PNP indica que delincuentes están tras ataques en Áncash

La revelación brindada el día de ayer por el ministro del Interior, Octavio Salazar, respecto al señalamiento de móviles de delincuencia común como la principal causa de los recientes atentados homicidas sufridos por autoridades regionales, ha dejado en evidencia el aprovechamiento político que el Partido Aprista buscó al acusar homicidios políticos en Áncash.

Por Diario La Primera | 23 jul 2010 |    
PNP indica que delincuentes están tras ataques en Áncash
(1) Salazar e Hidalgo aseguran que están tras los delincuentes. (2) Fernandez, Díaz Delgado y Noriega prentenden pescar a río revuelto.
Importantes capturas realizadas por la Policía permiten desentrañar hechos de violencia. Aprovechamiento político electoral del Apra queda en evidencia.

Más datos

DETALLE

El ministro del Interior, Octavio Salazar, pidió no politizar ciertos hechos de violencia. Dijo esperar que en una coyuntura electoral como la que se vive en el país, los candidatos a los diferentes cargos de elección popular sabrán estar a la altura de las circunstancias.

Las acusaciones realizadas directamente contra el presidente regional en licencia César Álvarez, como responsable de los hechos de sangre, quedan luego de importantes capturas realizadas por la Policía sin sustento.

Aprovechamiento político
Julio Díaz Delgado, Josué Noriega Ravello y Valentín Fernández Bazán, candidatos al gobierno regional, alcaldía provincial del Santa y distrital de Nuevo Chimbote, respectivamente, e incluso el gobernador de Chimbote, cuya labor fundamental pretende ser la de garantizar la seguridad y orden público, lanzaron sus acusaciones destinadas a incrementar la sensación de inestabilidad ya latente en la región desde la muerte del ex presidente encargado, José Luis Sánchez Milla y del atentando al concejal Nolasco.

Valentín Fernández, por ejemplo, fue temerario y reiteró ante todos los medios locales sus acusaciones: “Pido la detención del señor César Álvarez, porque él es el,…sería el autor intelectual del atentado contra Nolasco Campos”, coro repetido por Julio Díaz y Josué Noriega al decir: “así como dicen Valentín (Fernández), Julio Díaz y Esteban Cacha, aquí hay un autor intelectual”.

El fin era reafirmar la acusación lanzada por Valentín Fernández, y que fue ampliamente repetida para fortalecer una idea que este escenario beneficiaba sólo a los apristas.

Por otro lado, quedó en evidencia algo más grave, el vínculo y accionar político conjunto entre apristas y algunos de los consejeros opositores al gobierno regional. El último miércoles, al salir de la diócesis de Chimbote, Fernández manifestó: “Nos hemos reunido personalmente con los consejeros de oposición, y cuando se designa a Nolasco para que sea él, con voto en mayoría, el candidato a ocupar el gobierno regional, al día siguiente curiosamente es baleado”, sostuvo el alcalde sureño, confesando así su extraña participación en una reunión en la que se decidió al candidato para tentar la encargatura de la presidencia regional. Siendo Fernández un personaje ampliamente referido como protegido directo del presidente Alan García y del ex ministro del Interior Agustín Mantilla ¿existe acaso injerencia directa del gobierno central para desestabilizar y capturar la región más rica?

Hablan ministro Salazar y director de la Policía
No hay indicios de atentados políticos, “se trata de delitos comunes”, es la conclusión a la que llegaron las máximas autoridades policiales encabezadas por el ministro del Interior, Octavio Salazar Miranda, durante la presentación de sus informes respecto a los recientes hechos de violencia ocurridos con autoridades regionales.

Desde las 10 de la mañana de ayer el ministro del Interior, Octavio Salazar, acompañado del director de la Policía, general Miguel Hidalgo, el jefe de la III Región Policial de La Libertad, Eduardo Arteta Izarnótegui, entre otros, dieron cuenta de los avances de sus conclusiones.

La exposición se inició con un resumen efectuado por el ministro Salazar donde descartó cualquier atentado de índole político y se reafirmó en calificar ambos hechos como delitos comunes contra la vida.

En el caso del atentado contra Ezequiel Nolasco, el general Miguel Hidalgo señaló que los avances de los trabajos de investigación realizados por un equipo especial de inteligencia policial en la misma ciudad de Chimbote dan cuenta de un accionar producto de una disputa entre facciones opositoras de Construcción Civil por un tema de cupos de trabajo e incluso se tiene identificado a uno de los cuatro autores, además que ya se dio con los vehículos usados para cometer el atentado del último martes.

“El hecho fue cometido por cuatro sujetos y ya se tiene identificado a uno de ellos, además se ha detenido los vehículos usados para el delito... El origen sería una pugna de ambos gremios (de Construcción Civil) por cupos de trabajos en obras. De todos modos esperamos tomar la declaración del señor Nolasco para dirigir otra línea de investigación dada las acusaciones que formula contra el ex presidente regional”, informó el máximo jefe policial.

Respecto al caso del asesinato del presidente encargado, José Luis Sánchez Milla, las autoridades del Interior indicaron que se trató de un asalto con asesinato, y que las investigaciones han permitido la detención de Jonatan Víctor Celada Carmona, quien sería uno de los responsables del homicidio. Este sujeto fue detenido portando el chip del celular de la fallecida autoridad y su captura permitirá la pronta identificación y detención de los demás responsables.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.