Pide justicia para mujeres afrentadas

Las esterilizaciones forzadas, perpetradas en perjuicio de miles de madres peruanas durante la dictadura de Alberto Fujimori, y cuya investigación ha sido reabierta por el Ministerio Público, no pueden quedar impunes, advirtió el presidente Ollanta Humala.

| 26 noviembre 2012 12:11 AM | Política | 1.5k Lecturas
Pide justicia para mujeres afrentadas
Fue enfático en señalar que el caso debe seguir su curso en busca de justicia.
Presidente Ollanta Humala dice que el caso de las esterilizaciones forzadas durante dictadura, no puede quedar impune.
1554

“Y si hay que hacer investigaciones sobre el caso de las esterilizaciones forzadas, tiene que hacerse en el marco de la justicia, porque no podemos dejar impunes ese tipo de violencia contra la mujer”, subrayó.

En ese contexto, Humala enfatizó que esta práctica ilegal fue una de las formas más salvajes de violencia ejercidas contra la mujer que los peruanos no podemos permitir. “No se puede imponer, no se puede transgredir la voluntad de una mujer a tener familia. Peor aún, con otro tipo de pretextos o situaciones políticas. Eso es lo que hemos señalado”, remarcó.

Consultado sobre la apertura de una investigación preliminar a cargo de la Fiscalía de la Nación, dijo que el Perú es un país que se rige por un Estado de derecho. “Respetamos el derecho internacional”, anotó.

El jefe de Estado refirió que este tema es importante para el país, dada la situación violencia que se está viviendo no solamente en el Perú sino en Latinoamérica. “Y si tenemos que generar un Día de no la violencia contra la mujer, es porque, efectivamente, tenemos este fenómeno y problema como sociedad”, apuntó.

“Además, creemos que, en hoy día, la violencia y la discriminación van de la mano. Si empezamos a discriminar a la mujer, en la educación, en la cultura, en el trabajo y, en general, en todas las actividades de una sociedad, estamos generando el germen de la violencia (indiscriminada) porque estamos colocando a la mujer en un papel subalterno y doméstico. No lo podemos permitir”, enfatizó.

Recordó, igualmente, que en muchos países, la inclusión social, económica, política, laboral de la mujer, eleva la economía de un país. “Y eso es lo que tenemos que hacer”, recomendó.

APOYO DE MEDIOS A LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
Al participar de la ceremonia conmemorativa por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Humala exhortó a los medios de comunicación a apoyar en este objetivo, evitando la difusión de actos y programas televisivos que afecten la dignidad de éstas.

“No podemos nosotros estar magnificando o resaltando permanentemente la violencia, propia de una sociedad, porque esa violencia la estamos introduciendo a las casas de los niños y niñas que están viendo ese tipo de actos y creen que ya es normal esas acciones. No (lo) podemos aceptar”, puntualizó.

Por otro lado, el jefe de Estado fue firme en expresar que “no podemos aceptar los falsos valores, como creer que es tema cómico que el marido agrede o le falte el respeto a su mujer, con la familia en medio. Y eso nos cause motivo de risa”.

“Podemos hacer humor, pero hagamos humor respetando a la mujer. Hagamos humor generando valores. Eso es lo que también tenemos que resaltar y pedir a los medios de comunicación, a la televisión... que tenemos la responsabilidad de trabajar por la generación y conservación de los valores de nuestra sociedad”, remarcó.

SEÑALA MINISTRA DE LA MUJER
Aquí no hay persecución política
La ministra de la Mujer, Ana Jara, descartó que todo tipo de persecución política contra los exfuncionarios implicados en la reapertura de la investigación por las esterilizaciones forzadas perpetradas por el régimen fujimorista, y que afectó la salud de miles de madres peruanas. “Acá lo que existe es una administración de justicia con total libertad y sin injerencia alguna de cualquier poder político del Estado”, puntualizó.

Sin embargo, Jara ratificó que independientemente de los funcionarios o gobiernos de turno, “los que hayan violentado la voluntad de las mujeres en su derecho a procrear, tienen que ser sancionados”.

“Somos respetuosos del equilibrio de poderes. El Ministerio Público ha determinado reabrir este proceso obedeciendo a una disposición de carácter internacional, donde el Perú es un Estado parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Y nosotros respetamos esa decisión”, anotó.

En ese sentido, refirió que el país aspira a un debido proceso y a que se ejerza el derecho a la defensa. “Pero, en el caso específico de esas mujeres que, hasta el día de hoy, reclaman justicia, nosotros aspiramos como sociedad a que la puedan alcanzar”, enfatizó.

Al ser consultada por LA PRIMERA sobre el ataque del congresista Aguinaga a las organizaciones defensoras de los derechos humanos en un intento por salvar su responsabilidad en la perpetración de las esterilizaciones forzadas, Jara evitó responder directamente y dijo esperar que el Poder Judicial haga su trabajo de administrar justicia escuchando a las partes comprometidas.



AGUINAGA: HAY UN PEQUEÑO GRUPETE DE MERCADERES
Se descontrola y arremete contra activistas de derechos humanos
El exministro de Salud y actual congresista fujimorista, Alejandro Aguinaga, arremetió contra las organizaciones defensoras de los derechos humanos, descalificándolas con gruesos epítetos, por haber impulsado la reapertura de la investigación fiscal contra su administración por crímenes de lesa humanidad, en la modalidad de los delitos.

“Hay un pequeño grupete de todos estos mercaderes de los derechos humanos que andan insistiendo y moviendo algunas fiscalías para, justamente, reabrir (el caso), violentando todo derecho constitucional. Hay un principio (por el cual) nadie puede ser juzgado dos veces por lo mismo”, remarcó al tiempo de aducir que con esta acción se pretende acallar una voz opositora.

Aguinaga insistió en minimizar las secuelas mortales y de grave afección causadas a miles de madres peruanas por el programa de esterilizaciones forzadas, catalogado por la justicia internacional como crimen de lesa humanidad, al indicar que sus opositores buscan involucrarlo como un componente esencial de la política de planificación familiar desarrollada por el régimen fujimorista.

“Se pretende presentar una política de planificación familiar que obedecía a indicadores desastrosos de la salud reproductiva, en el Perú, como esterilización forzada”, apuntó. Tras haber, en su opinión, obrado con justicia las autoridades de la anterior administración del Ministerio Público y haber archivado la investigación en su contra, Aguinaga cuestionó los esfuerzos de las organizaciones de derechos humanos por reabrir el caso, al acusarlas de aprovecharse económicamente de este asunto.

“Pues, aquí salen estos grupos y pretenden seguir medrando. De los millones de dólares que han cobrado estos grupos ¿cuánto han compartido con las pseudo víctimas? Que lo digan a la población. Lo que pasa es que se les acabaron estas provisiones de dinero y, entonces, quieren proseguir en esta situación, a costa de violentar a la justicia”, arremetió exaltado.

CARLOS RIVERA, RESPONDE
Aguinaga fue autor mediato de crímenes esterilizadores
En declaraciones a LA PRIMERA, el coordinador del Instituto de Defensa Legal (IDL), Carlos Rivera, afirmó estar en disposición de probar que tanto el exministro de Salud, Aguinaga, como sus otros dos excolegas, Marino Costa Bauer y Eduardo Yong Motta, fueron los autores mediatos de estos crímenes de esterilización forzada.

“Eso sí yo se los puedo demostrar. Y tanto se lo puedo demostrar que la Fiscalía ahora los investiga”, remarcó al tiempo de precisar de que si el Ministerio Público está reaccionando de esta manera, es porque está encontrando el aporte probatorio que las ONG están presentando durante las pesquisas.

Rivera fue firme en rechazar las acusaciones de Aguinaga sobre la obtención de un supuesto lucro o beneficio económico de los casos de violación de violaciones de los derechos fundamentales, por parte de las organizaciones defensoras de los derechos humanos, por lo que lo retó a probar sus acusaciones.

“Políticamente me parece correcto que Aguinaga reaccione de esa manera (y nos ataque desaforadamente), porque eso significa que estamos haciendo muy bien nuestro trabajo. Obviamente, no comparto sus (insultantes) calificativos de mercaderes de los intereses de la gente. Eso ya nadie se los cree”, dijo.

De otro lado, aclaró a Aguinaga que no ha sido juzgado dos veces por estos hechos, como lo han venido pregonando en los medios, ya que no ha existido, en el Perú, ningún proceso judicial por los casos de esterilización forzada; sino lo que hubo fue una investigación preliminar archivada en el Ministerio Público, que no significó la ocurrencia de un juicio.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD