Pide 20 años más para Montesinos

El fiscal superior Hugo Turriate ratificó ayer el pedido de 20 años de prisión para el exasesor Vladimiro Montesinos, 18 para el exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Nicolás Hermoza y 15 para los coroneles en retiro Roberto Huamán Azcurra y Jesús Zamudio, como presuntos autores mediatos de los ajusticiamientos de tres emerretistas rendidos luego de la exitosa operación Chavín de Huántar, en 1997.

Por Diario La Primera | 21 ago 2012 |    
Pide 20 años más para Montesinos
Al operador de la mafia le siguen lloviendo sentencias.
CASO DE EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL LUEGO DE CHAVÍN DE HUÁNTAR

Turriate consideró que se ha probado, a través del proceso judicial, que los altos mandos castrenses tuvieron control total antes, durante y después de la operación que permitió el rescate de 71 rehenes, y que procedieron bajo la orden del expresidente Alberto Fujimori de “arrasar”, es decir, de no dejar con vida a ningún terrorista aquel 22 de abril de 1997.

Culpó, por tanto, por el delito de homicidio calificado de Herma Meléndez Cueva y Salomón Peceros, que aparecieron con disparos de arriba abajo, como autores mediatos a Montesinos, Huamán Azcurra y Bari Hermoza; y por el homicidio de Eduardo Cruz Sánchez, “Tito”, muerto de un tiro, a los referidos y al prófugo Zamudio.

“En el caso de Cruz Sánchez, no hay solo uno sino tres testigos de manera directa, frontal, que señalan que fue capturado vivo y, posteriormente apareció abatido sin vida con un tiro atrás del cuello”, afirmó Turriate ante la Tercera Sala Penal Liquidadora, que preside Carmen Rojassi, al término de su requisitoria que le tomó once horas durante tres audiencias.

Asimismo, señaló que otra prueba “crucial y contundente”, contra Montesinos y los demás acusados, está sustentada en la declaración del jefe de la exitosa operación, coronel en retiro José Williams, quien se responsabilizó, junto a los comandos, de la muerte de 13 de los 14 terroristas que tomaron la embajada de Japón el 17 de diciembre de 1996.

“Solo respondemos por 13, porque nadie me informó o me reportó del NN14 (Tito)”, dijo Williams ante Rojassi el 16 de enero pasado, lo que significa, al parecer de Turriate Loayza, que los miembros del ex Servicio de Inteligencia Nacional decidieron sobre el destino de Tito.

Sin embargo, el representante del Ministerio Público aclaró al tribunal que no pudo determinarse quiénes fueron los ejecutores de Tito debido “al encubrimiento de las pruebas por las altas esferas, exámenes de necropsia deficientes y los impedimentos a los comandos para que puedan declarar libremente en juicio”.

PERICIAS SESGADAS
Turriate cuestionó, de otra parte, los informes periciales presentados por el Ejecutivo, porque fueron hechos de manera parcializada, sesgada, y presentados de manera irregular al Poder Judicial.


Henry Campos
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.