Narcotráfico compromete a los Fujimori

Mientras el fujimorismo vive una suerte de división entre sus seguidores que se han dividido en los que apoyan a Keiko y los que están a muerte con el expresidente en prisión, Alberto Fujimori, siguen en pie las interrogantes surgidas durante la investigación en torno al hallazgo de 100 kilos de cocaína en los almacenes de una empresa de Kenji Fujimori.

| 13 octubre 2013 06:10 PM | Política | 4.1k Lecturas
Narcotráfico compromete a los Fujimori
Narcotráfico compromete a los Fujimori
Droga encontrada en almacén de Kenji es una pieza más para investigar a hijo menor de exdictador preso por corrupción

Más datos

El 11 de mayo de 1996, un cargamento de 170 kilos de cocaína fue encontrado en un avión de la Fuera Aérea del Perú, que iba a despegar el día siguiente en un vuelo clasificado como “secreto”, para llevar motores y equipos bélicos necesitados de mantenimiento en Rusia. Uno de sus tres pilotos era edecán del exmandatario Alberto Fujimori, quien, según versiones periodísticas, movió todo tipo de influencia para proteger a los verdaderos responsables.
4134

En febrero de este año, agentes antidrogas de Panamá encontraron en el puerto Coco Solo, provincia de Colón, 28 kilos de cocaína escondidos en un contenedor que había salido del puerto del Callao, Perú, con destino a México.

El 11 de marzo los agentes de la Dirandro descubrieron otro contenedor listo para embarcarse a Manzanillo, Colima. El cargamento de 100 kilos de cocaína estaba oculto en un almacén de la compañía Limasa, propiedad de Kenji Fujimori.

Esa empresa fue fundada en 2009 por José Begazo Ramos y Marco Ynaba Reyna, luego de deshacerse de la compañía Licsa, que estuvo implicada en varios casos de narcotráfico.

El 27 de octubre de 2005 la Policía de Manzanillo descubrió mil 396 kilos de cocaína camuflados en un cargamento de condimentos que había salido del almacén de Licsa.

El 2 de febrero de 2006 en el puerto alemán de Bremerhaven se detectaron 325 kilos de droga en sacos de café almacenados en Licsa.

El 25 de julio del mismo año, en España, se encontraron 513 kilos de cocaína en una exportación de piñas peruanas que provenían de almacenes Licsa.

En 2009, cuando Begazo e Ynaba crearon Limasa, incorporaron como socio a Kenji Fujimori.

En los casos mencionados, la Fiscalía no pudo probar la complicidad de Begazo e Ynaba en los despachos de droga que salieron de Licsa, pero al encontrarse droga en la nueva compañía de los socios de Kenji Fujimori, se encendieron las señales de alerta y las autoridades decidieron investigarlos otra vez.

TUVO QUE ADMITIRLO

Al descubrirse que Kenji Fujimori era accionista del almacén, se descubrió que no había declarado en su hoja de vida presentada al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ser accionista de esa empresa.

Fujimori alegó que había vendido sus acciones al fujimorista Miguel Ramírez, pero ante las evidencias tuvo que admitir que aún era dueño de 21% de las acciones. Kenji le mintió al JNE y ante las investigaciones adujo que todo era una campaña contra el indulto a su padre.

A la Policía antidrogas le llamó la atención el incremento del capital de esa empresa en tan corto tiempo. Limasa inició sus actividades el 12 de agosto de 2009 con un capital de 14 mil dólares. El 2 de noviembre del mismo año, el capital aumentó a 110 mil dólares.

El 30 de diciembre de 2010, se elevó el capital a 381 mil 238 dólares. El 28 de junio de 2012 subió a 544 mil 626 y para el 22 de noviembre de ese año ya tenían un capital de 1 millón 100 mil dólares.

Participantes en la investigación sostienen que es insólito tal incremento de capital y expresaron sospechas de que podría estar vinculado a una operación de lavado de dinero. En la declaración jurada que presentó ante el JNE, Kenji Fujimori afirmó que su ingreso mensual era de 4 mil dólares.

¿DE DÓNDE SALÍA?

Dinero que llegaba a Keiko y Kenji

El exdictador Alberto Fujimori dijo que para financiar los estudios de Kenji en Kansas, en 1998 vendió un inmueble y le giró a su hijo un cheque por 83 mil 687 dólares. Sin embargo, luego se comprobó que ese dinero lo depositó en una cuenta en la sucursal de Panamá del Banco do Brasil a nombre de su tío Víctor Aritomi Shinto, quien está prófugo pero la próxima semana será citado para un juicio oral por la desviación de la ropa donada de Japón.

En 2006, cuando Keiko Fujimori postuló al Congreso, recibió 10 mil dólares como donativo de las hermanas Ana y Mariana Martínez Moreno, hijas del empresario pesquero Eudocio Martínez Torres, quienes el 2000 fueron encarceladas.

La propia Keiko Fujimori reconoció que intercedió por las hermanas Martínez ante su padre –cuando era presidente– para que las dejara en libertad. En 2000 Fujimori usó la figura del indulto para excarcelarlas y el año 2002, el Congreso determinó que la acción de Fujimori fue ilegal.

“VATICANO”

Montesinos cobraba a traficantes

El 16 de agosto de 1996, el narcotraficante Demetrio Chávez Peñaherrera, “Vaticano”, declaró ante un tribunal que le pagaba 50 mil dólares mensuales al asesor de inteligencia de Fujimori, Vladimiro Montesinos, para que lo dejara despachar vuelos de cocaína en Campanila.

El 1 de abril de 1999 la policía incautó 2.3 toneladas de cocaína de la organización Los Camellos, liderada por el panameño residente en Lima, Boris Foguel y Suengas, quien confesó que le pagaba sobornos de 100 mil dólares a Montesinos para trasladar la cocaína en helicópteros del Ejército.

Henry Campos

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital