Otra obra inconclusa de García

El presidente Alan García volvió a inaugurar una obra inconclusa (sin acabados, sin equipamiento) y volvió a perder los papeles en su afán de evitar declarar a la prensa que pugnaba por conocer sus impresiones sobre el nuevo gabinete del presidente electo, Ollanta Humala.

| 22 julio 2011 12:07 AM | Política | 1.8k Lecturas
Otra obra inconclusa de García
Mandatario pierde los papeles al no querer opinar sobre gabinete de Ollanta.
Presidente pierde los papeles al no querer responder a periodistas sobre gabinete de Ollanta Humala. Instituto Nacional de Salud del Niño inaugurado es un cascarón.

Más datos

AFÓNICO

Preguntado por LA PRIMERA sobre su opinión frente a los primeros nombres de los personajes que conformarán el gabinete Humala, García dijo: “No. Yo de eso no opino. ¿Yo qué voy a opinar de eso?”. Aunque cuestionado también por el claro apoyo de Perú Posible al gobierno de Gana Perú solo atinó a decir que “le parecía muy bien”. A su salida del nuevo Instituto Nacional de Salud del Niño en San Borja, García señaló que estaba “afónico”, por lo que dijo que “el doctor me ha mandado cura de silencio”, cuando fue interrogado una vez más, esta vez sobre la designación del nuevo titular de Economía, Miguel Castilla.

1812

García inauguró esta vez la obra no terminada del Instituto Nacional de Salud del Niño, para lo cual, según indicó durante su discurso, “se ha hecho una inversión de 260 millones de soles explicados en cada ladrillo y cada equipo médico y de ellos 102 millones en equipos médicos, que desde el más simple hasta el más complejo son 14700, que están en este momento dentro del hospital instalados”.

SIN EQUIPO
Luego de su discurso, durante el recorrido que realizó al nosocomio acompañado de los hombres de prensa y el ministro de Salud, Óscar Ugarte, y la viceministra Zarela Solís, era visible que al hospital le falta terminar las fachadas y que los ambientes donde se supone atenderán a los niños carece de equipamiento.

En el sector de cuidados intensivos de pacientes con quemaduras graves hay solo algunas camillas y válvulas de oxígeno, colocadas de manera eventual, y carece de implementos y medicamentos. Mientras que en la sala de operaciones casi no hay nada, ni siquiera el equipo instrumental quirúrgico básico mencionado por el presidente en su discurso, solamente, se observó la mesa de operaciones y las lámparas de iluminación.

ESTUVO TRANQUILO
Es posible que el presidente Alan García perdiera los papeles ayer porque su obra estuvo inconclusa. No se entiende de otro modo que haya hecho inclusive simulaciones de que iba a patear a los hombres de prensa, por el solo hecho de que le pedían su opinión sobre el gabinete del presidente electo Ollanta Humala y sobre la inauguración de la obra inconclusa. García mostró su ira en el lobby del nuevo Hospital del Niño, exactamente en los precisos momentos en los que terminaba de recorrer sus instalaciones, donde presionado por la insistencia de la prensa, reaccionó enardecido abriendo los ojos y gritando: ¡Señores, respétenme! para luego proceder a dar patadas en el aire, con el fin evitar que los hombres y mujeres de prensa continuaran interrogándolo.

Con el mismo rostro registrado en la ya clásica foto del puntapié que le propinara al simpatizante aprista Jesús Lora en 2004, García repitió ese mismo gesto, de irá en los ojos y mordiendo su labio inferior. Segundos después, debido a los comentarios de los periodistas, el mandatario se serenó un poco y continuó su camino hacia la puerta de salida.

El estado de alteración del jefe de Estado fue notorio desde el inicio de la inspección a las instalaciones del hospital, porque en todo momento escapó de la presencia de la prensa, para lo cual utilizó su escudo de protección conformado por Seguridad del Estado, que una vez más, se encargó de hacer a un lado a todos los periodistas a codazos y empujones.


Rosa María Loayza
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD