No existen pruebas, es una batalla mediática

Los abogados de Martín Belaunde, José Urquizo y Hugo Canevaro, salieron al frente para aclarar la situación legal de su patrocinado. En diálogo con La Primera Digital explicaron que hasta el momento no se le ha podido demostrar ningún ilícito y que si no se entrega a la justicia es porque se ha dispuesto su prisión preventiva en base a un hecho falso, por lo que tiene el derecho a la resistencia.

| 12 noviembre 2014 10:11 AM | Política | 1.3k Lecturas
No existen pruebas, es una batalla mediática
No existen pruebas, es una batalla mediática
1324

Afirman que quieren enviarlo a prisión por una falsedad y por ello no se entrega.

—¿Cuál es la situación jurídica de Martín Belaunde?

—(José Urquizo). Es un caso paradigmático porque es una persona a la que se aplica la prisión preventiva y los fundamentos materiales para ello se sustentan en dichos falsos. Se dice que el día de la intervención en Chimbote en la denominada “centralita” estuvo presente y obstaculizó la labor de la justicia, pese a que fundamentamos ante el juez Richard Concepción, a cargo del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia del Santa, que eso era falso pues no se encontraba en ese lugar y pese a no existir una orden judicial, Belaunde le pidió a los abogados de la empresa y a los contadores que se queden hasta que venga el fiscal, le abran la puerta y pueda ingresar.

—¿Por eso no se entrega a la justicia?

—Él nunca estuvo presente en la intervención del Ministerio Público; sin embargo, la acusación del juez Concepción Carhuancho es que estuvo presente y obstaculizó la labor de la justicia, es decir, es una afirmación falsa. Si a una persona la van a enviar a prisión por un dicho falso, tiene derecho a la resistencia. No resistencia a la justicia, pero sí resistencia a la falsedad de la fundamentación.

—Pero no es la única imputación que se le hace.

—Han buscado colaboradores eficaces que tienen versiones diversas, a favor y en contra, que han admitido unas cosas y luego las han negado. Aparece una persona que trabaja en la portería con supuesta información privilegiada de lo que hacía Martín Belaunde, cuando todos saben que nuestro cliente no vivía en Chimbote, sino en Lima y una o dos veces al mes viajaba para supervisar la empresa.

—¿A qué se dedicaba la Empresa Ilios Producciones?

—Ilios Producciones se encargó de la campaña de César Álvarez y apoyó la campaña de Heriberto Benítez. Eso en este país no es un delito y además era algo público. Si eso está dentro del marco constitucional, ¿cómo lo van a convertir en un delito?… utilizando un lenguaje que proviene de las conversaciones en los centros penitenciarios cuando dicen que era una empresa de “fachada”, es un lenguaje con el cual se pretende generalizar situaciones y de esa manera evitan colocar elementos probatorios de carácter material.

—¿No tenían maquinaria sofisticada ni equipos de escucha?

—Si ellos supieran exactamente lo que es Ilios Producciones sabrían que no necesita muchos elementos para trabajar, pues los periodistas utilizan cámaras filmadoras, computadoras, cámaras fotográficas, USBs y otros, no requería un gran equipamiento para hacer trabajo de campo.

Hugo Canevaro.

SIN DELITO

—¿Fachada de qué era entonces?

—Con el término fachada, que es un término encubridor y malévolo, han querido decir que es un activista económico de César Álvarez, pero si eso hubiera ocurrido los colaboradores eficaces tendrían un recibo o algo similar, y eso jamás ha ocurrido. Hasta el día de hoy, nadie ha demostrado, aparte de los dichos, que Martín Belaunde se ha beneficiado con un solo sol del Estado. ¿De qué delito estamos hablando?

—Se le achaca sus vínculos con el presidente Ollanta Humala y con su esposa.

—Pero eso no es un delito. Nadie le ha atribuido que se haya beneficiado de manera particular y esta primera parte evidencia que hay una persecución judicial. Hay una serie de cargos contra Martín Belaunde que son generalizaciones, pero no hay ninguna prueba material en su contra.

—¿Cuáles son los cargos?

