Ollanta Humala cae de 26 a 21%, la más baja de su gestión gubernativa

La débil popularidad del gobierno y del presidente Ollanta Humala, que ha caído del 26 al 21%, seguirá en picada si no se reformula el “aumentazo” ministerial, dispuesto por el titular de Economía, Luis Castilla, a la par que proseguirá extendiéndose la amplia brecha que lo separa de su impopularidad, que ha pasado del 66 al 71%, afirmaron diversos analistas consultados por LA PRIMERA.

| 24 febrero 2014 10:02 PM | Política | 2.2k Lecturas
Ollanta Humala cae de 26 a 21%, la más baja de su gestión gubernativa
Seguirá cayendo en sondeos si no reformula aumentazo
2293

El analista político Sinesio López advirtió que la aceptación popular de Humala podría verse aún más amenazada y debilitada si no reacciona a tiempo contra esta impopular e inefectiva medida, y no atiende el sinceramiento del salario mínimo y de los ingresos del sector público.

Claro. Si hay más demandas de ingresos que son bloqueadas, como son los casos del salario mínimo y los sueldos más bajos, así como el de los servidores públicos, obviamente la caída de Ollanta va a ser mayor”, alertó.

López recordó al gobierno que lo que más ha indignado a la población es la abismal diferencia existente entre el elevadísimo sueldo que ahora perciben los ministros, producto de la duplicación de sus remuneraciones, con los magros ingresos que reciben el resto de los servidores públicos del país.

Lo que más irrita a la gente es este altísimo sueldo de los ministros, que choca con los sueldos de la inmensa mayoría de la gente, especialmente de las que trabaja en las pequeñas y medianas empresas (Pymes)”, anotó.

Tras explicar que el ingreso promedio del 70% de las Pymes no supera los 800 soles, dijo que dicho nivel remunerativo está muy lejos del salario promedio de los 48 grupos económicos, el cual, acotó, está en 13 mil soles, mucho menor incluso que el sueldo ministerial.

El director fundador de Datum Manuel Torrado coincidió con López en que la popularidad del mandatario puede seguir debilitándose aún más, si es que persiste en desatender el clamor ciudadano para anular o modificar el decreto que duplicó el ingreso ministerial.

Puede seguir bajando (la popularidad de Ollanta Humala). Aunque no creo que baje más (allá del límite de la ingobernabilidad). Ya el 21% es muy poco”, subrayó.

Torrado estimó que ese escaso porcentaje demuestra igualmente “una clara sensación de que no se sabe a dónde va el país”. “Se ha perdido la confianza”, enfatizó.

En ese contexto, incidió en la manera cómo la administración de Humala ha dilapidado, en tan poco tiempo, la recuperación de la aprobación presidencial ciudadana, por aprovechar la coyuntura y emitir el cuestionado dispositivo.

No se ha explotado el éxito de La Haya. Es increíble. Si se hace una encuesta en Chile o en el Perú, todo el mundo dice que se ha ganado en el tema de la delimitación marítima, (especialmente, por parte de los respectivos gobiernos)”, especificó.

El director del Instituto de Opinión Pública (IOP) de la Universidad Católica, Sandro Macassi, sostuvo que el “aumentazo” ministerial le costará muy caro al jefe de Estado, que, anotó, se expresará en la actitud negativa y la pérdida de apoyo de vastos sectores que lo apoyaron antes de asumir el poder.

Sin embargo, Macassi dijo no creer que el rechazo popular abrumador a la duplicación del incremento ministerial signifique una permanente caída de la popularidad presidencial. “Como todo tema coyuntural, este tema tiene un ciclo de vida. Estará en agenda un tiempo”, adujo.

Tras cuestionar igualmente que el actual gobierno carezca de un enfoque social, manifestó que está obligado a resolver las demandas de una agenda social que se comprometió a atender. “Entonces, Humala tiene que consolidar los programas sociales para poder satisfacer esta demanda”, apuntó.

La salida es la reformulación del incremento

El callejón sin salida del abrumador rechazo popular al cien por ciento del incremento salarial ministerial, no le da otra opción al gobierno de Ollanta Humala que decantarse por reformular la cuestionada norma que lo sustenta, a fin de aplicar el aumento de forma escalonada y a mediano plazo, si no quiere arriesgarse a una aceptación ciudadana lindante con la ingobernabilidad.

Ha quedado comprobado, con la reciente encuesta de GFK, que el cuestionado “aumentazo” ha afectado gravemente la credibilidad del jefe de Estado, en la medida que la población percibe que no es una medida equilibrada y justa.

Por ello, aún se está a tiempo de modificar el decreto supremo que consagró este incremento para optar por una medida gradual y escalonada que alcance la duplicación del salario ministerial, en un periodo de cinco o seis años.

La encuesta

La aprobación ciudadana del presidente, Ollanta Humala, cayó cinco puntos porcentuales y se ubicó este mes en 21%, la más baja de su gestión, mientras que su desaprobación se fijó en 71%, según la encuesta nacional urbana de la firma GFK.

Uno de los principales factores para esta caída se centra en el rechazo de la población al aumento de los sueldos de altos funcionarios, especialmente ministeriales, un factor que lleva quince días en la agenda de la discusión nacional. El repudio al “aumentazo” de Luis Castilla es de tal magnitud que -según este mismo estudio- solo es aprobado por un exiguo 9% de los consultados.

Según el sondeo, publicado ayer en un diario local, el 81% de los encuestados no está de acuerdo con la reforma del Estado que aumenta los sueldos de ministros y de otros altos funcionarios.

Además, un 40% de los entrevistados dijo sentirse insatisfecho con sus ingresos, mientras que un 85% favorece aumentar los sueldos de los maestros, un 75% los de los médicos y un 69% los de los policías, y un 55% los de todos los servidores públicos; en abierto contraste con un abrumador 89% que está en contra de un incremento a los ministros.

El mes pasado, la imagen de Humala gozó de mayor respaldo debido al apoyo de los ciudadanos a la posición peruana ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), que emitió un fallo que resolvió el litigio marítimo de nuestro país con Chile.

La encuesta de GFK se realizó del 18 al 19 de febrero, en base a una muestra de 1.263 personas y un margen de error del +-2,8 %.

Javier Soto


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital