MNI rechaza falsedad de candidata PPC

Las acusaciones de condescendencia con el terrorismo que lanzara la candidata Lourdes Flores contra la izquierda peruana, fueron respondidas con sarcasmo por el dirigente del Movimiento Nueva Izquierda (MNI), Yomar Meléndez, quien las calificó como acusaciones de una perdedora.

Por Diario La Primera | 29 set 2010 |    

Meléndez afirmó a LA PRIMERA que si hubo alguna organización política que defendió los espacios democráticos y se enfrentó al terrorismo en las universidades, en los sindicatos y en los organismos sociales, esa fue la izquierda, que pagó un alto precio con la vida de sus militantes, entre ellas las de María Elena Moyano.

En cambio, dijo Meléndez, quienes carecieron de coraje para enfrentar con firmeza al terrorismo fueron los pepecistas, un partido que sólo existe en algunas partes de Lima y que es una maquinaria electoral, que sólo se activa cuando hay elecciones.

“Dónde estuvo el PPC en los años de auge del terrorismo, acaso estuvo en la defensa de los sindicatos y de las organizaciones sociales. Lo cierto es que se escondió. Fue la izquierda en sus distintas versiones la que asumió su defensa”, explicó.

El dirigente izquierdista dijo que las declaraciones de Flores obedecen a su desesperación por su inminente derrota electoral y son reacciones anticipadas de una perdedora.

La candidata pepecista acusó a la izquierda de no haber tenido el coraje de enfrentar con firmeza el radicalismo terrorista que trajo al país el atraso.

A su vez, el ex secretario general del Sutep, Nilver López, rechazó el apelativo de “violentistas” que le endilgó Flores y le recordó que los maestros no sólo lucharon por recuperar la democracia, sino contra las dictaduras de Morales Bermúdez y la de Fujimori y Montesinos. También respondió a las imputaciones que responsabilizan al Sutep del mal estado de la educación en el país.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.