Ni la Católica ni sus bienes son propiedad de la Iglesia

Pepi Patrón afirmó además que la sentencia del Tribunal Constitucional es lamentable y vergonzosa, porque se ha excedido en sus funciones. “Este organismo debió decir sí o no sobre nuestro pedido de amparo, pero no dar una sentencia porque el juicio en la vía judicial ni siquiera ha comenzado”, dijo.

| 24 agosto 2011 12:08 AM | Política | 3.4k Lecturas
Ni la Católica ni sus bienes son propiedad de la Iglesia
“Aquí pueden estudiar católicos, judíos, musulmanes y ateos. Es una universidad en todo el sentido de la palabra”, dijo.
3404

En entrevista con LA PRIMERA, la vicerrectora de investigación de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Pepi Patrón, fue enfática en indicar que esa casa de estudios superiores no fue creada por el Vaticano y por ese motivo no está sometida a las leyes eclesiásticas sino a las leyes peruanas como cualquier universidad particular de este país.

-El juez del Tribunal Eclesiástico Luis Gaspar afirmó que el rector Marcial Rubio desconoce el Derecho Canónico, pues el cambio de estatuto es una orden y no una recomendación.
-La premisa es que nosotros no somos Persona Pública de Derecho Canónico. La Universidad Católica está sometida a la ley peruana. Si fuéramos una iglesia o parroquia seríamos eso. Nosotros no fuimos creados por el Vaticano. Hay una confusión de carácter político. Nosotros fuimos creados por el sacerdote recoletano Jorge Dintilhac y un grupo de laicos católicos. Nunca pertenecimos orgánicamente a la Iglesia Católica. Tenemos un vínculo y queremos cuidarlo de acuerdo a la encíclica Ex Corde Eclessiae. No hay una orden del Vaticano, hay una sugerencia, porque somos una universidad peruana que tiene un órgano democrático de gobierno que es la asamblea universitaria.

-¿Los bienes de la universidad deben pasar a la Iglesia Católica si se disuelve como institución?
-La universidad nació como católica, no como pontificia. El nombre de Pontificia lo recibió como un título honorífico en 1975. Eso no significa que pertenezcamos a la Iglesia Católica. El padre Felipe Mc Gregor dijo una vez que en el caso de la universidad la palabra católica es un adjetivo, pero el concepto de universidad es un sustantivo. Aquí pueden estudiar católicos, judíos, musulmanes y ateos. Es una universidad en todo el sentido de la palabra. No nos vamos a disolver como universidad, si ellos nos quitan los títulos y adjetivos. Este problema no tiene nada que ver con la existencia de la universidad ni con sus bienes.

-Sin embargo, el padre Felipe Mc Gregor reconoció mediante un documento que los bienes de la Católica son eclesiásticos.
-A mí no me consta que Mc Gregor haya reconocido como eclesiásticos esos bienes. El 9 de julio de 1980 el gobierno emitió un Decreto Ley 23211 que reconoce un acuerdo entre la Santa Sede y la República del Perú, que garantiza la independencia y autonomía de la universidad respecto a la Iglesia Católica. Esa autonomía siempre ha sido respetada. Da pena decirlo, pero los problemas comenzaron con el cardenal Cipriani. Nosotros no hemos comenzado este pleito. Yo no me atrevería a decir que el Papa está detrás de todo esto. Nunca hemos tenido problemas con la Iglesia Católica. Todo comenzó con la interpretación del testamento de José de la Riva Agüero.

-¿Fue un error acudir al Tribunal Constitucional en lugar de iniciar el juicio por la vía civil?
-No, porque no nos quedaba otra alternativa. La sentencia del Tribunal Constitucional es lamentable y vergonzosa, porque se ha excedido en sus funciones. Este organismo debió decir sí o no sobre nuestro pedido de amparo, pero no dar una sentencia porque el juicio en la vía judicial ni siquiera ha comenzado. Es necesario subrayar que en el caso de la Quinta Sala Civil, dos juezas están siendo investigadas por la Oficina de Control de la Magistratura. Precisamente estas magistradas dijeron que el juicio no tenga a lugar. El juicio no se ha iniciado y en ese contexto la sentencia del Tribunal es una aberración jurídica.

-¿Por qué acudieron a la Congregación por la Educación Católica de la Santa Sede?
-La PUCP siempre ha acudido a la Congregación por la Educación Católica. Ahora se nos ha sugerido un cambio de estatuto, que se está estudiando en Asamblea Universitaria. Lo que pasa es que están confundiendo un problema judicial de interpretación del testamento de José de la Riva Agüero con el cambio de estatuto. Son dos cosas diferentes.

-¿La PUCP depende de la ley peruana o de las normas de la Iglesia Católica?
-La Ley Universitaria Nº 23733, vigente, también rige para la PUCP, porque en nuestra universidad existe una Asamblea Universitaria, donde se eligen democráticamente a las autoridades con la participación de los profesores y alumnos. Y también se toman decisiones administrativas. En ese sentido, los bienes le pertenecen a toda la comunidad universitaria. La PUCP siempre ha funcionado como cualquier universidad peruana.


Llamil Vásquez
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD