Morales sí estuvo en Plan Cóndor

El congresista Javier Diez Canseco desmintió ayer al exdictador Francisco Morales Bermúdez, al afirmar que su régimen sí participó, al menos en sus últimos años, en el Plan Cóndor, y señaló que la Cancillería y el Poder Judicial peruano no deben truncar el proceso al exgobernante en Argentina, donde el juez Norberto Oyarbide pidió la extradición del exdictador por el caso de 13 ciudadanos peruanos secuestrados y entregados al ejército argentino en 1978.

Por Diario La Primera | 04 feb 2012 |    
Morales sí estuvo en Plan Cóndor
Congresista Diez Canseco afirma que Cancillería y el Poder Judicial deben facilitar proceso a Francisco Morales Bermúdez y pide esclarecimiento.

Más datos

Plan Cóndor

Es el nombre con el que es conocido el plan de coordinación de operaciones entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América. Miembros activos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay. Miembros esporádicos Colombia, Perú, Venezuela, en coordinación con la CIA, EE.UU., llevada a cabo en las décadas de 1970 y 1980. El Plan Cóndor se constituyó en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado que instrumentó el asesinato y desaparición de decenas de miles de opositores a las mencionadas dictaduras, la mayoría de ellos pertenecientes a movimientos de la izquierda política.

El legislador de Gana Perú aconsejó al Poder Judicial y a la Cancillería “buscar mecanismos para que el proceso no se trunque, y que no se impida el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la justicia”, y que encaren “una situación que no debe ser pasada por alto, porque fue grave y delicada”.

Recomendó que Morales Bermúdez “puede ser interrogado aquí como ocurrió con nosotros”, al recordar que un juez argentino vino a Lima a entrevistarse con quienes fueron detenidos y enviados a Argentina en 1978, y señaló que en el encuentro también participaron representantes del Poder Judicial peruano.

Diez Canseco recordó que fue uno de los secuestrados en 1978, y que él y los otros 12 expatriados fueron entregados en la ciudad de Jujuy a las fuerzas armadas argentinas “indocumentados y sin ningún informe a nuestras familias”.

Indicó que gracias a que un diario jujeño publicara una fotografía de la extraña presencia de un avión peruano en esta ciudad, pudieron ser liberados. “Estuvimos en celdas de aislamiento, en manos del ejército argentino y de la policía política; eso realmente es serio y grave”, refirió el legislador.

Sostuvo que por eso “hay que dejar que la historia y la verdad se abran paso, es bien importante que estos temas sean investigados”, tras recordar el caso de un docente de la Universidad Católica y una madre de familia, ambos de nacionalidad argentina, que fueron desaparecidos en los últimos días del gobierno de Morales Bermúdez, tras ser secuestrados por agentes de Inteligencia argentinos apoyados por sus pares peruanos.

Sobre la avanzada edad de Morales Bermúdez, Diez Canseco dijo comprender que “tiene 90 años, pero también entiendo que aquellos que fueron secuestrados y asesinados perdieron la vida, y que sus familiares sufrieron ferozmente”.

Javier Diez Canseco afirmó que existen documentos desclasificados de la CIA y cables revelados por Wikileaks que dan cuenta “de los vínculos de la fase final del gobierno militar peruano” con ese proceso.

MORALES BERMÚDEZ HABLA DE “PERSECUCIÓN POLÍTICA”
Dice que se somete a justicia
El exdictador Francisco Morales Bermúdez se declaró dispuesto a someterse a la justicia peruana para que investigue la denuncia de que su régimen (1975-80) entregó al régimen militar argentino a 13 opositores, con grave riesgo para sus vidas, y aseguró que no tiene “nada que ocultar”.

“Yo me someto totalmente a la justicia peruana. Estas cosas no tienen por qué juzgarse en países extranjeros”, precisó ante la orden para su captura y extradición dictada en su contra por un juez argentino.

Consideró que la citada orden del juez argentino Norberto Oyarbide, constituye una forma persecución política y negó que su gobierno fuera parte del Plan Cóndor. “Yo sospecho que es una especie de diatriba política, de persecución política, a una persona que pudo haber tenido muchos defectos, incluso en el gobierno, pero un hombre que ha tenido una vida de honestidad grande”, dijo en diálogo con RPP.

“TRANSICIÓN”
“Yo no tengo casa propia. He sido cinco años jefe de Estado, he sido ministro de Economía. He tenido los puestos más altos en el Ejército y el auto que me acompaña tiene 16-17 años. Ese es Francisco Morales Bermúdez”, continuó.

Sobre la entrega de 13 ciudadanos peruanos al ejército argentino en 1978, el exgobernante de facto afirmó que “estábamos en un proceso de transición a la democracia, muy difícil. Era un proceso llevado en forma muy firme. Había un grupo de izquierda radical que comenzó a manejar ciertas situaciones que dificultaban el proceso”.

“El gobierno tomó la decisión de extraditarlos del país y esas fueron las circunstancias en que llegaron a Argentina. Esto no tiene nada que hacer con el Plan Cóndor”, dijo Morales Bermúdez en su defensa.

RONALD GAMARRA
Hay serios indicios que lo culpan

El abogado Ronald Gamarra consideró que hay serios indicios que el gobierno del exdictador Francisco Morales Bermúdez colaboró con el Plan Cóndor, un mecanismos de coordinación represiva de dictaduras de América del Sur, ligada a la CIA (órgano de inteligencia de los Estados Unidos), que cometió crímenes de lesa humanidad.

Gamarra mencionó como ejemplo la captura en 1980 de ciudadanos argentinos acusados de subversión, quienes fueron entregados a las fuerzas armadas de ese país por la frontera con Bolivia y fueron asesinados.

“Esas son las circunstancias que llevan a determinar a uno que el Perú sí tuvo una vinculación con el Plan Cóndor... Es impensable sostener que Morales Bermúdez no conocía de todos estos hechos”, sostuvo.


Víctor Liza Jaramillo
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.