Narcoterroristas

Expertos en temas de narcotráfico manifestaron ayer que el gobierno debe poner mayor énfasis en la lucha contra el narcotráfico, al comentar las declaraciones del exjefe de Devida Ricardo Soberón, quien dijo que Puno puede convertirse en una nueva zona de operaciones de los narcoterroristas que actúan en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae) y desde abril pasado en la Convención, para tener control sobre la ruta de salida de la droga hacia Brasil y Bolivia.

Por Diario La Primera | 20 jun 2012 |    
Narcoterroristas
Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos (CIDDH)
No solo Puno está en la mira de la droga, dicen analistas

Más datos

LA CONEXIÓN CHAPARE

Pedro Yaranga indicó que otro de los elementos que podría explicar el incremento del narcotráfico en Puno es la relación comercial que tiene con el valle del Chapare en Bolivia, donde opera el cártel mexicano de Sinaloa.

El experto Pedro Yaranga indicó que la lucha contra el narcotráfico debe ser frontal y esto aún no se percibe, aunque indicó que diversos voceros del gobierno señalan que el Ejecutivo está aplicando una estrategia clara, sobre todo, en las intervenciones de los insumos químicos.

“En el caso del Vrae, el Ejército estuvo haciendo algún control y con el apoyo de algunas instituciones hizo algunas intervenciones a los grifos clandestinos, pero finalmente todos esos grifos terminaron legalizándose, ahora todos tienen su autorización legal”, dijo.

Según Yaranga, las declaraciones de Soberón tienen mucho asidero, ya que existen datos en el mismo sentido. Recordó que en el Chapare, Bolivia, opera el cártel mexicano de Sinaloa, a lo que agregó el crecimiento de las plantaciones de hoja de coca en Puno, en 9.5%.

A su vez, el analista Carlos Tapia coincidió con Soberón e indicó que Puno no solo se ha convertido en un lugar de tránsito importante para el traslado de la cocaína hacia Brasil y Bolivia, sino que, además, posee lugares de selva alta como Sandia en donde los cultivos de coca han aumentado.

“En el Perú antes solo se producía pasta básica de cocaína, pero desde que los cárteles mexicanos están acá la pasta básica es transformada en clorhidrato de cocaína, todo esto tiene que ver con la debilidad de una estrategia equivocada que se aplica desde que salió Ricardo Soberón; la interdicción es mala ya que solo se logra decomisar el 1% o 2 % y en el control de insumos no se llega ni siquiera al 6% u 8 %”, señaló.

El consultor Jaime Antezana indicó a LA PRIMERA que aparte de Puno existen dos lugares que podrían convertirse en zonas de expansión de los narcoterroristas del Vrae, como Loreto y Oxapampa.


Ramiro Angulo M.
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.