—Se le está imputando que es parte de la cúpula de César Álvarez y que se ha beneficiado de las obras públicas de esa región, donde se pagaba a Álvarez un 10% por la entrega de las obras. Esa es la imputación en general. Pero no se precisa cuál sería la participación de Martín Belaunde, no hay nadie que haya dicho de esta empresa se pagó a César Álvarez. Se habla genéricamente pero no se identifica la empresa que presuntamente habría cometido la asociación ilícita para delinquir y tampoco se precisa para delinquir en qué.

—¿Es la única acusación?

—La segunda es que habría utilizado la empresa Ilios Producciones para levantar la imagen de César Álvarez, lo que tampoco es un delito, y que habría desatado una campaña contra los opositores a César Álvarez, pero los presuntos enemigos de Álvarez han dicho que no conocen mayormente a Belaunde y además no hay una sola publicación que pueda considerarse difamatoria atacando a los enemigos de Álvarez. No hay una sola portada que puedan mostrar. No existe una portada difamatoria, todas las acusaciones se basan en lo que un testigo escuchó que otra persona le dijo a otra.

—¿No reconoce al menos una falta que haya cometido Belaunde?

—La Fiscalía, la Procuraduría tienen una gran responsabilidad en esta investigación porque con su actitud están causando no solo un daño moral, sino que están llevando a la decadencia a la justicia, porque el ciudadano no es tratado de acuerdo a las normas constitucionales, sino que es tratado con criterios no jurídicos, sino mediáticos y además lo quieren estigmatizar. Si una persona jamás ha tocado las arcas públicas de qué corrupción estamos hablando.

Martín Belaunde Lossio

Acusaciones se basan en mentiras y supuestos

Conspiración jurídica y política

—¿El caso escapa del ámbito jurídico?

—(Hugo Canevaro) No hay nada jurídico. Es un mito. Hace poco apareció un colaborador eficaz que ha dicho que Martín Belaunde visitaba canal 25 para cobrar 20 mil soles mensuales, pero eso es una leyenda. Martín Belaunde nunca ha ido a ese canal y ante ello se han programado diligencias en las que tendrán que ir los periodistas, directivos y trabajadores de esa televisora, quienes tendrán que dar fe que Martín Belaunde nunca asistió, sin embargo ya se difundió la imputación genérica falsa con portadas en los diarios diciendo que Belaunde cobraba 20 mil soles. Otra mentira flagrante.

—¿De qué estamos hablando entonces?

—De una conspiración jurídica y política y lo que están haciendo es limitar las opciones de un ciudadano. Las opciones jurídicas han desaparecido para Martín Belaunde, de una forma abusiva y prepotente quieren hacer de él un hombre que no es: un hombre al margen de la ley.

—¿Los vínculos con gente del poder le están pasando la factura?

—¿Qué se puede esperar de un hombre que se dedica a hacer campañas? Es obvio que tiene que conocer a las personas. ¿Qué es lo que realmente se quiere sancionar? ¿Que le hizo la campaña exitosa a Ollanta Humala, que le hizo una campaña exitosa a César Álvarez y otra similar a Heriberto Benítez? Eso lo están convirtiendo en un delito. No le perdonan esos hechos.

—Las personas acusadas siempre dicen ser víctimas de persecuciones.

—Pero esto es un verdadero atropello. Es el uso y abuso del derecho y nadie se hace responsable de esta situación. Han pasado en otros casos recientemente como el de Olórtiga, antes Eva Bracamonte y Rosario Ponce (caso Ciro) y ahora quieren hacer lo mismo con Martín Belaunde. Se trata de un linchamiento mediático, un ajusticiamiento. No existe una prueba para decir que Martín Belaunde es un elemento corruptor o metido en esos problemas.

—Dicen que el caso de la firma española Antalsis implicaría incluso a la Primera Dama…

—En esa empresa Martín Belaunde no tiene participación. Conoció al gerente Juan Carlos Rivera Ydrogo y lo más que hizo fue presentarle algunas personas, pero no tiene acciones ni utilidades. No es más que una versión periodística, lo único que hay son unos correos, que no dicen nada. Y eso tampoco es delito. Lo están utilizando políticamente, pero en materia penal no hay ningún ilícito. En este caso la participación de Belaunde fue subcontratar un servicio con esta empresa y nada más.

—¿Por este caso ya hay denuncia fiscal?

—Por el caso Antalsis existe una investigación que recién se va a abrir a pedido del procurador Salas y que aún la Fiscalía no ha calificado. Por el caso de la “centralita” la Fiscalía acaba de ampliar investigación por 180 días y han hecho programaciones de diligencias hasta abril del próximo año. Lo único que está judicializado es el tema de la “centralita” desde hace tres años y desde entonces no hay ninguna prueba contra Martín Belaunde.

Advierten abuso flagrante contra un ciudadano

Quieren presentarlo como un demonio

—¿Por qué ustedes no han salido antes a los medios a declarar?

—(José Urquizo) Hemos estado avocados al tema legal, pero están presentando a Martín Belaunde como el demonio, como el cabecilla de una banda de criminales y eso escapa a todo tipo de control. Se está cometiendo un abuso flagrante contra un ciudadano con acusaciones falsas. Nadie ha salido a especificar si hay un beneficio económico a favor de Martín Belaunde. Y ante ello es que salimos a dar nuestra versión.

—A Martín Belaunde Lossio se le acusa de ser un lobista de grandes negocios…

—¿Cuándo ha utilizado recursos del Estado?, ¿cuándo ha utilizado una camioneta o una propiedad del Estado, de un gobierno regional o un municipio?, jamás. Martín Belaunde ha viajado por el país porque es parte de su trabajo en campañas políticas.

—¿Los últimos correos no lo implican en el caso Antalsis?

—Incluso están utilizando pruebas conseguidas de manera prohibida y nadie está diciendo nada al respecto. A las pruebas ilícitas los periodistas le están dando un valor ético, moral para perjudicar a una persona, pero no tienen valor jurídico. Quieren estigmatizarlo con una serie de imputaciones falsas. Su conducta no llega a ser jurídicamente imputable de ningún cargo.

Nadine Heredia

Usan el tema para atacar a Humala y a Nadine

—¿Por qué entonces lo embarcan en una nueva denuncia?

—(Hugo Canevaro) Como fracasaron en el tema de la “centralita” y no lograron ni un recibo ni una factura, ahora están iniciando una nueva persecución con el caso Antalsis.

—¿Cree que utilizan a Belaunde para atacar a la pareja presidencial?

—Están utilizando a Martín Belaunde para atacar a la pareja presidencial y al gobierno. Eso es evidente. Quieren criminalizar la conducta de Martín Belaunde. Cuando ha salido a reclamar, tiene como respuestas, cizaña, mentiras, medias verdades y ni siquiera los congresistas de oposición pueden decir cuál es el delito o irregularidad que ha cometido.

—¿No se va a entregar? ¿Va a presentar algún recurso?

—Estamos trabajando en los temas probatorios y en su momento presentaremos el recurso para pedir la nulidad de la prisión preventiva. Acaba de salir un colaborador y tenemos que ver lo que dice para responder con pruebas. No le han permitido que pueda demostrar en segunda instancia los motivos para que se suspenda la prisión preventiva. Simplemente la rechazaron.

ADEMÁS

“Con el término fachada, que es un término encubridor y malévolo, han querido decir que es un activista económico de César Álvarez, pero si eso hubiera ocurrido los colaboradores eficaces tendrían un recibo o algo similar, y eso jamás ha ocurrido. Hasta el día de hoy, nadie ha demostrado, aparte de los dichos, que Martín Belaunde se ha beneficiado con un solo sol del Estado. ¿De qué delito estamos hablando?”

El no estuvo presente

“Él nunca estuvo presente en la intervención del Ministerio Público; sin embargo, la acusación del juez Concepción Carhuancho es que estuvo presente y obstaculizó la labor de la justicia, es decir, es una afirmación falsa. Si a una persona la van a enviar a prisión por un dicho falso, tiene derecho a la resistencia. No resistencia a la justicia, pero sí resistencia a la falsedad de la fundamentación”.

Medios hablan de Martín Belaunde Loss

io

“Están presentando a Martín Belaunde como el demonio, como el cabecilla de una banda de criminales y eso escapa a todo tipo de control. Se está cometiendo un abuso flagrante contra un ciudadano con acusaciones falsas. Nadie ha salido a especificar si hay un beneficio económico a favor de Martín Belaúnde. Y ante ello es que salimos a dar nuestra versión”.

Henry Cotos

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital