No le entran balas a ministro

El presidente Alan García ignoró ayer un verdadero clamor que exige la renuncia del ministro del Interior, Luis Alva Castro, y lo ratificó virtualmente en el cargo, pese a las críticas que lo descalifican por ineficiente y por las muertes en la represión de las protestas sociales.

Por Diario La Primera | 26 jul 2008 |    
No le entran balas a ministro
Alva Castro recibe blindaje público del presidente García.
Critican respaldo de presidente García a cuestionado ministro Alva Castro.

Más datos

DETALLE

El ex titular del Interior Fernando Rospigliosi comentó que no le extraña la actitud presidencial que ha sido manifestada reiteradamente en los últimos meses a pesar de la inseguridad ciudadana. Afirmó que Alva Castro es sólo un figurón en el Ministerio del Interior porque el director de la PNP, general Octavio Salazar, decide la política de ese organismo.

El espaldarazo del jefe de Estado al ministro del Interior se produjo durante la ceremonia de entrega de 700 patrulleros para la Policía Nacional, adquiridos a través del PNUD, luego que la administración de Alva Castro y la anterior de Pilar Mazetti no fueron capaces de adquirir los vehículos y pertrechos policiales y fracasaron en licitaciones plagadas de sospechas de irregularidades.

“Lo felicito, ministro del Interior y compañero, porque frente a tantas y tantas críticas, tiene usted un logro y un hecho concreto y material”, dijo García.

La actitud del Presidente fue criticada por el director ejecutivo de Aprodeh, Miguel Jugo, quien consideró que a la población sólo le queda esperar que el Congreso pueda librar al país del ministro Alva Castro, mediante una censura que lo sancione y obligue a renunciar.

La representante de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), Gloria Cano, coincidió con Miguel Jugo y agregó que “García y Alva Castro se ayudan entre ellos y cuestionar a uno de ellos es cuestionar al otro”.

Para la presidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Congreso, Juana Huancahuari, el espaldarazo de García a Alva Castro prueba la intención del gobierno de continuar con su política represiva contra al descontento popular.

De igual manera se expresó el analista político Alberto Adrianzén, quien, además, dijo que queda claro que el Ejecutivo no escucha la demanda popular que pide la salida de Alva Castro. Asimismo consideró extraño que la ratificación coincida con el rumor de que el ministro se habría reunido con el ex dictador Alberto Fujimori.

Vilma Escalante
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.