Negociado petrolero

La empresa Discover Petroleum de Noruega informa en su página Web haber sido fundada en marzo del 2005 y contar a la fecha con 26 empleados. Casi tan sincera como lo son los diálogos entre Rómulo León y Alberto Químper.

Por Diario La Primera | 07 oct 2008 |    
Negociado petrolero
Concesión es fruto de una operación de lobby y corrupción de funcionarios al más alto nivel. Valdivia se fue.
La buena noticia era que Petroperú volvía a las tareas de exploración en asociación con una no muy sonada empresa noruega.

Más datos

DANIEL SABA

“Es un complot”

La existencia de un complot dirigido a impedir que la empresa estatal retorne a la exploración y producción de petróleo y, al mismo tiempo, a desprestigiar al directorio de Perupetro que es el único que, en más de diez años, ha logrado cobrar una deuda millonaria a una empresa petrolera, fue denunciado ayer por el ingeniero Daniel Saba, presidente de Perupetro. Saba se negó a dar el nombre de la empresa aludida, pero dijo que se trata de la misma empresa que dentro de once días deberá devolver un lote petrolero o allanarse a las exigencias del Estado. Esa empresa, que en el último concurso obtuvo la buena pro por los lotes Z 51 y Z 52, hizo lo imposible por no devolver al Estado 22 millones de dólares y en la disyuntiva de cumplir con el contrato o pagar su deuda, lo hizo “bajo protesto”, es decir, reservándose por diez años el derecho a enjuiciar a quienes le cobraban. Petro Tech es operadora de otros nueve contratos en el Zócalo Continental y en estos momentos explota, de manera ilegal, el gas que extrae del Lote Z 2B, sacándole los líquidos en Procesadora de Gas Pariñas, PGP, una planta de propiedad de la misma Petro Tech.

O sea se trata de una empresa junior, de pequeña escala para las magnitudes del negocio petrolero, a la que se le asignaron cinco lotes (cuatro en el Zócalo Continental y uno en la selva, con gran potencial de gas, sobre terrenos que pertenecían a la reserva del Manu), y la que anunciaba una nueva etapa de la actividad petrolera, con Petroperú como socio de exploración.

Normalmente estas empresas entran en la fase inicial de la inversión para luego vender en el mercado sus descubrimientos a operadores con mayor capital. Tal vez por eso los ingenieros de Perupetro descalificaron totalmente a Discover Petroleum cuando solicitó la adjudicación individual de los lotes y le colocaron la nota cero, que quiere decir que no cumple ningún requisito. Pero la noruega pasó la valla, porque contrató un agente de ventas y relaciones públicas con alta llegada al gobierno. Se trataba de Rómulo León Alegría, ex ministro del primer gobierno de García y uno de los procesados por enriquecimiento ilícito y desbalance patrimonial que se acogió a la prescripción (igual que Alan García).

Todo indica que gracias a esta intervención se lograron mover influencias en el más alto nivel de las dos empresas del Estado relacionadas con el tema: Perupetro (maneja las concesiones) y Petroperú (realiza actividades productivas, principalmente refinería), y en el Ministerio de Energía y Minas.

Los audios dados a conocer por la prensa han desatado un terremoto en estos espacios estatales y han servido para demostrar que el APRA puede desvirtuar hasta las ideas más positivas. Efectivamente Petroperú estaba restringida por las normas fujimoristas para entrar en actividades de exploración y explotación, aun si contara con los recursos para hacerlo. Esto le otorgaba una novedad a la asociación con Discover, que ahora aparece totalmente empañada por el presunto pago de coimas bajo la mesa.

Como solía ocurrir con los corruptos de los 90, los implicados en este caso se están defendiendo con el recurso del cinismo. Según Químper, ni siquiera recuerda si tuvo las conversaciones grabadas, lo que podría hacer creer que ha sostenido muchas otras parecidas, que se le confunden. Según León Alegría, no habría nada de malo en lo que hizo y los equivocados somos los que nos hemos sentido asqueados por los diálogos, porque no conocemos cómo se hacen los negocios modernos.

Para Gutiérrez el tema se resume en que no ha habido perjuicios para el Estado, lo que es casi como decir que las coimas vinieron de Noruega. Y para Saba, lo que conversan los implicados da asco, pero no tiene que ver con la licitación, ya que los noruegos ganaron porque debían ganar. En todo caso si León y Químper les hicieron creer que hacían gestiones por ellos y les sacaron una tajada, será porque son zonzos.

Raúl Wiener
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.