Pluspetrol incumple y el gobierno lo permite

Si, como dice la máxima, papelito manda, entonces el gobierno de Alan García tuvo en sus manos el instrumento para que Pluspetrol y el Consorcio Camisea abastezcan el mercado local del gas licuado de petróleo (el de los balones), a un precio por lo menos “no mayor al de exportación”.

Por Diario La Primera | 31 jul 2010 |    
Pluspetrol incumple y el gobierno lo permite
Empresa transnacional argentina se comprometió hace cuatro años a abaratar costos del balón de gas.

Eso fue lo que el gerente de la empresa argentina Norberto Benito señaló en una carta del 5 de septiembre de 2006, cuando en el país el investigador Humberto Campodónico y otros especialistas en el tema de hidrocarburos habían denunciado que este valioso recurso obtenido de los pozos de Camisea bajo el genérico concepto de “líquidos asociados”, estaba siendo vendido al exterior más barato de lo que llegaba a los hogares peruanos.

La carta reitera “nuestro compromiso de respetar el acta suscrita con la Comisión de Proinversión del Congreso Nacional”, lo que reafirma su carácter de acuerdo político en respuesta a un contexto de cuestionamiento a su política de precios. Está dirigida al entonces ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia Romero, y en su segundo párrafo subraya: “asimismo, comunico a usted, nuestra decisión de no reajustar los precios del gas natural para uso eléctrico por el presente año...”, que advierte que cada una de las determinaciones deviene de una voluntad de no chocar con el gobierno y no de impulsos del mercado.

Si se observa el cuadro denominado “Análisis de los precios de exportación interno versus externo de GLP” que presentamos adjunto, se puede comprobar que en junio de 2009, y a pesar del compromiso de mantener un precio interno “no mayor al de exportación, Pluspetrol vende el GLP en el extranjero al “precio de exportación” de 455 dólares la tonelada; en diciembre de ese mismo año lo hace a 654 dólares tonelada, y en mayo de 2010 a 556.

En esos mismos meses el precio lista Callao (mercado interno, distribución en Lima) siguió la siguiente evolución: junio 2009, 544 dólares por tonelada, con una diferencia en contra del mercado nacional de 89 dólares por tonelada; diciembre del 2009, precio interno 711 dólares por tonelada, con una diferencia de 57 dólares entre mercado interno y externo; mayo de 2010, precio interno 717 dólares, con una diferencia de 161 dólares entre mercado interno y externo.

El cuadro que corresponde a doce meses, muestra que en todo momento el precio de exportación es menor que el precio lista Callao (mercado interno) y que en promedio la diferencia por tonelada alcanza 91.75 dólares. El promedio para los cinco primeros meses del presente año llega a 105.2 dólares por tonelada, lo que representa casi un 20% sobre el precio internacional.

¿Por qué se cobra así? Porque el mercado peruano está tomado como un “factor de ajuste” sobre las fluctuaciones del exterior y porque aquí el gobierno es infinitamente débil para obligar a un trato por lo menos equitativo en materia de precios de venta. Es obvio que el GLP que Pluspetrol recibió doblemente gratis: ya estaba descubierto por la Shell y no está contemplado (como si no existiera) en el contrato, que se refiere a gas natural, debería ser más barato que lo que se vende afuera.

Pero no es asÑ Y todavía nuestro rollizo gobernante quiere contarnos la historia de sus renegociaciones. Si hasta cuando renegocia y saca un acuerdo, se incumple impunemente.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.