Nos hizo quedar en ridículo

Por el capricho de pretender rematar el avión presidencial, uno de los mejores de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), el mandatario Alan García dejó ayer en ridículo al Perú al no llegar a tiempo a Quito, Ecuador, para la ceremonia de investidura del segundo mandato de su homólogo Rafael Correa, debido a que a la nave de la FAP en que viajaba se le astilló el parabrisas del lado izquierdo, obligándolo a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Chiclayo.

Por Diario La Primera | 11 ago 2009 |    
Nos hizo quedar en ridículo
Llega a Ecuador tras percance.

Luego de quedar varado más de dos horas y tras abordar otra nave de la FAP, el presidente García llegó a Quito cuando la ceremonia ya había terminado y, según la prensa local, García se dirigió al Palacio de Carondelet, a fin de participar en un almuerzo en honor a las delegaciones asistentes a la posesión de mando de Correa.

Cuando el presidente García asumió su segundo mandato en 2006 criticó a su antecesor Toledo por viajar en el avión presidencial (un Boeing 737 de la FAP) y anunció que iba a ser rematado y con el producto de la venta se financiaría un nuevo Hospital del Niño porque era una “frivolidad” usar esa nave.

Así, el avión presidencial, en el que Alejandro Toledo viajó en varias oportunidades a China y Europa para suscribir acuerdos económicos, fue puesto en remate, pero la venta no se concretó al parecer por oposición de la misma Fuerza Aérea, ya que la nave le pertenece, además de ser una de las mejores con que cuenta el país.

El ex ministro de Trabajo del anterior régimen, Juan Sheput, criticó ayer la actitud del presidente García por haber aislado al Perú, pues “es el único presidente que permanece encerrado en Palacio de Gobierno y hasta la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, le ofreció en una oportunidad llevarlo a Ecuador en su avión.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.