Pendientes 68 conflictos

El gobierno ha heredado un paquete de 83 conflictos sociales y a la fecha se ha dado solución a 15 de ellos, por lo que quedan pendientes 68 que están camino a resolverse, aseguró el Alto Comisionado de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Vladimiro Huároc.

| 25 noviembre 2012 12:11 AM | Política | 961 Lecturas
Pendientes 68 conflictos
Vladimiro Huároc.
El 60% es socioambiental. Nueva estrategia tiene como eje la prevención y el diálogo.
961

Aseguró que todos los conflictos están siendo atendidos y para ello trabajan las unidades de conflicto de los diferentes sectores del gobierno, como los ministerios de Energía y Minas, del Ambiente, Producción, Agricultura, Trabajo y los demás sectores en conjunto.

“Hemos venido implementando la política de prevención, porque existe la necesidad de prever los conflictos y atenderlos en una etapa primera, que es el de la diferencia y la controversia”, refirió.

Explicó que lo importante es identificar con claridad qué está originando los conflictos. Y en muchos casos el origen está en la relación no sana que existe entre la inversión y las poblaciones, y la intervención todavía no inmediata del Estado.

Dijo que por ello, en la estrategia que han elaborado, el Estado tiene que ser mucho más rápido, más eficiente y oportuno para atender las demandas de la población. En esta etapa el papel preventivo es absolutamente importante.

Explicó que alrededor de las inversiones extractivas, que es casi un epicentro, existe un primer y segundo círculo de poblaciones que en su gran mayoría tienen pobreza y quieren progresar y recibir los beneficios del crecimiento y de la inversión. “Eso nos parece correcto, además es atendible y es necesario que el Estado responda a esa necesidad”, agregó.

ZONAS CONFLICTIVAS
Según Huároc, se ha registrado mayor conflictividad en las zonas en las que están operando las industrias extractivas. “Hay una fuerte concentración en el sur del país, particularmente en regiones como Apurímac, Puno, Cusco Moquegua, Tacna, Arequipa y Madre de Dios. Es un escenario que merece la máxima atención de parte nuestra y de los diferentes sectores”, refirió.

“No debemos olvidar que el crecimiento económico tiene que ir acompañado de políticas sociales que permitan beneficiar a las poblaciones que están cerca a estos proceso de inversiones”, añadió.

El Alto Comisionado reconoció que es una de las carencias que tienen y se está tratando de subsanarla lo más pronto posible. “Lo que las poblaciones están esperando, y con absoluta necesidad, es atención del Estado, de los programas sociales, atención de la inversión en desarrollo. Tenemos que ser absolutamente rápidos para llegar a este escenario. Este es un factor predominante que requiere una respuesta unitaria de parte de todos los sectores del Estado”, señaló.

POBREZA Y CONFLICTO
Consideró que toda la conflictividad en el Perú plantea un escenario muy delicado y complejo, pues hay muchos actores en juego. “Hay escenarios de pobreza y en esos escenarios la carencia es casi generalizada en todos los sentidos. Es necesario, por ejemplo, reconocer que en el fondo de la base del conflicto, hay reclamos absolutamente justificables que tienen que ver con ausencias estructurales”, precisó.

Por ello, dijo que se debe empezar reconociendo que hay un problema. “El conflicto nos muestra lo que hay que sanear, lo que se debe corregir. Eso nos permite ver que el desarrollo necesariamente tiene que arrastrar a todos los peruanos”, agregó.

Huároc añadió que no puede haber sectores sociales que queden en el descuido, en el abandono, en la postergación de sus posibilidades de crecimiento y bienestar. “Los conflictos nos dicen eso. Es un llamado de atención, una alerta. Es la fiebre de un enfermo que nos está diciendo: miren, aquí hay cosas que atender, y hay que atenderlas”.

Aseguró que lo incorrecto sería ver al conflicto solamente como una protesta y tener una visión conspirativa, creer que es un conflicto de tal grupo o sector. No lo es.

“Sí es verdad que en el escenario del conflicto posterior a la protesta y el reclamo de la población, se incorporan los agitadores a la acción política, particularmente de los grupos que están opuestos a la inversión minera, al desarrollo del país, que quisieran que el país entre en una situación de caos para promoverse mejor”, declaró.



EL CASO CONGA
Sobre el caso Conga, dijo que se ha llegado a un momento de calma, en que las acciones de reclamo y protesta, que pusieron en un escenario difícil a nuestro país, han disminuido muchísimo.

“A un año, podemos decir que Conga esta en un escenario tranquilo, pero no están resueltos aún los problemas. Hay una propuesta muy fuerte del Ejecutivo que estamos apoyando para crear las condiciones para el restablecimiento del diálogo. Reafirmamos que el diálogo es, y seguirá siendo, la alternativa para encontrar las soluciones para Conga y para todos los conflictos del país”, señaló.

Precisó que una de las metas de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad, es empezar a controlar la conflictividad, a monitorearla adecuadamente, aplicar una política de previsión rápida, oportuna y eficiente, con el equipo adecuado.

Tener un sistema nacional de alerta temprana de conflictos que permita identificar en el momento preciso y a la hora adecuada lo que está pasando y lo que puede ocurrir en determinados lugares del Perú, especialmente donde va a invertirse en industria extractiva y, finalmente, promover una cultura de paz y de diálogo.

OTROS INFORMES
La Defensoría del Pueblo monitorea los conflictos sociales y señala que el 60 por ciento es socioambiental, es decir, referidos a actividades extractivas como la minera y la petrolera.

Emma Gómez, coordinadora del Observatorio de Conflictos Mineros, afirma que los conflictos siguen una tendencia hacia el crecimiento, porque las reglas de juego sobre las cuales ha crecido la actividad extractiva en los últimos años son reglas desfasadas y agotadas. En algunos casos, la gran parte de los conflictos se originan porque los criterios de viabilidad, de un proyecto extractivo, no son rigurosos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD