Nuevo fuji-escándalo en el Congreso

Un nuevo escándalo de gritos e insultos protagonizaron ayer congresistas fujimoristas, al lanzarse contra la Comisión de la Verdad aprovechando que uno de los nombres que usaba el recién abatido terrorista “William” corresponde a uno de los desaparecidos que figuran en el informe de la Comisión de la Verdad.

Por Diario La Primera | 07 setiembre 2012 |  4.4k 
Nuevo fuji escándalo en el Congreso
Fujimoristas la emprenden contra la CVR y luego pierden los estribos.
Aprovechan confusiones sobre terrorista “William” para tratar de limpiar a Fujimori sobre desaparecidos y hasta pretenden investigar a la Comisión de la Verdad.

Más datos

ISLA PIDE MESURA
Consultado por LA PRIMERA sobre el comportamiento del fujimorismo, el titular del Congreso, Víctor Isla, pidió a los parlamentarios que tengan mesura y a tratarse con respeto y dejar de andar gritándose. “Tal vez ha habido excesos, estoy seguro que los parlamentarios van a asumir con serenidad los debates marcando posición, pero de manera alturada como debe ser”, dijo.

ACLARACIÓN
El narcoterrorista abatido por las fuerzas del orden, Rolando Cabezas Figueroa (a) “William” no aparece en la lista del Registro Único de Víctimas del Terrorismo.
4452  

Congresistas de diversas bancadas coincidieron que la pretensión fujimorista de que se conforme dos comisiones investigadoras sobre el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) y en torno al presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Diego García Sayán, al que acusan de liberar terroristas, es parte de una campaña sistemática que tiene como fin lavarle la cara a Alberto Fujimori de los crímenes de lesa humanidad cometidos en la dictadura que encabezó y así lograr su excarcelación.

Durante la sesión matutina del Pleno, el vocero fujimorista Alejandro Aguinaga anunció la presentación de dos mociones para que se conforme las referidas comisiones investigadoras y alegó que la CVR consignó como desaparecido a Rolando Cabezas, posible nombre de “William”.

Sostuvo que también debe investigarse a García Sayán a raíz de lo declarado por el excandidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski de que, como ministro de Justicia del gobierno de Alejandro Toledo, planteó liberar a terroristas presos. Agregó que no puede permitirse que “los mercenarios de los derechos humanos” continúen beneficiando a los terroristas.

Anoche, García Sayán rechazó indignado las acusaciones y aclaró, una vez más, que el gobierno toledista conmutó la pena de condenados por terrorismo, a cambio de información que ayudó a la captura de cabecillas subversivos.

ZONZONAZO
En la sesión de ayer, el congresista de Acción Popular-Frente Amplio Jorge Rimarachín defendió a García Sayán, los derechos humanos y el informe de la CVR.

Recordó que la legisladora fujimorista Martha Chávez sostuvo que los estudiantes de La Cantuta se habían autosecuestrado y que la oficial del Ejército Leonor La Rosa se había autotorturado. “Mucho cuidado, la historia está juzgando esas palabras violatorias a los derechos humanos”, dijo.

Mientras hablaba, desde la bancada fujimorista le gritaban “traidor”, “tránsfuga”, “sinvergüenza” y otros epítetos, que rechazó tajantemente. “Diferentes son los que de un partido se pasan para otros y que fueron elegidos por Somos Perú para una alcaldía y se vendieron al fujimorismo, esos son tránsfugas”, anotó.

De inmediato, la fujimorista Martha Chávez pidió la palabra para tratarlo de “cobarde” y lo conminó a demostrar que ella dijo que las víctimas de La Cantuta se habían autosecuestrado y lo amenazó con denunciarlo por difamación.

“Hay personas extremistas que si no le pueden pegar un tiro a uno matan su honra y su imagen y no pueden quedar impunes, lo insto, que venga a decírmelo a mi cara”, decía a gritos.

La también fujimorista Luisa María Cuculiza, habituada al insultó y las palabras subidas de tono, sostuvo: “Cuando hable de tránsfuga, oiga Rimarachín, nombre a las personas, no sea cobarde, yo he sido invitada por ese gran profesional que fue Alberto Andrade para postular a la municipalidad de San Borja, el único carnet que tengo es el fujimorismo porque nunca antes he estado en otro partido, así que de tránsfuga tiene usted tremendo zonzonazo”, provocando risotadas en el Hemiciclo.

Finalmente, tuvo que retirar sus calificativos ante la advertencia de Rimarachín de denunciarla ante la Comisión de Ética.

LAVARSE LA CARA
Para el congresista Heriberto Benítez, quien defendió a La Rosa ante el Estado, la propuesta del fujimorismo es parte de una campaña sistemática no solo contra la CIDH y la CVR, sino contra todos aquellos que pueden ratificar o atestiguar los graves delitos cometidos por Alberto Fujimori.

Refirió que en el caso de Leonor La Rosa empezaron a levantar infamias, injurias y recordó que al periodista Ricardo Uceda le entregó los certificados médicos del hospital militar y de México y las causas porque las Naciones Unidas la declaró refugiaba, pero que jamás lo publicó en su libro “Muerte en el Pentagonito”. Acotó que antes de las torturas a La Rosa fue asesinada y descuartizada la agente Mariella Barreto.

Benítez recordó que el gobierno de Fujimori tuvo que liberar a personas que fueron injustamente encarceladas por los tribunales de jueces sin rostro que implementó.


Vilma Escalante
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario