Pide junta médica para ocultar escándalo de extraña visitante

El exfiscal supremo Avelino Guillén sostuvo que la última carta del exdictador Alberto Fujimori, enviada ayer a RPP, pidiendo ser visto por la Junta Médica de la Comisión de Gracias Presidenciales, es un torpe intento para desviar la atención sobre los privilegios que posee y que quedaron confirmados con las visitas continuas, largas y fuera del horario establecido que recibe de la soltera congresista María del Pilar Cordero Jon Tay.

| 11 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 1.6k Lecturas
Pide junta médica para ocultar escándalo de extraña visitante
Fujimori ensayó una maniobra para desviar la atención sobre sus visitas nocturnas.
Exigen que ministra, jefe del Inpe y director de la Policía expliquen privilegios para exdictador.

Más datos

DATO

En diálogo con LA PRIMERA, la presidenta de la Comisión de Justicia, Marisol Pérez Tello cuestionó estos nuevos privilegios de Fujimori y dijo que pedirá información al respecto al Ministerio de Justicia.
1603

Fujimori, en su carta “Memorias desde mi encierro (2)”, afirma que la junta médica, que tiene como encargo la evaluación de su salud, en el marco del pedido de indulto humanitario, postergó en dos oportunidades su visita al condenado.

Su misiva aparece curiosamente luego del informe periodístico que reveló que la congresista habría visitado al preso de la Diroes en 15 ocasiones en menos de un mes, durante la tarde y en varias oportunidades se prolongaron hasta altas horas de la noche.

“La carta de Fujimori es un torpe intento de desviar la atención a los privilegios carcelarios que tiene, las condiciones en las cuales está recluido y las visitas frecuentes y a altas horas de la noche de la congresista Cordero a Fujimori”, dijo Guillén a LA PRIMERA.

El jurista indicó asimismo que Fujimori pretende colocar el tema del indulto como “el punto número uno” de la agenda política, acusando al Estado de una supuesta injusticia en su contra. “Busca reactivar eso. Sabe que si el tema no está en los medios, va a decrecer el apoyo a su pedido”, refirió.



SANITO
Guillén, el jurista Carlos Rivera y el activista de derechos humanos Francisco Soberón, afirmaron que las visitas de la oscura legisladora, que desataron ayer una estampida de comentarios de diverso tono y color, demuestran que el exdictador no está delicado de salud, porque puede sostener encuentros prolongados con la visitante.

“El registro de visitas de la parlamentaria Cordero nos permite tener en claro que no está delicado. Una persona que está grave no recibe visitas en horas de la noche, por largas horas y con suma frecuencia”, anotó Guillén.

Del mismo modo, Rivera señaló que los encuentros prolongados con Cordero revelan que no está mal, y “que no tiene impedimento para hablar durante largos periodos de tiempo”, lo que para Soberón evidencia que Fujimori no atraviesa “la situación de gravedad que decían que tenía”.

El pasado 6 de noviembre, el congresista Kenji Fujimori aseveró que su progenitor solo puede recibir visitas tres veces por semana de 8 de la mañana a 5 de la tarde.

LA OTRA VISITANTE
La congresista Cordero no ha sido la única que ha causado revuelo con sus visitas a Fujimori. En el 2008, la parlamentaria Cecilia Chacón lo visitaba asiduamente.

De acuerdo al registro del cuaderno de visitas del 28 de febrero de 2008, Chacón ingresó a la 1:55 p.m. y se retiró a las 11:08 p.m.; y el 25 de marzo ingresó a las 10:05 p.m. y se retiró a las 12:10 a.m.

Por otro lado, la ministra de Justicia, Eda Rivas, solicitó al Instituto Nacional Penitenciario un informe para aclarar las polémicas visitas de la congresista. “He pedido al Inpe que me informe qué está pasando”, apuntó.

El vocero de la bancada de Acción Popular-Frente Amplio, Víctor Andrés García Belaunde, dijo que la ministra Rivas y los jefes del Inpe, José Pérez Guadalupe, y de la Policía Nacional, Raúl Salazar, deben acudir al Congreso a explicar por qué se permiten privilegios.

Por su parte, el aprista Mauricio Mulder precisó que es peligroso que se produzcan visitas de legisladores a la Diroes y que estas no queden registradas. Puntualizó que cuando él acude a un penal es revisado e incluso despojado de su celular.

En tanto, Sergio Tejada (Gana Perú) dijo que estas visitas a altas horas de la noche demostrarían que el recluso Fujimori goza de buen estado de salud y que no ameritaría un indulto humanitario.

Los legisladores fujimoristas salieron en defensa de su colega Cordero, en este sentido, Luisa María Cuculiza la describió como una mujer recta y evangélica que daba “asistencia espiritual” al preso, mientras que Julio Gagó sostuvo que ella solo lleva la palabra de Dios a Fujimori.

NIEGA RELACIÓN CON PRESO
Cordero se defiende
La legisladora fujimorista María del Pilar Cordero se defendió de las imputaciones. “Niego rotundamente una relación con Fujimori, no se puede jugar con la honra de una persona, yo solo guardo un gran respeto, cariño y admiración al presidente”, dijo.

“No siempre voy en el vehículo, porque tengo varias responsabilidades en el Congreso. En algunas oportunidades va mi vehículo con mi chofer llevando recados, medicamentos, alimentos porque como sabemos el presidente está con salud deteriorada, pesa 62 kilos, esa es mi gran preocupación. Más allá de las 7 de la noche no he permanecido. Niego rotundamente que haya estado más de doce horas. Soy cristiana bautista y mi deber es asistir al necesitado, como al presidente, solo estuve dos horas u hora y media con él”.


Henry Campos / Vilma Escalante
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD