Negocios del Tío George

Rómulo León Alegría: Y le dije: “Jorge, quiero que sepas, por lo demás, si los hospitales pueden apoyar para la campaña; este tema no apoya la campaña, ¡resuelve la campaña!”.

Fortunato Canaán Fernández: Lógico.

| 28 junio 2009 12:06 AM | Política |534 Lecturas
Negocios del Tío George
Diálogos de Rómulo León y Fortunato Canaán que involucran al ex premier Del Castillo, son sólo la punta de la madeja.
¿Y quién investiga los faenones del intolerante ex premier? Quiere silenciar a LA PRIMERA, para que no sigamos investigando.
534

RLA: “Resuelve la campaña”, le dije, porque lo otro es un apoyo. OK, mira, acá tienes para ayudarte todo lo que se pueda; lo otro no, Jorge, lo otro la resuelve.

FCF: Le has dicho la verdad absoluta.

RLA: “Lo otro te pone en Palacio de Gobierno porque si se trata de 100 es 100, si se trata de 1,000 es 1,000, si se trata de cien mil veces más, eso va”. Entonces ya se quedó pensando y me dijo: “¿Qué hay que hacer?”.

(Diálogo entre Rómulo León y Fortunato Canaán del 11de febrero del 2008. Extraído de Perú21, edición del 8 de octubre de 2008)

Este es el “Tío George”, ¿qué les parece? El mismo que quiere investigar a LA PRIMERA para entender cómo hacemos para seguir saliendo con una pauta de publicidad relativamente baja, cuando para el gobierno del que forma parte sería tan conveniente que no existiéramos.

El que batió el récord de reuniones en la suite que el dominicano alquiló en el Hotel Country para desde allí manejar a diversas autoridades del gobierno, entre ellas al primer ministro, al secretario general de Palacio, a la secretaria personal del presidente y a numerosos ministros. Fíjense que Rómulo le dijo que lo de los hospitales podía ayudar, pero lo del petróleo resolvía la campaña.

Y hasta le puso cifras: “Si se trata de cien es cien, si se trata de mil es mil, si se trata de cien mil veces más, eso va”. A lo que George luego pensarlo le responde: “¿Qué hay que hacer?”.

Una larga historia
Pero la extraña historia de las relaciones de Del Castillo con los negocios del poder empieza muchos años antes. Hasta hoy nadie sabe como llegó a ser miembro del directorio del Banco de Crédito en la década de los 80, sin ninguna especialidad bancaria, pero cuando tenía a su cargo la Alcaldía de Lima y era una de las personas más cercanas al presidente de la República, que luego intentaría estatizar la banca, a pesar de los consejos del buen “Coquito”.

De alguna manera misteriosa, Jorge Del Castillo trasladó a su familia en los años 90 a Miami, donde adquirió una casa que sumó a las que ya tenía en Lima y, como si se tratara de Jaime Bayly, se acostumbró a pasar los fines de semana en la capital de las derechas latinoamericanas y regresar para cumplir sus tareas políticas los días de trabajo. ¿De dónde salió el dinero para sostener una vida tan costosa, sobre todo tratándose del escudero del exilado García y de un casi perseguido de la dictadura?

Cierto que Mantilla conversaba con Montesinos en el SIN, sobre sus mutuas desconfianzas hacia “Coquito”. Pero luego Agustín ha aclarado, sin dar detalles, que Jorge Del Castillo, Meche Cabanillas y Abel Salinas sabían de sus reuniones con el asesor de Fujimori. Y todo el mundo espera que algún día se aclaren los oscuros vínculos de la cúpula del APRA y el fujimorismo.

Miguelito
Tampoco se sabe de dónde le cayó la bendición del cielo al hijo del papá que ahora dispone de una pujante productora de programas de televisión cuyos productos el buen George ayuda a colocar en el mercado, en algunos casos con su publicidad incluida, y que ya había echado al ojo al canal que el gobierno intervino a través de la Sunat, no sólo como el que podría ayudarlo en el 2011, sino como una oportunidad de negocio familiar inmediato.

Diversas pistas indican que los aludidos estaban ya detrás de un paquete de avisos, de esos que se consiguen gracias al poder político, práctica que Del Castillo confirma al sacar en cara a nuestro diario que tiene pocos avisos, después de presionar a empresas privadas e instituciones públicas para que no avisen en LA PRIMERA.

Miguelito se llama el chico que cuenta con muy buena suerte en diversas licitaciones públicas, a través de sus diversas empresas como “Delport Investments” productora de televisión ubicada en la calle San Martín 645 Barranco, por la que puede preguntarse en la gestión aprista del gobierno región de Ancash, en el ministerio de Salud de Vallejos y Garrido Lecca, entre otras dependencias. Y hasta en la política, en su versión moderna, es decir la que se mueve con dinero, se habría interesado este inquieto vástago que llegó a proponerse en público para la secretaría general del PAP, donde nadie le recuerda una trayectoria militante.

Salvado por Raffo
Pero obviamente, donde Del Castillo está más embarrado y no le queda otro recurso que callar, es en el caso de los Petroaudios. Allí al ex premier, como a los demás ministros que negociaban con Canaán y que fueron salvados en el Congreso por la maniobra del fujimorista Carlos Raffo (anunció que acusaría hasta el último día y allí cambió su voto), no les queda más que esperar que el Poder Judicial entrampe las investigaciones y revuelva el caso para que resulte imposible reconstruir pieza por pieza los elementos incriminadores existentes.

Lo que demuestra el diálogo de Rómulo León con el dominicano que presentamos al inicio es la forma de involucrar al premier en los negociados de hospitales y lotes petroleros, era moverle las necesidades de la campaña electoral del 2011. Por ahí se dejó agarrar y estuvo por lo menos seis veces encerrado en la suite del magnate. Seis veces preguntando que hay qué hacer.

Y ahora quiere silenciar a LA PRIMERA, para que no sigamos investigando.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125391 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario