Orden salió de Palacio

Informe en minoría sobre caso BTR concluye que desde Palacio de Gobierno se ordenó irregular intervención. También señala concertación de fiscales y policías en el borrado de la información de Giselle Giannotti.

Por Diario La Primera | 16 set 2010 |    
Orden salió de Palacio
Lescano y Otárola dicen su verdad sobre borrado de USB de Giannotti.

El informe en minoría de la comisión investigadora del borrado de los archivos de los USB de Giselle Giannotti, procesada el caso Business Track (BTR), concluye que hay indicios suficientes de que la orden para el operativo de incautación de bienes en su casa provino del más alto nivel gubernamental, es decir, desde el mismo presidente de la República, Alan García.

El documento al que LA PRIMERA tuvo acceso, señala que la diligencia ocurrida el ocho de enero del 2009 en casa de Giannotti estuvo plagada de irregularidades, en la que concertaron tanto los policías y fiscales encargados de las indagaciones del caso.

El informe también responsabiliza a la Dirandro, cuya designación para encargarse de las indagaciones fue ilegal, y al Ministerio Público, de la sustitución de los cuatro USB incautados a la analista de BTR (dos de la marca Memorex y dos de la marca Boston Technologies). Esto habría ocurrido cuando estuvieron en poder de la Dirandro.

“La sustitución habría sido realizada por una acción concertada entre los fiscales Mateo Castañeda, Walter Milla y Vanessa Araníbar, con los generales de la Policía Nacional, Miguel Hidalgo (actual director de esa institución), el coronel Carlos Morán y los comandantes Raúl del Castillo y Luis López Ruiz”, señala el documento.

Allanamiento irregular
Este informe en minoría elaborado por los congresistas Yonhy Lescano y Fredy Otárola, expresa su desacuerdo con el enfoque del presentado por la presidencia de la Comisión, a fines del mes pasado pues –según el documento–, la materia principal de la investigación de la pérdida o sustitución de los archivos de la señora Giannotti tiene como antecedentes las conversaciones interceptadas por BTR a personajes públicos y privados.

Según se desprende del documento, la diligencia de incautación en el domicilio de Giannotti desde el principio presenta irregularidades, pues en la intervención los fiscales Vanessa Araníbar y Walter Milla no le comunicaron a la dueña de casa sobre la resolución del titular del 15 Juzgado Penal de Lima, Elmer Yalico, en cuyo texto sólo autoriza la incautación de bienes.

Araníbar también permitió el ingreso en plena diligencia de una laptop y un USB de propiedad del comandante Carlos del Castillo. En el equipo de cómputo portátil se visualizaron los USB y después desapareció sin dejar huella.

El incidente de la introducción de la laptop y el USB no fueron incluidos en el acta de incautación de la fiscal Araníbar, cuya autoría del documento también se cuestiona. Ese día, esta magistrada también permitió el ingreso en la diligencia de cuatro policías que nunca se identificaron. Estos se dedicaron a filmar el operativo.

De acuerdo con el informe, el 12 y 13 de enero de 2009 también se visualizaron en la Dirandro los dos USB Boston Technologies sin la autorización del juez Salinas. Allí se habrían sacado las copias espejo. Estos dispositivos estuvieron deslacrados hasta el 23 de ese mes cuando fueron entregados al Ministerio Público. “La cadena de custodia fue defectuosa, porque el Ministerio Público tampoco les dio el cuidado adecuado hasta que fueron remitidos al Poder Judicial”.

El material digital entregado a la jueza María Martínez por tanto, fue diferente al que fue incautado a Giselle Giannotti el día 8 de enero, cuando fue detenida al salir de su vivienda.

Helio Ramos
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.