Ollanta pide investigar a García por corrupción

El líder opositor Ollanta Humala pidió investigar los probables actos de corrupción del gobierno aprista, entre ellos, la negociación del óbolo minero que hizo perder al Estado más de 1,350 millones de dólares anuales, la oscura compra y venta de bienes del presidente Alan García al ministro Chang y a presuntos traficantes de drogas, así como la venta subvaluada de los terrenos del Aeroclub de Collique a capitales chilenos.

Por Diario La Primera | 13 set 2008 |    
Ollanta pide investigar a García por corrupción
Lider opositor quiere evitar impunidad y sugiere se investigue a García.
Plantea juzgar al presidente por un delito debidamente probado y se declaren imprescriptibles los delitos de corrupción para evitar su impunidad.

Humala reclamó también la renuncia de los ministros de Estado que, según afirma, fomentan el descontento de la población, “para encarar la crisis de gobierno que es acicateada por la inflación, y la desconfianza de la población frente a las promesas incumplidas y los crecientes actos de corrupción”.

“Se debe investigar al presidente García porque el Estado no aplicó el impuesto a las sobreganancias mineras que le hubiera permitido al país contar con unos 1,500 millones de dólares, y no los 150 millones que entregan las empresas como un ‘óbolo minero’, que ni siquiera ingresa a la contabilidad del Estado, pues es manejada al libre albedrío de las empresas”, dijo.

Corrupción agudiza crisis
El líder de la oposición cuestionó también la venta de una casa de playa y una camioneta de propiedad de Alan García y planteó que estos actos sean investigados por el Ministerio Público y el Congreso. “La corrupción que se está dando en el país no ayuda a la gobernabilidad y, por el contrario, acrecienta la crisis de credibilidad de este gobierno”, comentó.

En ese sentido, pidió derogar el dispositivo constitucional que impide juzgar a un jefe de Estado en el ejercicio del cargo por un delito debidamente probado, así como declarar imprescriptibles los delitos de corrupción, “para evitar que esos actos queden impunes”.

El líder nacionalista señaló asimismo que la crisis gubernamental que vive el país es alentada por los errores de la política antiinflacionaria, la misma que es consecuencia de un excesivo crecimiento de la demanda interna de los sectores más favorecidos del país.

Explicó que los frutos del crecimiento no se distribuyen adecuadamente y cuestionó medidas como la rebaja de aranceles, “que han generado un forado fiscal de 600 millones de soles”.

Humala cuestionó también las recientes medidas del gobierno para reducir la inversión y el gasto público, señalando que van a perjudicar a los sectores de menor ingreso que necesitan obras de infraestructura.

Contra el subsidio
Para enfrentar la crisis económica, Ollanta Humala plantea la inmediata creación del impuesto a las sobreganancias, el aumento de sueldos y salarios y la eliminación del subsidio a los combustibles “que utilizan los grupos empresariales de grandes ingresos”.

“Solamente por concepto de subsidio a los combustibles, las grandes empresas se benefician con unos cien millones de soles, por lo que es necesario eliminar éste y otros beneficios”, dijo Humala. Señaló también que las grandes empresas tienen múltiples beneficios gracias a dispositivos emitidos durante la dictadura de Fujimori, y que aún continúan vigentes.

En ese sentido, reclamó la derogatoria de la ilegal Constitución de 1993, que entre otras cosas legitimó la venta de los activos del Estado, los que se remataron a cualquier precio durante el régimen mafioso.

Saludó la iniciativa presentada por el almirante Luis Giampietri para limitar la presencia de capitales de países que restringen el ingreso de los capitales peruanos, lo que impediría que los recursos estratégicos del Estado sean vendidos a países con los que sostenemos diferendos legales.

Señaló que es necesario que el Estado defienda el interés nacional, en especial, cuando se trata de sectores estratégicos para el desarrollo nacional, como es el caso de la energía o los transportes. Al respecto, recordó que en países como Estados Unidos prohíben la inversión de capitales árabes en los puertos de ese país.

“Alva, Garrido, Chang y Benavides deben irse”
El líder nacionalista reclamó la remoción de cuatro ministros de Estado: Luis Alva Castro (Interior), Hernán Garrido-Lecca (Salud), José Antonio Chang (Educación) e Ismael Benavides (Agricultura), por haber exacerbado el ánimo de la población con su incompetencia y actos de corrupción.

Explicó que la gestión de Alva Castro cuenta con más de 15 muertes en su haber. “Garrido-Lecca ya no es un interlocutor válido para los médicos, la gestión de Chang se traduce en un decrecimiento de la calidad del sector Educación, y Benavides no ha hecho nada para proteger al agro peruano frente a la aplicación del TLC con Estados Unidos”, argumentó.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.