Pasco por la paz

El presidente del gobierno regional de Pasco, Félix Rivera, dice que fue el único presidente regional que demandó desde un primer momento que los decretos legislativos sean derogados, porque en el territorio de la región hay 143 comunidades nativas. También habla sobre el colapso de la ciudad de Cerro de Pasco, cuya reubicación exige pronto.

Por Diario La Primera | 21 jun 2009 |    
Pasco por la paz
Hay que oír a los amazónicos porque son tan peruanos como nosotros, dice Rivera.
Ahora que los decretos amazónicos están derogados, el presidente regional de Pasco, Félix Rivera, recomienda para superar conflicto con la Amazonía.

-¿Cuál fue la posición de su gobierno respecto a la protesta amazónica?
-Antes de la matanza de Bagua, un mes antes, hicimos llegar nuestro pronunciamiento a dos medios de prensa. Pedimos diálogo con las comunidades, con presencia del Episcopado y la Defensoría del Pueblo y organizaciones representativas como Aidesep. Alertamos al gobierno central. No lo han hecho otros presidentes regionales, pero cuando se aprobó la suspensión de los decretos, la mayoría de presidentes estuvieron de acuerdo, pero nosotros siempre nos mantuvimos en nuestra posición de la derogatoria. Nosotros siempre dijimos que la derogación de los decretos era el paso correcto. El gobierno debe escuchar a los amazónicos, porque ellos son tan peruanos como nosotros.

-¿Por qué el presidente regional de San Martín, César Villanueva, dijo entonces que los presidentes regionales estaban de acuerdo con la suspensión?
-A dos días de que sucediera los hechos en Bagua, yo conversé con el presidente de la región San Martín por teléfono para avisarle que saldría el pronunciamiento de Pasco en dos medios de prensa al día siguiente, para que no piense que era una decisión unilateral. En esos avisos, recomendamos la derogatoria del 1090 y 1064. Él me respondió que el directorio iba a reunirse para decidir. Sin embargo, no nos consideraron, a pesar que tenemos 143 comunidades nativas en Pasco. Después dijo que todos los presidentes regionales estábamos de acuerdo con la suspensión. Totalmente falso. Ahora que los decretos están derogados apostemos por la paz y el diálogo.

-¿Cómo vivió Pasco la protesta amazónica?
-En Pasco, hay 143 comunidades nativas, están los asháninkas, los yaneshas, entre otros. Tenemos el 75 por ciento del territorio de selva. Al ver que la situación era dramática, con muertos en ambos lados, lógicamente nos preocupamos profundamente.

-¿Por qué la lentitud en el traslado de la ciudad de Cerro de Pasco?
-A la ley 29293, promulgada en diciembre del año pasado, le falta aún su reglamentación. Han pasado cinco meses y la Presidencia del Consejo de Ministros, que tiene que elaborar esa reglamentación, avanza con una tremenda lentitud. Ya conversé con el premier Yehude Simon para que el traslado camine más rápido.

-¿Cuál es la zona más viable para trasladar a Cerro de Pasco?
-Proponemos que la ciudad sea trasladada a una zona ubicada entre el pueblo de Shelbi y Tambo de Sol, perteneciente al distrito de Ninacaca. ¿Por qué proponemos eso? Porque es una zona, según los estudios que hemos hecho, que no está mineralizada. Porque si nos trasladamos a una zona mineralizada, seguramente, que cada determinado tiempo estaremos trasladándonos y trasladándonos. Esa zona, hasta este momento es propicia para albergar, por lo menos, a unos 200 mil habitantes. Está en plena meseta de Bombón y muy próxima al gran lago Chinchaycocha.

“Ya no tenemos ciudad”

-¿Cómo se encuentra la población ante el inminente traslado?
-Desde 1901 hasta 1973 ha habido explotación minera en Cerro de Pasco. Luego, en la época de Velasco Alvarado la minera norteamericana fue nacionalizada y pasó a llamarse Centromin Perú. Desde 1998, ingresa la minera Volcán, que en estos momentos está explotando. Pero con las mismas características de falta de preocupación por reinvertir algunas ganancias en el desarrollo de la región. En cambio, hay otras empresas como Panamericana Silver, como Milco, Atacocha, que sí apuestan por el desarrollo de la región Pasco. Tenemos una población aproximada de 280 mil habitantes en la región. La ciudad misma tiene 80 mil habitantes. Pero es una ciudad entre comillas, porque de ciudad casi nada tiene. Es una zona totalmente deteriorada por la explotación a tajo abierto. Ese tajo tiene una profundad de un kilómetro y un poco más, pero de diámetro tiene dos kilómetros. Hay una contaminación que solamente se compara con La Oroya y otros pueblos más a nivel mundial.

Leonardo Caballero
Redacción

Referencia
Pasco por la paz

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.