Pizango culpa a García

El líder nativo responsabiliza al gobierno de su exilio y de los lamentables hechos de sangre del 5 de junio en Bagua. “No es que me considere perseguido político: soy un perseguido político por el gobierno”, afirma.

| 11 agosto 2009 12:08 AM | Política | 793 Lecturas
Pizango culpa a García
“Me llaman violentista, maximalista, para limpiar sus manos ensangrentadas”, dice Pizango.

Más datos

DETALLE

-¿Qué le diría al presidente de la República sobre su caso?
-Que escuche a sus conciudadanos, que promueva políticas de desarrollo armónico con propuestas de los pueblos y para los pueblos; que se ponga al lado de los más desprotegidos; que respete y cumpla el convenio 169 que estipula claramente que los gobiernos deben respetar la decisión de los pueblos, el derecho que tienen los pueblos a ser consultados y si los pueblos dicen sí, que se respete el sí, y si los pueblos dicen no, que se respete también ese no.
793

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), Alberto Pizango, respondió fuerte y claro a nuestras preguntas. “Voy a hacer un gran sacrificio en dar respuestas a las preguntas de LA PRIMERA en honor a la verdad y no quiero que esto sea utilizado con fines políticos, o tergiversaciones; sólo quiero que sea en el marco del legítimo respeto de los derechos humanos”, dice Pizango en alusión a las críticas del gobierno, que lo ha acusado de violar las normas del asilo.

-¿Cuáles son las razones por las que se considera un perseguido político? El gobierno dice que usted elude su responsabilidad jurídica y debe ponerse a derecho.
-Pizango es el presidente de Aidesep y lo único que hace es defender el derecho de los 65 pueblos indígenas de la Amazonía porque estos pueblos tienen derecho de la propiedad ancestral sobre los territorios que lo habitan desde tiempos inmemoriales, incluso, antes de la creación de los estados nacionales. Los hechos del 5 de junio en Bagua son un claro ejemplo de persecución política ya que el gobierno es el único culpable de estos hechos lamentables.

-¿Qué balance hace de aquel 5 de junio?
-Cincuenta y cinco días de movilización pacífica de los pueblos que reclamaban la derogación de los decretos legislativos emitidos por el gobierno violando la Constitución del Perú y el Convenio 169 de la OIT. Ahora entiendo claramente que con el hambre del poder no importa a quién matar. Eso es lo que el gobierno ha demostrado mandando matar a mis hermanos indígenas y policías. Luego, ante la presión nacional e internacional, deroga los decretos 1090, 1064. Entonces al líder Pizango lo llaman violentista, maximalista, para limpiar sus manos ensangrentadas. El gobierno ordena, a través de sus procuradores, mi detención arbitraria, acusándome de delitos que no he cometido. No es que me considere un perseguido político; soy un perseguido político por el gobierno.

-¿Sus hermanos coinciden con su afán de retornar al país?
-SÑ Mis hermanos y los pueblos del Perú no solamente coinciden, también lo piden, con toda las fuerzas de sus corazones.

-¿Cree que el presidente García tiene algo que ver en la judicialización de su caso, que lo ha obligado a asilarse?
-Claro está que el gobierno de Alan García ha iniciado una campaña de satanización del movimiento indígena para callar las legítimas aspiraciones de los pueblos a su libre determinación y al buen vivir y sus propuestas de defensa de la vida y del planeta Tierra, con principios muy profundos de solidaridad, reciprocidad e interdependencia como base del desarrollo armónico, que son la base de dignidad humana.

-¿Quiénes son los responsables de que se haya formado una dirigencia paralela a Aidesep?
-Aquí el responsable directo es el gobierno, que ha utilizado el Instituto Nacional de Desarrollo de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuano (Indepa) como instrumento para pretender desaparecer a Aidesep. Utiliza a hermanos indígenas que no tienen conciencia y que se comportan como “felipillos” y traicionan los grandes lineamientos y la cosmovisión de los pueblos indígenas.

-¿Usted conoce al nuevo “presidente” de Aidesep, Alexander Teest?
-Claro que sÑ Ha sido presidente de la Organización de Pueblos Indígenas Amazónicos del Norte Peruano y cumplido su período no fue capaz de realizar su asamblea para renovar la junta directiva, razón por la cual las federaciones tuvieron que autoconvocarse y renovaron la junta directiva en asamblea de la cual ha salido elegido el hermano Cervando Puerta y, cumpliendo el reglamento estatutario de la Organización regional, a Teest no le quedó otro camino de traicionar a los pueblos, poniéndose del lado del gobierno y ahora se presta al juego sucio de éste para avasallar los derechos de los pueblos indígenas. Esta actitud es y será repudiada por los pueblos.


Tremendas barbaridades

-¿Qué opina usted sobre la actuación del ministro de Justicia, Aurelio Pastor, ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD-ONU) que sesionó hace poco en Ginebra?
-Quiero expresar mi más profunda preocupación por la clase de representante que ha enviado el gobierno. Digo esto por las barbaridades que Pastor dijo en Ginebra (Suiza), frente a expertos en temas de derechos humanos; un ministro lanzando infamias, evadiendo las preguntas que le formularon. Tanto es así que el funcionario que conducía la reunión quien le dijo en sus palabras finales: “Lo felicito, señor ministro, por su comisión de alto nivel, pero hubiéramos querido escuchar respuestas a nuestras inquietudes y esperaremos a que nos las haga llegar por escrito”.

-Pastor culpó a fuerzas extranjeras, a las ONG y a la Iglesia de las muertes en Bagua.
-En esto quiero ser enfático. Pastor insistió en poner al gobierno en papel de víctima de la masacre de Bagua, por lo cual reitero que aquí el único culpable es el gobierno por no respetar el derecho de los ciudadanos. Lejos de escuchar y dar solución, lo único que hizo fue insultar, discriminar, sembrar violencia. Así que los peruanos ya no vamos a caer en esos discursos demagógicos. Lo que sí hay que preguntarse es ¿quién es el verdadero conspirador internacional? ¿Quién promueve el terrorismo poniéndose detrás de la democracia? De acuerdo a estas interrogantes quiero decir que los seres humanos del Perú y del mundo queremos paz, queremos justicia y no terrorismo ni injusticia.

Lina Godoy
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD