Pastor de la dictadura

Ministro de Justicia fue expulsado del Partido Aprista acusado de alta traición por trabajar para la dictadura. Regresó al partido gracias a gestiones de Jorge del Castillo.

| 15 julio 2009 12:07 AM | Política | 716 Lecturas
Pastor de la dictadura
El hombre expectorado del Partido Aprista se ha convertido en el duro del gabinete.
716

El flamante ministro de Justicia, Aurelio Pastor, fue expulsado del Partido Aprista Peruano por alta traición en agosto del 2000, junto a Agustín Mantilla, por haberse “vendido” a la corrupción fujimontesinista.

Cuando el ex dictador Alberto Fujimori preparaba su segunda reelección, Pastor asumió el cargo de asesor principal de la Comisión de Fiscalización del Parlamento, que presidía el fujimorista Rolando Reátegui, quien, a su vez, era secretario general del movimiento político “Perú 2000”. Esta comisión nunca fiscalizó nada y desestimó investigaciones como la seguida al ex general José Villanueva Ruesta, acusado de enriquecimiento ilícito.

Durante todos estos años la estrategia de Pastor ha sido presentarse en su partido como una especie de víctima y decir que por iniciativa propia renunció para evitarle escándalos al APRA; pero lo cierto es que mediante Resolución Nº 027/2000, el Consejo Especial de Avocamiento de la Secretaría Nacional de Ética, Moral y Disciplina del Partido Aprista ordenó su EXPULSIÓN DEFINITIVA del partido y el retiro de su nombre del padrón único de militantes.

LA PRIMERA obtuvo la ratificación de esa sanción que señala lo siguiente: “Se ratifica la EXPULSIÓN DEFINITIVA del Partido Aprista Peruano de los infraternos y desleales Aurelio Pastor Valdivieso y Agustín Mantilla Campos, por traición al partido (…) en el caso de Pastor no hay presunción de culpabilidad, sino pruebas categóricas e irrefutables de que ha cometido faltas a nuestro reglamento interno siendo dirigente miembro del Comité Ejecutivo Nacional, el máximo organismo dirigencial del partido”.

Sin embargo, Pastor logró postular al Congreso el año 2001 gracias a gestiones de Jorge del Castillo, pues eran socios en un estudio de abogados que ambos instalaron en una oficina ubicada en un edificio de la avenida Emilio Cavenecia 225 que ocupa hasta la actualidad, comprada a la Caja de Pensiones Militar Policial cuando esta entidad era, según denuncias, utilizada por Vladimiro Montesinos como su caja chica. Como era de esperarse, su paso por las filas fujimontesinistas no figura en su hoja de vida actualizada ayer en su página web personal.

También conseguimos la carta de renuncia que Pastor entregó al APRA, aunque cuando la presentó ya había sido expulsado. La carta dice que él aceptó el trabajo con los fujimoristas porque su situación económica era mala. Tal parece que desde que ingresó a laborar con Reátegui las cosas a Pastor le han ido bien porque de su declaración jurada presentada al Congreso en junio del año 2001, en la que sus propiedades apenas bordeaban los $130 mil, pasó a tener al final de ese periodo parlamentario bienes que bordeaban los $350 mil y ahorros por un monto similar.

Según su última declaración jurada presentada al Congreso, publicada el 2 del enero del año 2008, Pastor duplicó su riqueza. Declara en el rubro “bienes” $517 mil y en el rubro “otros” $336,000. Es un potentado en Lima y en la región San Martín. Esta información adquiere relevancia porque es el nuevo ministro de Justicia y debe explicar su cercanía con el fujimorismo y rendir cuenta del crecimiento de sus bienes ya que no tiene otro trabajo conocido que el de parlamentario y, según la Sunat, también el de administrador de un bar.

Marcelo Puelles
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD