“No nos va a temblar la mano”

El presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Gastón Soto Vallenas, afirmó que será “minuciosa” la investigación preliminar iniciada por esa instancia a los magistrados de la Sala Plena de la Corte Suprema encabezada por Javier Villa Stein, que benefició con reducciones de sentencia a los integrantes del Grupo Colina.

Por Diario La Primera | 01 ago 2012 |    
Gastón Soto Vallenas dice que investigación incluye a los cinco magistrados de Sala Superior.
PRESIDENTE DEL CNM SOBRE INVESTIGACIÓN A VILLA STEIN

Más datos

PUEDE IR A CÁRCEL

El abogado Guillermo Olivera Díaz sostiene que tanto Villa Stein como sus acompañantes en la sala pueden ir a la cárcel, por haber cometido “concurso real de delitos” en la emisión de la sentencia. Olivera dijo que los magistrados cometieron los delitos de encubrimiento personal agravado, porque las rebajas de condena no están permitidas por la ley, y que el argumento de que han transcurrido muchos años de juicio “es falaz”.
“Resolveremos con racionalidad y responsabilidad, (…) pero no nos va a temblar la mano, porque estamos representando a la sociedad”, manifestó el titular de la CNM, quien agregó que la investigación comprende a todos los integrantes de la sala, pese a que algunos magistrados retiraron sus firmas de la sentencia.

Soto Vallenas precisó que la intervención del CNM no tiene motivaciones externas, y explicó que la Comisión de Procesos Disciplinarios decidió investigar a Villa Stein y los jueces que lo acompañan en la sala, porque su conducta quedó en tela de juicio luego del fallo.

Añadió que la falta funcional de un magistrado es sancionada con la destitución, razón por la cual, dijo, los miembros del consejo serán cuidadosos en el proceso a los integrantes de dicha sala. Señaló también que el proceso de investigación preliminar durará 30 días, plazo que puede ser ampliado de ser necesario.

La vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, sostuvo por su parte que el fallo no ayuda a la lucha contra los violadores de derechos humanos y calificó el veredicto de la corte de Villa Stein como “absurdo”.

Aclaró que el gobierno de Ollanta Humala respeta la independencia de poderes, pero eso no le impide criticar el fallo que, dijo, a todas luces no favorece a la justicia.

FUJIFALLO
El viernes 20 de julio, el vocal supremo Villa Stein anunció que la sala que preside en la Corte Suprema decidió reducir las penas de prisión a los integrantes del Grupo Colina, incluidos el exasesor presidencial Vladimiro Montesinos y el exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Nicolás Hermoza.

Villa Stein alegó que el tribunal consideró que la matanza de Barrios Altos, ocurrida en noviembre de 1991, no fue un crimen de lesa humanidad y que por lo tanto la corte tenía que reducir las condenas y los sentenciados podían tener acceso a beneficios penitenciarios.

Como consecuencia de la cuestionada sentencia, el acusado Alberto Pinto Cárdenas, exjefe del Servicio de Inteligencia del Ejército, salió de prisión el martes 24 de julio, por un supuesto exceso de carcelería sin sentencia.

En esa misma semana, los magistrados Jorge Luis Salas Arenas, Francisco Miranda Molina y Segundo Morales Parraguez, reconocieron que votaron a favor de calificar como delito de lesa humanidad el caso de Barrios Altos; hecho que provocó un giro al dar cuenta que una mayoría estaba a favor de esta consideración, pese a lo cual la posición minoritaria se impuso.

Luego, en un intento por deslindar su responsabilidad, estos magistrados presentaron un documento denominado “Fundamentos Adicionales”, en el que ratificaron su posición de calificar Barrios Altos como de lesa humanidad; pero al mismo tiempo sostuvieron que no contradecían el fallo.

CONDENA TOTAL
El mismo viernes 20, el presidente Ollanta Humala condenó el fallo y anunció que el Poder Ejecutivo tomaría medidas para revertir la vergonzosa decisión judicial del tribunal encabezado por Villa Stein.

Ese mismo día, el entonces ministro de Justicia y actual jefe de gabinete, Juan Jiménez Mayor, informó que el Estado interpondría una demanda de amparo constitucional para declarar improcedente la decisión judicial, hecho que se produjo la semana siguiente, después que él asumió la presidencia del Consejo de Ministros.

El entonces vocero de la bancada de Gana Perú, Fredy Otárola, expresó su rechazo a la sentencia, y comunicó que su bloque parlamentario denunciará constitucionalmente a Villa Stein y sus magistrados. A esta acción se han plegado varios congresistas de otras bancadas, como Javier Diez Canseco y Fernando Andrade.

El exmandatario Alejandro Toledo manifestó su rechazo a la sentencia que favorece al Grupo Colina durante la conmemoración del 12 aniversario de la Marcha de los Cuatro Suyos, el pasado 26 de julio.

Varios constitucionalistas, como Víctor García Toma y César Valega, advirtieron irregularidades tanto en el fallo como en los procedimientos, pues con una mayoría de tres sobre cinco la decisión no era válida, y debió convocarse a un sexto vocal de la Corte Suprema para dirimir.

En tanto, diversas organizaciones como el Instituto de Defensa Legal, la Asociación Pro Derechos Humanos y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) también rechazaron el fallo, y anunciaron que apelarán la sentencia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Recordaron que el ente interamericano ya había fallado que el caso de Barrios Altos fue un crimen de lesa humanidad y que se reserva el derecho de revisar el proceso del caso en la justicia peruana.


Víctor Liza Jaramillo
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.