Neoplásicas: nido de irregularidades

Diversas irregularidades de todas las magnitudes en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (Inen), salieron a luz gracias a una auditoria por encargo de la Contraloría, documento que será estudiado por el Parlamento, para desestañar los malos manejos en este instituto vital para combatir la peligrosa enfermedad del cáncer.

| 11 marzo 2012 12:03 AM | Política | 3.5k Lecturas
Neoplásicas: nido de irregularidades
Vallejos dejó a su socio en su puesto para que siga sus pasos.
El presidente de la Comisión de Salud del Congreso investigará el informe de la Contraloría que destapa todo tipo de malos manejos.
3501

Se confirma así la campaña que este diario ha desarrollado, muchas veces en solitario, para desterrar la corrupción del campo de la salud y enfrentar el inaudito monopolio que el exjefe del Inen, Carlos Vallejos, ha establecido en todas las etapas y procesos de investigación, tratamiento y aseguramiento del cáncer, hasta convertir esta terrible enfermedad en un pingüe negocio.

La forma de actuar de Vallejos (que continúa hasta hoy a través de su sucesor, Gustavo Sarria), queda mal parada al revelarse el informe de auditoría de la firma Chávez-Aguilar & Asociados Sociedad Civil, que estudia el período que va desde el 1 de enero al 31 de diciembre, realizado por disposición de la Contraloría General de la República, Resolución Nº 080-2011-GC, del 25 de marzo de2011.

El documento que el contralor Khoury trató de alejar de las miradas de la prensa y del Parlamento, se centra en los aspectos financieros y presupuestarios, advirtiendo numerosos problemas e irregularidades, como los siguientes:

(a) La secretaría general (máximo órgano administrativo) no cumplió ni hizo cumplir las normas de los sistemas administrativos…”;

(b) El contrato suscrito entre el Inen y Earsten Ccoperative Oncology Group-ECOG GECOPERU (empresa privada del grupo Oncosalud de Carlos Vallejos), de fecha 29 de septiembre de 2010, el investigador principal y firmante del subcontrato es el jefe institucional del Inen, no se ha explicado en qué fecha se cambió el contrato inicial suscrito entre ECOG y el Inen (25 de noviembre del 2002), y que en la actualidad existe un subcontrato suscrito entre ECOG y Gecoperu por el monto de US$ 278,000 no se ha informado respecto a los gastos de hospitalización, servicios y gastos administrativos (overhead) a favor del Inen, se ha considerado un asunto importante que requiere un trabajo adicional.

(c) No se ha realizado el control, monitoreo, supervisión del cumplimiento vigencia de los convenios y contratos, y revisado aquellos contratos en los que el INEN sea contraparte, con el riesgo de que… se acumulan los montos incobrables, ocasionando deterioro de las finanzas de la Institución

(d) El control de la recaudación no demuestra eficacia, la falta de liquidez por facturas no cobradas restringe la operatividad de los servicios institucionales para la atención de pacientes y servicios hospitalarios.

(e) Los procesos de recepción de donaciones se alteran, no se cumplen, lo que origina una distorsión, por ejemplo, que los inventarios físicos y el kárdex de almacén especializado al 31.12.11 muestran un saldo de medicamento ‘Aprepitant 40’, que no tiene stock físico, y un exceso de S/. 638,430 en los bienes para la venta

(f) La institución está incursa en procesos de carácter laboral, que tienen una alta probabilidad de perderse, que no han sido registrados como pasivos contingentes tal como dispone la norma internacional de contabilidad para el sector público; (g) El no tener un registro único de los movimientos dentro del Sistema Integrado (Control Patrimonial, Contabilidad y Logística), origina la duplicidad de la data y el doble esfuerzo, sin omitir los riesgos que por mal registro se pueden incurrir y que son los causantes de las inconsistencias en la información.

Al lado de este rosario de señalamientos, aparecen otros detalles: adquisición de bienes y servicios sin proceso de licitación, fraccionando la emisión de facturas para un mismo proveedor, con la intención de que no sobrepasen los montos a partir de los cuales la ley exige concurso de precios; expedientes de adjudicación incompletos; diversos saldos por cobrar que no han sido exigidos entre ellos 467,672 soles no cobrados a Oncosalud; contratos vencidos que se mantienen sin que se haya advertido que no ha habido la renovación correspondiente, entre ellos uno con Oncosalud, Mapfre, La Positiva Seguros y otros; adelanto de pago de 2,196,000 soles antes de la fecha de contrato, sin hacer reforma de los mismos; etc.

GUSTAVO SARRIA
El reemplazante, designado de Carlos Vallejos, es un hombre de toda su confianza, que ha quedado encargado de mantener el sistema interno y de contratos creado por su antecesor y el papel del grupo Oncosalud como eje de las políticas de cáncer. Los trabajadores y médicos lo describen como un ‘clon’, por eso piden su salida. Pero el doctor que también ha tenido mucho que ver con la fabricación del indulto para Fujimori, no puede sacudirse de la cadena de actos irregulares detectados por la auditoría.

INVESTIGACIÓN CONGRESAL
El presidente de la Comisión de Salud del Congreso, Segundo Tapia, dijo a LA PRIMERA que investigará el informe de la Contraloría, a fin de someterlo a consideración de su grupo de trabajo.

El parlamentario nacionalista Rubén Condori, integrante de la Comisión de Salud, señaló que solicitará una investigación sobre las irregularidades que se cometieron de acuerdo al informe de la auditoria encargada por la Contraloría.

A su turno, el congresista Eduardo Nayap, expresó que pedirá detalles acerca de la denuncia realizada por LA PRIMERA que atenta contra la salud pública. “Estoy pasando por un descanso médico, pero la próxima semana pediré un informe acerca de este presunto caso de corrupción, en defensa de lo justo, lo patriótico y lo honesto”, dijo.

EL CASO GECOPERÚ
Carlos Vallejos formó en el 2005, con algunos amigos médicos del Inen, el Almenara y Rebagliati, la empresa Gecoperu con la finalidad de llegar a intermediar en la gestión de programas de ensayos clínicos. Como este tema estaba reservado al control del Estado y alejado de toda intención de lucro, Vallejos modificó la ley vigente cuando se convirtió en ministro. Esto fue consignado en un informe especial de este diario (“El cáncer puede ser un gran negocio”) y es ahora ratificado por la auditoría especial que indica que, el Vallejos del Estado, cambió un contrato con el Inen, para favorecer al Vallejos de la empresa privada.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario