Pecados capitales x tres

El jueves, ante la prensa y desde Puno, Ollanta Humala no solo salió en defensa de las impertinencias de su cónyuge, que desde Lima puntualizó que no tenía nada que añadir a las palabras de su marido, sino que marcó abierta distancia con su premier de cuatro meses, el recién renunciado César Villanueva, con los tres conceptos que más ha usado desde que se conocieron los resultados electorales de junio del 2011: es un mal agradecido, me estuvo presionando y tiene una agenda electoral que ya veremos pronto. Los tres pecados capitales de la política, al decir del comandante.

| 01 marzo 2014 11:03 AM | Política | 1.4k Lecturas
Pecados capitales x tres
Tres pecados capitales
Por: Raúl Wiener
1428

La PrimeraDe acuerdo al Presidente, todos los demás miembros de su gobierno, o casi todos (es probable que en la lista no estén Castilla y su mancha, que deben su nombramiento a otros motivos), deben considerar que cuando les propusieron el cargo adquirieron una deuda con el dueño del negocio.

No fue una asociación política, un compromiso con el pueblo, sino una gracia de su majestad por la cual algunos llegan donde otros ni siquiera sueñan llegar algún día. Por eso Villanueva debería sentirse obligado con la pareja Humala-Heredia en vez de andarse en entrevistas para los medios.

Pero justamente por esta idea de que el poder le otorga una superioridad sobre el resto es que Humala cambió casi al día siguiente de su elección su trato con los que habían sido sus colaboradores más cercanos y convirtió cualquier crítica o propuesta distinta a lo que estaba pensando, en una presión inaceptable.

Así los amigos más sinceros no solo resultaron malagradecidos, sino presionadores. Y las traiciones que se fueron produciendo contra el proyecto original del nacionalismo, una especie de derecho del elegido contra el que nadie podía hablar. Pasó el tiempo y la pareja hizo nuevas relaciones y se valió cada vez más de tecnócratas para “su gobierno”.

Pero, como se ve en el caso Villanueva, siguió pensando que la franqueza equivalía a una inaceptable presión. Al presidente regional que sacaron de su puesto en San Martín, le escucharon decir muchas veces que había que hacer cambios en el gabinete, y lo que pensaron en Palacio fue que los estaban presionando.

Puso su renuncia sobre la mesa repetidamente, como reconoce Humala, porque no le hacían caso, y el concepto fue que un gobierno no puede vivir bajo presiones. Y eso que se trata del Presidente más presionado por la Confiep y los grandes medios, los que tienen a Castilla como intermediario. Pero esa es otra cosa.

Finalmente, está la lapidaria respuesta de los esposos: lo que pasa es que Villanueva, o cualquier otro que les moleste, tiene una agenda electoral propia, como si tenerla fuera algo oscuro y se hubiera olvidado los años que pasó bajo ese tipo de agenda. Será que recuerda que en nombre de lo electoral se dicen muchas mentiras.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario

Espere...
0.903720140457