio de la financiación del proyecto de Modernización de la Refinería de Talara por 1,711 millones de dólares, lo que elevará la capacidad de procesamiento diaria de 65 mil a 95 mil barriles de petróleo (46%) y bajar sustancialmente los niveles de azufre en la producción.

| 07 mayo 2012 12:05 AM | Política | 2.5k Lecturas
Poderío energético
Mayor producción nacional para Refinería de Talara
2522

Este va a ser un paso fundamental en el mejoramiento de la oferta energética en el Perú, luego de muchos años de postergaciones y maniobras de distintos gobiernos que apuntaban a forzar la privatización de la principal planta de Petroperú. A su vez, en una línea que evoca lo sucedido en la Argentina, la empresa española actualmente propietaria de la Refinería La Pampilla, la más grande del país (100 mil barriles diarios), se ha negado a invertir en su propia modernización.

Ahora Talara podría estar casi igualando a La Pampilla, con un mejor producto, pero el punto que se plantea de inmediato es el del incremento de la producción petrolera nacional que actualmente está por debajo de los 70 mil barriles para una demanda superior a los 200 mil barriles que debe ser cubierta con importaciones. Más aún de acuerdo al artículo 39 de la Ley 26221, Ley Orgánica de Hidrocarburos, expresión del peor neoliberalismo, la producción de los lotes nacionales, es de “libre disponibilidad”, del concesionario que puede venderlo a cualquiera de las refinerías o si es su gusto exportarlo.

En camino a la modernización de Talara, se torna fundamental presionar para un aumento de la inversión en exploración y explotación y establecer una nueva forma de compromiso que haga posible que la refinería en la que se va a hacer una gran inversión resulte abastecida por la mayor producción nacional posible, lo que afianzará la soberanía energética del país. Ya que intentar la modificación del artículo 39 con la mayoría parlamentaria existente (se requiere mayoría calificada) es casi imposible, los nuevos contratos pueden alternativamente disponer que el íntegro de la producción de los lotes en los que participe como socio Petroperú entreguen su producción a la Refinería de Talara.

Esto lleva otra vez al tema de los lotes que están próximos a vencer en la costa norte y en la selva, que abren la oportunidad extraordinaria de reincorporar a Petroperú como socio estratégico en la exploración y explotación, reanimar la inversión en estos campos sobre una seguridad jurídica a 20 o treinta años, y generar contratos de abastecimiento con la Refinería que será modernizada y potenciada.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario