Peligra la calma por tropas USA en Huanta

El Frente de Defensa de los Intereses de Ayacucho realizó una paralización durante los días 8, 9 y 10 de julio, entre otras cosas, para exigir el retiro de las tropas norteamericanas que, según información de dirigentes de este frente, ascenderían a más de 1200 efectivos que salen y entran de la región y se instalan por un determinado tiempo en un determinado lugar.

Por Diario La Primera | 17 jul 2008 |    
Peligra la calma por tropas USA en Huanta
Miles de pobladores de Ayacucho no están de acuerdo con la presencia de tropas norteamericanas.
Pobladores de varios distritos de Huanta dan un plazo de 7 días para que salgan de sus tierras. Gobierno no da buena información a campesinos.

Más datos

DETALLE

Según el Comandante EP (r) Juan Castro, el ejército norteamericano ya no requiere una instalación militar del tamaño de la Base de Manta (Ecuador), insinuando que la verdadera intención de las tropas es contar con un punto táctico de apoyo militar en el país. “Le bastan unidades móviles más ágiles accionadas por operadores de la guerra cibernética capaces de manipular información satelital. Sería la primera de este tipo en Latinoamérica y a las tropas la seleccionarían entre la población local”, advirtió.

Sin embargo, a pesar de estas protestas, las tropas siguen en la región Ayacucho, en varias provincias, mientras el gobierno no da una información adecuada sobre lo que hacen allÑ

Caso Luricocha: Huanta
El alcalde del distrito de Luricocha de la provincia de Huanta, Américo Ludeña, ha enviado ayer un comunicado a los jefes militares de esa zona informando que los soldados extranjeros tienen 7 días de plazo para retirarse de su distrito. El plazo lo ha dado, además, en nombre de otros distritos de Huanta, que no quieren que en su tierra los soldados USA perforen un pozo de agua más, porque según ellos, esos trabajos son sólo un pretexto para llegar a esos lugares. “¿Cuál es la verdadera intención de la presencia de las tropas”, se pregunta, pero no halla respuestas.

En el distrito de Luricocha sólo hay unos 30 efectivos norteamericanos, que hasta el momento han disfrutado del buen trato y cordialidad de los ayacuchanos, pero todo puede cambiar de un momento a otro. Sobre todo si, desde Lima, los políticos subestiman la petición de los habitantes de Luricocha, que están dispuestos a tomar medidas de fuerza si las tropas no salen de sus territorios.

“Allá no pasa nada. Yo he estado allá hace poco y he visto la situación absolutamente normal. Es mentira todo lo que dicen sobre el descontento de la población”, dijo ayer a LA PRIMERA la congresista de Unidad Nacional, Lourdes Alcorta, integrante de la Comisión de Defensa del Parlamento.

Asimismo, la congresista manifestó que los que no quieren la presencia de tropas norteamericanas son los de siempre: “los patria roja, los sutepistas, los huaynalaya”, afirmó. Sin embargo, los campesinos del distrito de Luricocha han aclarado que no pertenecen a ningún partido político y sólo defienden su seguridad.

Con miedo
Los habitantes de Luricocha recibieron con recelo la visita del coronel EP Dennis Díaz, coordinador de operación humanitaria Nuevos Horizontes, implementada por EE.UU en el país.

Por diversas razones, los luricochanos ya no quieren soldados en su ciudad. Para bien o para mal, el primer pozo de agua cavado por los norteamericanos llegó a los 152 metros y alguna formación mineralizada debió atravesar, porque el líquido que salió de allí tenía un color blancuzco y es tan maloliente que ha alarmado a los lugareños.

“Falta el pozo Chavezpampa, pero la población ya no quiere nada”, relató el corresponsal radial de la ONG Servicios Educativos Rurales, Tycho Janampa.

“La gente cree que después de este grupo norteamericano vendrán más soldados, como dijo la congresista Juana Huancahuari”, explicó.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.