Negocios en juego

-¿Qué quieren decir los dirigentes apristas cuando afirman que partidos como el Nacionalista u otros de izquierda son antidemocráticos, a pesar que siempre han participado en las lides electorales y tienen representaciones parlamentarias?
-Aquí hay una maniobra ideológica que trata de asociar democracia con el modelo económico neoliberal, como si dentro de la economía de mercado no hubiera otro modelo que el neoliberal. Entonces, según ese pensamiento, la única democracia posible es dentro del neoliberalismo. Ese es el invento ideológico.

| 12 julio 2009 12:07 AM | Política |685 Lecturas
Negocios en juego
García expresa las posiciones más rancias y conservadoras, dice Tejada.
El presidente García presenta una falsa dicotomía entre demócratas y antisistemas, para esconder su defensa al neoliberalismo, dice analista David Tejada.
685

-¿Qué características tiene este modelo neoliberal?
-El modelo neoliberal es el que menos espacio le da a la democracia, porque sólo favorece a minorías, porque no es un modelo vinculado a las mayorías. Y olvida la prédica de (Abraham) Lincoln, que la democracia es con el pueblo, para el pueblo y por el pueblo, que es la verdadera esencia de la democracia, que debe tener un carácter popular, redistributivo, tiene que reducir las desigualdades. La democracia tiene que incluir a todos.

-Este es el detalle que más resiente la población que no percibe que hay redistribución equitativa de la riqueza.
-El modelo neoliberal es concentrador, excluyente, polarizante, sólo soporta una democracia de elite, de ricos y no incluye a los pobres.

-¿Es la elaboración intelectual de un nuevo concepto de democracia?
No. Están acomodando el concepto de democracia para justificar el modelo neoliberal, y, para decir que aquellos que no lo aceptan no son demócratas y, por lo tanto, socavan la democracia. Esa es la tergiversación ideológica. Esa es la trampa.

-¿De ahí el apelativo de antisistema?
-Exacto. Entonces, el calificativo de antisistema no es a la democracia, sino al que se opone al modelo económico neoliberal. Lo cual es totalmente falso, porque la democracia puede subsistir con distintos modelos económicos, porque la economía de mercado también ha dado un Estado de bienestar, como el del proyecto socialdemócrata.

-En ese contexto, el presidente Alan García ha señalado que estamos en una guerra fría continental entre estos dos modelos.
-Como él se siente corto de decir “yo defiendo el modelo neoliberal”, entonces divide las aguas de otra manera, de una manera falsa entre demócratas y antidemócratas. Yo diría más bien que aquí hay un proyecto neocolonial, elitista, oligárquico y otro nacional, popular y democrático.

-¿Por qué dice que el presidente García no se atreve a defender abiertamente el neoliberalismo?
-Porque este es un modelo que ya es insostenible. Perú es el último país que queda en América Latina con un neoliberalismo trasnochado, salvaje. Todos están dándole un rostro social al neoliberalismo, buscando una base social más amplia. En estos momentos, García enfrenta también a un sector de la derecha que apoya al modelo neoliberal, pero no está de acuerdo con esta alternativa fundamentalista, de neoconverso.

Coordinadora continental oligárquica

-¿Esta corriente ideológica es propia del aprismo, del presidente García?
-Es una corriente ideológica que ha adquirido carácter continental. Las derechas de América Latina, sobre todo las derrotadas, han formado una internacional oligárquica y se han concentrado en Lima.

-¿Cómo así?
-De Venezuela ha venido Carlos Ortega, que fue dirigente máximo de una central obrera corrupta, del partido Acción Democrática, principal partícipe del golpe de Estado contra (el presidente Hugo) Chávez. Acción Democrática es el partido par del aprismo en Venezuela, de allí es el compadre de García, el ex presidente Carlos Andrés Pérez. También está Manuel Rosales, principal opositor de Chávez. Igualmente está la boliviana Mirtha Quevedo, quien fue ministra de Gonzalo Sánchez de Lozada y su principal operadora política. También hay nexos con Carlos Sánchez Berzaín, que aunque está en Estados Unidos, escribe artículos supuestamente democráticos que lamentablemente publica El Comercio, aunque no se atreve a poner su nombre completo, porque inmediatamente lo relacionarían con los crímenes de lesa humanidad que cometió en Bolivia, donde dirigió personalmente la represión, con 67 muertos, contra la protesta social que obligó a renunciar a Sánchez de Lozada.

Susana Grados Díaz
Jefa de Informaciones

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125391 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario