Partido Agresivo Cristiano

En el año 2010, conocí a una señora militante del PPC en San Borja, que había hecho una denuncia fulminante contra el congresista Javier Bedoya de Vivanco, al que acusaba de intento de violación. La mujer afectada aseguraba que el “tucancito” le había pedido sus servicios como profesional en psicología para el tratamiento de uno de sus hijos. En realidad lo que le pedía era orientación para saber qué hacer como padre, lo que es una variante de la asesoría psicológica.

| 12 febrero 2014 11:02 PM | Política | 1.7k Lecturas
Partido Agresivo Cristiano
PPC: Partido Pegalón Cristiano
Por: Raúl Wiener
1707

La PrimeraCuenta, además, que cuando le hizo llegar sus recibos por honorarios por el trabajo realizado, Bedoya se resistió a cumplir con su obligación, dando por sentado que por su condición de dirigente tenía derecho de requerir servicios gratuitos de los militantes.

La discusión se hizo tan exasperada que la psicóloga acudió al patriarca de la familia que hizo una invocación para que su vástago cumpliera con la señora y se acabaran las discusiones. Esto condujo a una citación en el estudio un día sábado por la mañana, para recoger el pago, que se convirtió en una celada y un forcejeo fallido.

El tema apareció en El Comercio, La República, Ojo, La Primera, en el portal www.perú.com y otros y puede buscarse en las ediciones de marzo de ese año. Pero no pasó nada. Bedoya negó los hechos y pretendió que la mujer lo extorsionaba para sacarle dinero. Pero lo más importante es que Lourdes Flores declaró apenas hecho público el caso, que ella le creía al congresista y no a la militante de base. Así, sin ninguna investigación quedó zanjado el asunto, Bedoya volvió al Congreso y Lulú siguió dando lecciones de ética, aunque en el caso que reseñamos la moraleja es que siempre hay un límite para aceptar una imputación grave. Depende del acusado y no de la acusación se podría decir.

Vienen a mi mente estos recuerdos ahora que veo crucificado a quien encarnaba la promesa juvenil del PPC. Un canal de televisión que organiza intrigas por encargo, disparó al regidor y precandidato, Pablo Secada, presentando partes policiales de dos mujeres que lo denunciaron en distintas épocas por agresión verbal y física (empujón). De inmediato, Lourdes Flores sacó la cara por el denunciado que es, según aclaró, una de las mejores promesas de su partido para los siguientes años, lo que puede ser, pero no excusa que el PPC haga una investigación del caso y luego fije una posición colectiva.

A su vez, el presidente del partido, Raúl Castro, se expresó en el sentido de que Secada sería enviado a la Comisión de Ética y si sobrevive tendría que someterse a las internas para definir su candidatura. Un tono absolutamente distinto, que indica no solo la diferencia de opiniones en un punto concreto, sino la distinta valoración de los militantes según su ubicación en los cargos y las argollas del partido.

Raúl Wiener

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital