Pastor despertó sonrisas irónicas

El discurso del ministro de Justicia, Aurelio Pastor, en Ginebra, ante los representantes de la 75º Sesión del Comité para la Erradicación de la Discriminación Racial (CERD-ONU), no sólo despertó las sonrisas irónicas de los representantes de la sociedad civil mundial allí presentes, sino que dejó muchas dudas en el relator oficial de la reunión internacional, que alabó la “hábil oratoria forense” del representante gubernamental, pero le advirtió que aún quedaban muchas preguntas sin respuesta, según relató Mar Pérez, representante de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), quien asistió a dicha reunión.

Por Diario La Primera | 07 agosto 2009 |  575 
Pastor despertó sonrisas irónicas
El ministro que no ata ni desata. Repitió el discurso oficial lleno de incoherencias.
Presentación de ministro en reunión ONU dejó muchas dudas, aunque alabaron su “hábil oratoria forense”.
575  

Según la representante de la CNDDHH, Pastor repitió ante el CERD el discurso oficial de que los indígenas protestaron porque estaban desinformados y fueron manipulados por grupos con ambiciones políticas y por un sector de la Iglesia. Que los policías acudieron a la Curva del Diablo sólo con escudos y lanzagases, habitualmente usados para reprimir manifestaciones en el Perú. “Como si no hubiéramos visto todos los casquillos de bala del tamaño de un dedo pulgar regados en la Curva del Diablo”, comentó Pérez.

La activista humanitaria, sin embargo, reconoció que la presencia del ministro Pastor presidiendo una delegación de alto nivel fue recibida como un buen gesto del gobierno. Pero dijo que las exposiciones del ministro Pastor y sus acompañantes se redujeron a una enumeración superficial de normas que supuestamente supondrían un avance en la materia. “El ministro tuvo la intrepidez de mencionar el Plan Nacional de Derechos Humanos, abandonado y olvidado por este gobierno, como una de las políticas implementadas por el Estado contra el racismo”, informó.

“Claro, lo que el Estado no le ha contado al CERD es que los indígenas pueden dar su opinión, pero no existe ninguna obligación de respetarla. O que este gobierno ha reducido notablemente los plazos para la aprobación de los estudios de impacto ambiental, y por lo tanto la posibilidad de que incluso un especialista en el tema pueda dar una opinión”.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario