él pidió mi salida y él decide los indultos

Tras confirmar que su renuncia a la Secretaría de la Comisión de Derechos Humanos se debió a presiones del presidente Alan García por sus declaraciones sobre el caso de Baruch Ivcher, Luis Salgado rechazó ayer las acusaciones de su reemplazante, Facundo Chinguel, quien le imputó haber incurrido en un manejo irregular de los indultos.

| 27 marzo 2008 12:03 AM | Política | 582 Lecturas
él pidió mi salida y él decide los indultos
Luis Salgado habla sobre su trabajo y sus responsabilidades.
Luis Salgado ratifica denuncia sobre Alan García y aclara a Miguel Chinguel.

Más datos

DATO

Sobre las presiones de García, Salgado se excusó de ahondar en el tema, pues “él es aprista y yo también. La verdad no deseo interpretar las frases del Presidente en torno a mi salida. Ya todos las conocen y que cada quien saque sus propias conclusiones”, subrayó.
582

Chinguel acusó a Salgado de retrasar los trámites de indultos de inocentes condenados por terrorismo y apuntó que por su irresponsabilidad muchos de éstos fueron archivados, lo que motivó su salida del Ministerio de Justicia.

Luis Salgado dijo que los insultos de Chinguel son un acto de total mala fe. Dejó entrever que el Presidente de la República finalmente decide a quién otorgarle el indulto, a veces sin tomar en cuenta lo que la Comisión Evaluadora de los casos sugiere.

“Yo no voy a ponerme al nivel de (Facundo) Chinguel. Seguramente ha hecho esas declaraciones por desconocimiento o absoluta mala fe. Estoy con la conciencia tranquila. Mi despacho no tenía nada que ver en el tema de los indultos o nombramientos de los comisionados. Éstos eran vistos por el despacho ministerial y Palacio de Gobierno”, subrayó.

Precisó que “lo único que yo hacía cuando los expedientes de indulto pasaban por el despacho de la Secretaría Ejecutiva, era ponerlos en conocimiento de la Secretaría Especial de Gracias Presidenciales”.

Respecto a los expedientes archivados –según Chinguel, por su irresponsabilidad–, Salgado aclaró que en su debida oportunidad el viceministro de Justicia, Erasmo Reina, ofició a la fiscal Kristel Junchay para informarle que no se podían enviar los expedientes de tramitación de indultos de inocentes condenados por terrorismo, porque los legajos habían sido desordenados por personal de limpieza y estaban así desde el gobierno anterior.

Marco Cáceres
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD